Así protegió Paul Carrillo al Quequi; rehusó fuerza pública para proceso de embargo

en Política

Por Enrique Huerta

 Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública municipal –subordinados al presidente municipal de Benito Juárez, Paul Carrillo– se negaron a intervenir en el proceso de entrega de una diligencia de embargo, ordenada por un juez, al diario Quequi, tras perder tres demandas de daño moral interpuestas por Eustacio Ordaz Paredes.

“En virtud de que la policía municipal no intervino, porque no se solicitó a tiempo, para la próxima vez recurriremos a la Gendarmería”, explicó el perito médico en asuntos jurídicos.

Y continuó: “Usted sabe que este periódico está protegido por el gobierno del estado, está super protegido, es más, fue el que usó para atacar al nuevo gobernador (Carlos Joaquín González). Lo uso a diestra y siniestra para decirle hasta lo que no al ciudadano electo gobernador. Lo que se les ocurrió, le dijeron. Éstos son sicarios”.

A mediodía del viernes se presentó el señor arriba mencionado y un equipo de abogados en las instalaciones de dicho periódico, acompañados de una funcionaria del Juzgado Primero Civil para entregar dicho documento. Sin embargo, se toparon con las rejas cerradas y con dos presuntos abogados del diario –quienes no se acreditaron– y de tres elementos de seguridad privada, quienes les negaron el paso.

Tras las rejas, en lo que vendría siendo el interior de las instalaciones de dicho diario, los abogados explicaban a la funcionaria que no podían recibir dichos documentos, debido a que el lote que indicaba donde se entregaría una diligencia de embargo.

Y es que el documento señalaba que debía entregarse en el lote 25, mientras que las instalaciones del Quequi cuentan con dos lotes que indican que son el 8 y el 10, por lo que indicaron que no podían recibir dicho aviso.

-Parece una argucia legaloide- se le preguntó

-Sí, sin duda. Digo que estamos con delincuentes. Estos señores son delincuentes, nos queda claro a todo el estado de Quintana Roo- respondió Ordaz Paredes.

-¿Qué sigue después de esto?

-Posiblemente una denuncia penal por ese manejo turbio y sucio que están haciendo.

-¿Solicitará la fuerza pública otra vez?

-Sí, sin duda- respondió Eustacio Ordaz, quien aseguró que no sabe cuándo volverán, ahora sí con la fuerza pública, porque eso depende del  “tiempo que tengan los juzgados”.

Quequi 2

El estira y afloja argumental de la funcionaria y de los trabajadores del diario siguió más de una hora y media, ya que estos últimos señalaban que contaban con un documento que los amparaban de cualquier embargo.

“El amparo que presentaron los abogados del Quequi fue nada más con el efecto para que no los desposeyeran del inmueble, del edificio, nada más, en ese aspecto, mas no para la diligencia de embargo que estaba programada para hoy. Eso es todo. No podían realizarnos que no se realizara porque no se pueden amparar por algo que no ha sucedido todavía, que es el embargo, que son cosas muy diferentes. Eso es lo que quiero que quede claro”, explicó el abogado Javier Navarrete, quien forma parte del equipo legal que asesora a Ordaz Paredes.

Esta entrega de diligencia de embargo se dio entre duelo de cámaras. Mientras el equipo de Noticias Pedro Canché grababa el incidente, salió un empleado del diario y comenzó a grabar a quienes estaban el otro lado de la reja que separaba las instalaciones del periódico propiedad de José “Pepe” Gómez, y la calle.

Eustacio Ordaz explicó que ganó tres demandas por daño civil al Quequi por daño moral. Cada una de éstas por un millón de pesos y, aseguró, que todavía faltan más, pues interpuso otras 12 demandas en contra de este diario.

Mientras tanto, aseguró Ordaz: “(“Pepe” Gómez) está condenado al pago de 3 millones de pesos; un millón por cada demanda y son tres demandas”.

Y detalló que: “En todas estas demandas (12) estamos pidiendo una cantidad millonaria, que con todos sus bienes, no las paga. Le explico: en un caso mío estoy demandando un millón de pesos por cada periodicazo, y en este sentido estoy demandando: un millón de pesos como médico cirujano, un millón de pesos como médico anestesiólogo, un millón de pesos como perito médico cirujano, un millón de pesos como perito médico anestesiólogo, un millón de pesos como licenciado en Derecho, un millón de pesos como máster en Derecho Penal. Entonces, si usted le suma, estamos hablando como 70 u 80 millones de pesos. Entonces yo no sé cómo los va a pagar”.

Eustacio Ordaz OK

El origen del pleito

 El denunciante en contra del diario Quequi, Eustacio Ordaz, señaló que los periodicazos salieron en 2012 y que continuaron hasta 2014, para sumar 70 periodicazos.

“Eran tres periodicazos a la semana, firmados por ‘El Chafirete’; eran los lunes, los miércoles y los viernes”.

Añadió que interpuso dicha denuncia a partir del año en el cual comenzaron los presuntos ataques, mientras que ayer interpuso una última denuncia.

“Los señores me echaron 70 periodicazos; en varios de ellos usaron mi fotografía”.

Señaló que dentro de las demandas contra el periódico propiedad de José “Pepe” Gómez, se encuentran el uso de su imagen sin autorización expresada.

Ahora, el equipo que representan a Ordaz aseguró que investigaran la dirección de las instalaciones del Quequi en el Registro Público de la Propiedad y de Comercio, ya que ahí vienen las direcciones o en Catastro, para averiguar la verdadera dirección del Quequi.

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*