Despojos en predios de Tulum…quien tiene la razón?

en Actualidad

TULUM, MX.- Bajo argucias legaloides, los grupos regiomontanos, Schiavon Magaña y Garza Ponce, encabezados por los hijos de una primera generación familiar que adquirió vía fraude un predio de 49 hectáreas a la que denominaron Punta Piedra en Tulum, a través de una escritura ilegal, iniciaron una nueva arremetida para tratar de despojar a ejidatarios y a unos 40 hoteleros asentados en esta franja turística cuyo valor de las tierras supera los 100 millones de dólares.image

LÍNEA DE TIEMPO
-1950.Antonio González Avilés. adquiere durante el gobierno de Miguel Alemán 49 hectáreas en Tulum colindantes con el mar Caribe obteniendo un título de información a perpetuo del gobierno federal.
-1973.- El gobierno de Luís Echeverría Álvarez, expropia el predio para crear un Nuevo Centro de Población Ejidal denominado Ejido José María Pino Suárez.
*Antonio González acepta la expropiación y se hace ejidatario.
-1974. El 19 de noviembre. Martha Chávez, inscriben el decreto de expropiación en el Registro Público de la Propiedad


-1975.-Antonio González entrega a Martha Chávez directora de Nuevos Centros de Población Ejidal de la SRA la escritura o titulo a perpetuo del predio de las 49 hectáreas que adquirió al gobierno federal y que fue afectado por la expropiación y el Nuevo Centro de Población de Tulum, el cual en complicidad inscriben ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado.
-1975.-El 3 de julio. Crean un fideicomiso ilegal con el título a perpetuo de las 49 hectáreas y venden posteriormente a Esteban Eschiavon Magaña y José María Garza Ponce, mediante lo cual subdividen el terreno en 10 y luego en 13 predios. Al intentar tomar la propiedad se percataron que esta estaba en manos de los ejidatarios debido a la expropiación y la creación de ese centro de población ejidal.
-1976. El 6 de agosto se cancela de Fideicomiso y la fraudulenta venta de estos terrenos nacionales queda sin validez.
-En 1993 Durante el gobierno de Mario Villanueva Madrid, resurge el conflicto de Punta Piedra, con invasiones violentas, desalojos e incluso ejidatarios procesos por la venta ilegal de terrenos.
-En 1995.Los Eschiavon Magaña y Garza Ponce, demanda por despojo a ejidatarios y con el apoyo del gobierno de Mario Villanueva, policías y judiciales al mando del entonces procurador José de Jesús Peyrefitte Cupido, golpean detienen y encarcelan a hombres y mujeres.
-1997.-Hombres y mujeres del ejido Pino Suárez son liberados un año y medio después al comprobarse que no hubo despojo.
-2002.-Los Schiavon Magaña arremeten de nuevo y mediante triquiñuelas coludidos con la JLCA y la CTC intentan apoderar se un grupo de hoteles en Tulum bajo el argumento que estaban en su propiedad, fracasando en el intento..
-2009. En diciembre de este año, los Garza Ponce, se apoderan el hotel “El Ocho”, luego de obtener la firma de un contrato de arrendamiento de una persona que había vendido el hotel y de esta forma ganar un juicio.
-2010. Los Garza Ponce amenazan con apoderarse ilegalmente de otros 12 hoteles asentados en la franja costera en disputa.

