Gerardo Mejía Granados,de la PGR Quintana Roo un explotador y negrero

en Actualidad

    PGR Quintana Roo ,esclaviza a sus trabajadores ,explotación laborar inhumana

Gerardo Mejía Granados

Por Pedro Canché

En los pasillos de la Procuraduría General de la República se le conoce a la institución como “La madre que se come a sus hijos”, es un dicho  cruel pero cierto y más aún en la Delegación del Estado de Quintana Roo al mando actualmente de Gerardo Mejía Granados, protegido y puesto como delegado en esta plaza por el Subprocurador de Control Regional Gilberto Higuera Bernal desde el pasado mes de septiembre bajo la consigna “te doy tres meses para que des resultados y te quedas como delegado”.

No es un secreto en el Estado que la PGR va de mal en peor y para prueba los escándalos bajo los cuales despidieron a la anterior delegada Aurora Mora Morales y ahora la tiranía de Mejía Granados, acusado de extorsionar a empresas como LALA en el norte del país y por eso lo movieron a nuestro sur.

la Procuraduría General de la República le corresponde la delicada tarea de investigar y representar en juicio a las víctimas de los delitos federales, debiendo cuidar en todo momento los derechos humanos, tomando juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución y las Leyes que de ella emanen, resultando que al interior de la institución es el primer lugar donde se violentan las leyes y los derechos de las personas que ahí trabajan, caso concreto los agentes del ministerio público.

Existen poco más de 65 agentes del Ministerio Público Federal en el Estado de Quintana Roo a quienes Gerardo Mejía Granados ha tomado prácticamente como rehenes con el afán de ser ratificado en su puesto como Delegado. Desde su llegada ignoró por completo las circulares internas donde se establece que el horario de servicio es de 09:00 a 21:00 con tres horas para comida horas de lunes a viernes. Primero les exigió que se redujeran a dos horas la comida, luego a una y actualmente la indicación es “pidan algo de comer pero no salgan”. Les exige que lleguen a las 8:00 de la mañana y si bien les vá los dejan salir entre 12:00 de la noche y 1:00 de la madrugada, al personal que se encuentra en Chetumal llevan una semana dándoles autorización de salir a las 3 o 4 de la madrugada exigiendo se presenten al día siguiente a las 7 de la mañana.

También se les obliga  a trabajar sábados, domingos hasta la media noche, en el pasado día feriado con motivo del día de muertos los obligaron a trabajar una jornada de 16 horas, siendo la delegación de Quintana Roo la UNICA en el país que no cumplió con la ley de otorgar el día. Desde su llegada Mejía Granados implementó “guardias nocturnas” a las que obliga a todos los ministerios públicos, ya sean hombres, mujeres, madres de familia, mujeres embarazadas, a trabajar de 9 de la noche a 9 de la mañana vigilándolos con cámaras de seguridad para que no duerman ni un instante, no obstante que no existe movimiento por las noches en la delegación y se les dá una hora para cambiarse de ropa y regresar a las 10.00 a trabajar hasta las 12.00 de la noche de manera corrida; es que acaba de anunciar que cancelará las vacaciones de navidad.

Cuando alguien se queja sobre esta sobre explotación laboral, recibe respuestas tales como: “¿para qué quieren dormir?”, “si no te gusta tu trabajo puedes renunciar” aprovechándose por completo de la necesidad de trabajo pues la mayoría son padres y madres de familia.

Una familia a la que definitivamente ya no ven, no atienden ni conviven. Los daños a la salud no se han hecho esperar, enfermedades, baja de defensas, amenazas de aborto, desmayos, falta de concentración, falta de apetito resultando en un bajo rendimiento, desconcentración, interminables dolores de cabeza, trastornos de sueño, trastornos alimenticios y por supuesto un desánimo inevitable ante tales condiciones de abuso laboral y humano.

Si esto está sucediendo en apenas dos meses, ¿Qué pasará cuando ratifiquen como delegado a este tirano que no entiende que entre los derechos humanos que tiene que proteger también se encuentran los del  personal a su cargo,  “el buen juez por su casa empieza”. Las Leyes laborales también le aplican a la PGR señor Delegado y el descanso es parte del trabajo, el cual incide en el derecho humano a la salud.

Como ciudadanos y víctimas acudimos a PGR a exigir justicia, pero quien cuida a los que nos cuidan ? Un llamado a la Maestra Arely Goméz, Procuradora General,  que seguramente ignora lo que le pasa a su personal en nuestro golpeado Quintana Roo.

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Actualidad

Ir a Arriba