Quienes operaron el robo de Holbox ?

en Política
En su equipo el presta nombres de Félix González su "enemigo"
En su equipo el presta nombres de Félix González su “enemigo”

POR SERGIO CABALLERO  REPORTAJE ESPECIAL

CANCÚN, Q. Roo (apro).- Con terrenos de lo que fue el Instituto de Fomento a la Vivienda de Quintana Roo (Infovir), el exgobernador Félix González Canto negoció la adquisición de un lote de 60 hectáreas en la isla de Holbox a favor de su primo Jaime Zetina González.

En una de las historias sobre el despojo a los ejidatarios de Holbox por parte de Fernando Ponce García –propietario de Bepensa, embotellador de Coca-Cola en la Península de Yucatán– y su exyerno Ermilo Castilla Roche, así como Germán Ahumada Alduncin, del grupo ARA, el “pequeño propietario” José Padrón Rosado relata a Apro parte del entramado con el que empresarios yucatecos y políticos quintanarroenses pretenden apropiarse de uno de los últimos reductos ambientales del caribe mexicano.

image
Padrón Rosado –cuya parcela fue afectada con la dotación de terrenos para el ejido de Holbox y no recibió la indemización que por ley le corresponde– relata que cuando Quintana Roo era solo una hilera de pequeños puertos insulares, un predio de 60 hectáreas denominado Rancho Santa Rosa le fue adjudicado a su padre José Padrón Zetina el 3 de agosto de 1943, mediante título de terreno nacional.

Tras la muerte de su padre, dice, él recibió el terreno el 27 de febrero de 1981, como parte del juicio sucesorio intestamentario.

“Se me adjudicó mediante la escritura pública número 20, de fecha 27 de febrero de 1981, que contiene la protocolización del juicio sucesorio intestamentario a bienes de José Padrón Zetina y que se encuentra inscrita en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado de Quintana Roo bajo el número 704, tomo XXXI, sección primera, el 8 de mayo de 1981, el cual nunca ha sido declarado nulo por ninguna autoridad”, refiere en una de las demandas que ha presentado.

De acuerdo con Padrón Rosado, el ejido de Holbox fue creado en 1939, pero hasta el sexenio de Carlos Salinas de Gortari se determinó la dotación de terrenos. Sin embargo, hubo inconsistencias “de origen” en el proceso, pues se pretendía constituir el nuevo ejido con 8 mil 800 hectáreas, aunque la isla de Holbox solo tiene 5 mil.

Fue hasta el sexenio del exgobernador Joaquín Hendricks (1999-2005), hoy presidente del Consejo Político Nacional del PRI, cuando se determinó “regularizar” al ejido de Holbox.

Este proceso lo inició Gilberto Hendricks Díaz, hermano del exgobernador y entonces delegado de la Secretaria de la Reforma Agraria, asesorado por el empresario yucateco Alfonso de Jesús “El Mosco” Pereira Palomo.

El asunto no avanzó gran cosa. El tiempo les ganó y los hermanos Hendricks se quedaron con las ganas de “regularizar” Holbox, cuenta Padrón Rosado.

El gobernador Félix González Canto continuó lo iniciado por su antecesor, y en el primer año de su administración, en 2005, emprendió la regularización “total” del ejido de Holbox ante las autoridades federales.

La directiva ejidal aceptó que el proceso quedara a cargo de Fernando Ponce García, el dueño de Bepensa, que ya tenía en mente un megadesarrollo turístico denominado “La Ensenada”, a lo largo de casi toda la isla de Holbox.

En asamblea los ejidatarios dieron su aval para que fuera su “gestor” ante las autoridades agrarias con el fin de definir, de una vez por todas, la dotación de tierras para Holbox.

“Ponce García realizó todos los trámites. Se definió la extensión del ejido, tituló y subdividió”, precisa el pequeño propietario, y subraya que el primer plano del ejido de Holbox “es el que se obtuvo de las ‘gestiones’ de Ponce García”.

Pero no solo Ponce salió ganando, su exyerno Ermilo Castilla y grupo Ara obtuvieron terrenos del ejido “regularizado”.

En su equipo el prestanombre de su "enemigo" Félix González
Además, uno de los beneficiados con la dotación acordada por Ponce y la directiva ejidal fue Jaime Zetina González, primo del exgobernador Félix González. Y los terrenos otorgados a éste correspondían al predio reclamado por Padrón Rosado, quien inició nuevos procesos legales por el “despojo” cometido ahora por Zetina González en complicidad con el ejido.

“Tengo todos los documentos para ganarle al ejido”, subraya. Y revela que “un común” le hizo una oferta para reunirse con el entonces gobernador Félix González para resolver “el problema”.

La reunión se celebró “en abril o mayo” de 2010, cuando González Canto se enfilaba para dejar el cargo y estaba en todo su apogeo el proceso electoral, con el priista Roberto Borge y el entonces perredista Gregorio “Greg” Sánchez como principales protagonistas en busca de la gubernatura.

“Fui a Cozumel, a su casa. Ahí me llevó a un rincón en donde me dijo: ‘Aquí no oye nadie’. Aunque me pudo pegar un tiro y nadie lo habría sabido tampoco”.

El holboxeño aceptó un trato y Félix González de inmediato lo condicionó a firmar en ese mismo momento.

“Le ofrecí ‘cambiar mis canicas por tus canicas’”, precisa José Padrón. Y una vez acordada la permuta empezaron a llegar, como de la nada, funcionarios del gabinete estatal para hacer el papeleo.

José Padrón terminó a bordo de una Suburban escoltada por otra. Ambas unidades, dice, iban repletas de funcionarios con destino a Chetumal, la capital del estado, donde llegaron a la oficina central del Infovir.

En esta oficina, relata, recibiría “las canicas” que le prometió González Canto como parte de la permuta en la que cedió sus terrenos en Holbox al primo del gobernador.

Pero estas “canicas” eran terrenos del gobierno del estado administrados por Infovir en diferentes puntos, incluido Bacalar, otro de los paraísos aún desconocidos en Quintana Roo.

Sostiene que en la permuta no hubo efectivo adicional. “Quizá lo de los productos y derechos, pero fue todo en papel, pero de última hora se frustró la permuta porque una funcionaria de Infovir desacató la orden de su jefe, el gobernador.

“No me dijo gran cosa. Nada más que no lo iba a hacer y punto, y que me regresara”.

Casi seis años después José Padrón Rosado contactó a los activistas de derechos humanos Leonardo Kumul y Raúl Fernández, que atienden casos de abusos de autoridad del gobierno estatal y de ayuntamientos.

Por lo pronto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) le dio entrada a la queja del pequeño propietario enfrentado al primo del exgobernador Félix González Canto.

1,021 total views, 1 views today

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Política

Ir a Arriba