La feroz disputa por tierras acumula ya 17 años de enfrentamientos, litigios, despojos, violentas invasiones, desalojos y encarcelamientos de ejidatarios en Punta Piedra, tierra ubicada en la franja costera de Tulum.
Desde 1993, en los tiempos de Mario Villanueva Madrid, a la fecha Punta Piedra ha sido escenario de una lucha encarnizada que incluso ha costado vidas y aunque ha caído en tregua varias veces, nuevamente los grupos regiomontanos intentan por diversa vías apropiarse de lo que por ley no les pertenece.
El antecedente a la “guerra”
Corrían los años 50, durante el gobierno de Miguel Alemán Valdés (1946-1952), cuando, Antonio González Avilés se apoderó de un terreno en las márgenes del mar Caribe en la zona de Tulum, mismo que posteriormente adquirió a la federación y mediante el cual obtuvo un título de información a perpetuo por parte del gobierno federal.
Más tarde, en el siguiente sexenio, el gobierno de Luís Echeverría Álvarez expropió en 1973 esta propiedad para crear un Nuevo Centro de Población Ejidal, al que denominó Ejido José María Pino Suárez.
Antonio González Avilés no tuvo más que aceptar el decreto de expropiación y a cambio le otorgaron otras hectáreas tierra adentro hacia la laguna Pino Suárez con lo que se convirtió en ejidatario.
El origen del fraude
Unos 23 meses después de la expropiación, en 1975 Antonio Avilés entregó a Martha Chávez directora de Nuevos Centros de Población Ejidal de la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) la escritura original del predio, o sea el título de información a perpetuo de las 49 hectáreas que obtuvo del gobierno federal y que fue afectado por la expropiación y el Nuevo Centro de Población Ejidal de Tulum.
De manera fraudulenta ambos lo inscriben el 3 de julio de 1975 ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio del Estado y los subdividen con fines lucrativos.
Para ello, crearon un Fideicomiso ilegal con el titulo a perpetuo original de las 49 hectáreas y procedieron a venderlas a Esteban Eschiavon Magaña y José María Garza Ponce, fraudolenta venta que finalmente es el origen de todas las batallas que se han librado en esta zona.
En agosto de 1976 se cancela el citado Fideicomiso y la venta del predio queda sin validéz.
Nace Punta Piedra
Aquí con la venta de las 49 hectáreas que colindaban con el mar Caribe, se procedió a la subdivisión del terreno en 10 predios y luego en 13 predios con los cuales nace “Punta Piedra”, con la firme intención cubrir o borrar la tierra expropiada en esa franja costera.
Cuando los Schiavon Magaña y Garza Ponce sobrevolaron el predio en venta estuvieron de acuerdo en la compra de la presunta propiedad de Antonio Avilés, sin embargo cuando intenta tomar posesión se dan cuanta que toda esa zona estaba ocupada por ejidatarios a quienes el gobierno federal les había asignado la tierra para conformar el nuevo centro de población.
Los jefes de estas dos dinastías, admitieron su error, que habían comprado un fraude, que el título de propiedad de esta tierra había sido expropiado y habían perdido su inversión.
Surge el conflicto
Cuando los hijos de estas dos familias crecen, sacan las escrituras del archivo y deciden recuperar los predios.
Es en 1993 durante el gobierno de Mario Villanueva Madrid, resurge el conflicto de Punta Piedra, con invasiones violentas, desalojos e incluso ejidatarios procesados por la venta ilegal de terrenos.
Bajos condiciones favorables en 1995, los hijos de los Schiavon Magaña y de los Garza Ponce, declaran la guerra a ejidatarios de Pino Suárez y los demandan por despojo.
Con el evidente apoyo del gobierno de Mario Villanueva, policías y judiciales al mando del entonces procurador José de Jesús Peyrefitte Cupido, golpean detienen y encarcelan a hombres y mujeres que tenían la posesión de la tierra.
Año y medio después, hombres y mujeres del ejido Pino Suárez fueron liberados al comprobarse legalmente que no hubo despojo.
En diciembre del 2002, los regiomontanos arremeten de nuevo, compran al titular de la Junta de Conciliación y Arbitraje para que en una operación en la que se coluden también con Pascual de la Cruz, dirigente de la CTC y de la Federación de Organizaciones Obreras de Quintana Roo(Fooqroo), para emplazar a huelga a varios hoteles de la franja costera en disputa y reconocer en la demanda como administrador único de estos Mauricio Esteban Schiavon Magaña.
Es decir la JLCA y la CTC le dieron personalidad jurídica y argumentos a Schiavon Magaña para proceder contra los hoteles, bares y restaurantes de la zona, presuntamente asentados en su propiedad, como son el Restaurant Bar Hotel Paduz, Restauran Ballenas, hotel Tita Tulum Cabañas Campestre, Cabañas Shiva, La Dolce Vita, La Nueva Vida de Ramiro y Q.R.R, entre otros.
Por otra parte la familia Garza Ponce llegó y se apoderó al hotel “El Ocho” a través de un madruguete lanzado a hoteleros.
Las hostilidades se reiniciaron con estos dos frentes de batallas, en la que los regiomontanos intentaron que los hoteleros y propietarios de la franja costera de Punta Piedra, les firmaran un contrato de arrendamiento para posteriormente en un juicio despojarlos de la propiedad.
Solo uno de ello, cometió el error y mediante un juicio llevado en Monterrey y por orden de un juez de esa demarcación procedieron a desalojar con todo y turistas el hotel “El Ocho” apenas el pasado mes de diciembre de 2009.image
Esta nueva disputa provoco, la intervención del gobierno de Joaquín Hendricks Díaz, con lo que las cosas volvieron a la tranquilidad, una vez revisado y confirmado que en el Registro Público de la Propiedad de Quintana Roo las familias Schiavon Magaña y Garza Ponce, no tenían ninguna tierra o propiedad inscrita.
Con el antecedente de lo que ocurrió en el hotel “El Ocho”, nuevamente los regios buscan ahora en el 2010, reiniciar la guerra y despojar a otros 12 hoteleros a quienes aseguran también les firmaron un contrato de arrendamiento, lo cual niegan propietarios de la franja costera en disputa.
Ante esta nueva arremetida, el empresario y presidente de la organización Guardianes de Tulum, Roberto Palazuelos, señaló que se debe atento a cualquier intentona de los grupos regiomontanos, ya que hay pruebas contundentes que no tienen ninguna propiedad en la zona, que los terrenos son del Ejido y quieren apropiar de un terreno sobre el que hay asentados ya unos 40 hoteles, 70 por ciento de ellos sobre los predios que pelean con escrituras falsas. (Fuente: diario Quequi)

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*