Por violencia de párroco a joven maya, arquidiócesis de Yucatán ofrece disculpa y cesa a religioso

en Actualidad

Arquidiócesis retira a presbítero Manuel Chuc

Paul Antoine Matos
La Jornada Maya

9 de diciembre, 2015

Casi a medianoche, la Arquidiócesis de Yucatán emitió un comunicado con motivo del video que circuló por las redes sociales desde el muro de Bernardo Caamal Itzá, y que en pocas horas se hizo viral, en el cual se aprecia al sacerdote Manuel Chuc Canté regañar y maltratar a una joven que celebraba sus 15 años en el municipio de Tahdziú, por no asistir a misa, según se logra traducir. Sobre el hecho, el documento firmado por el vocero Jorge Martínez indica:

“La Arquidiócesis de Yucatán ofrece una sincera disculpa pública a todos los que se han sentido ofendidos con este acontecimiento. De modo particular, el mismo párroco de Ntra. Sra. de la Asunción, a la que pertenece la comunidad de Tahdziú, personalmente ha pedido disculpas a la familia Balam Puc por el suceso.

CVwmhRxUkAA9LvD.jpg:large

El Pbro. Manuel Chuc, arrepentido por lo sucedido, ha solicitado retirarse de la parroquia y se le ha pedido participar en un retiro espiritual por tiempo indefinido”.

El hecho ha sido considerado indignante, ya que demuestra que en la Iglesia también existe la violencia contra las mujeres, manifestó Adelaida Salas Salazar, representante en Yucatán del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, quien declaró que “es inconcebible que un señor que predica la palabra de Dios haga esto. Es una adolescente y es violencia desde donde menos lo espera”.

Salas Salazar expuso que las dependencias estatales como el Instituto de la Equidad de Género de Yucatán (IEGY), a cargo de Alaine López Briceño; el Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya), con Rosario Cetina Amaya al frente, y la Subsecretaría de Desarrollo Social y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación, encabezada por Ana Aguilar Ruiz, o la Produraduría para la Defensa del Menor, aún no han expresado su postura ante el hecho.

El vocero de la Arquidiócesis, el padre Jorge Martínez, señaló que ésta se manifestará al respecto “hasta que se haya hecho la investigación, tras la cual se tomarán las medidas oportunas al respecto”. Aclaró que buscarán solución a la situación y resaltó la importancia de los mayahablantes para la Iglesia, ofreciéndoles misas en su idioma.

En el portal «Mayapolitikon», Medardo Balam, padre de la quinceañera, declara: « Tuvo suerte (el padre Chuc) que no sea yo un hombre de tragos, porque de estar bebido habría yo perdido el control y me hubiera abalanzado sobre él, que ganas no me faltaron pero tuve que controlarme». Por su parte, Angélica Puc, madre de la festejada, agregó: «Me dolió mucho en ese momento y me sigue doliendo todo lo que el sacerdote nos hizo ante la gente, porque no tenía por qué». En la nota se especifica que «por la misa de XV Años la familia de Maricela pagó 600 pesos a la parroquia».

La Jornada Maya solicitó entrevistar a las titulares de las dependencias referidas por Adelaida Salas. La oficina de comunicación social del IEGY indicó que le informarían a López Briceño de la solicitud, mas no la respondieron ayer; Cetina Amaya se encuentra de gira en Estados Unidos, y la subsecretaría prefirió evitar declarar, debido a que es un asunto que le compete a la Iglesia.

Salas Salazar expresó que las dependencias como el Indemaya y el IEGY cierran sus puertas a la atención, porque no se trabaja en la prevención, se carece de cifras y estadísticas debido a que no hay presupuesto para hacerlo. “Las mujeres estamos en el discurso pero no en el recurso”, manifestó.

Señaló que Cetina Amaya, durante su administración en el IEGY no logró avanzar en el combate a la violencia y que su sucesora, Alaine López, no cumple con el perfil.

Minerva Santamaría Hernández, representante del área de jóvenes de Mujeres Católicas por el Derecho a Decidir, indicó que el video habla de una Iglesia católica que como institución está atrasada en cuanto a las necesidades de los adolescentes, ya que no los considera sujetos capaces de decidir sobre su cuerpo.

Sobre la falta de posicionamiento por parte del gobierno del estado, señaló que es correcto dividir las situaciones entre política y religión, pero en el caso de un atentado contra una adolescente, el Estado debe tomar una postura.

Manifestó que las acciones del presbítero están en contra del mensaje principal de Jesús, que es el amor. “Es importante que los párrocos cambien la mirada de la sexualidad y el cuerpo y de regañar; es importante que la joven no se sienta mal por sus decisiones. Si quiso unas pestañas más largas está bien. No debe sentirse mal o vivir la decisión con culpa o remordimiento”, expresó.

509 total views, 1 views today

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Actualidad

Ir a Arriba