Obama cancela reunión con presidente de Filipinas tras ser insultado

en Actualidad

Washington. Barack Obama canceló una reunión con su par de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció este lunes la Casa Blanca después de que el mandatario asiático insultara al presidente de Estados Unidos.

“El presidente Obama no sostendrá un encuentro bilateral con el presidente Duterte”, indicó Ned Price, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, al dar a conocer en cambio que el mandatario estadunidense se reunirá con su contraparte de Corea del Sur, Park Geun-Hye.

Obama tenía previsto encontrarse con Duterte este martes en el marco de la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que se celebrará en Laos.

Sin embargo, este lunes, antes de partir hacia Vientián, Duterte calificó a Obama de “hijo de puta”, luego de enfurecer por advertencias de que podría exponerse a cuestionamientos del presidente estadunidense por supuestos crímenes de guerra en Filipinas en el marco de su ofensiva contra el narcotráfico.

“Debes ser respetuoso. Y no sólo lanzar preguntas y comunicados. Hijo de puta, te voy a maldecir en ese foro”, dijo Duterte en una conferencia de prensa.

Cifras oficiales difundidas el domingo señalan que desde que Duterte llegó al poder, el 30 de junio pasado, unas 2 mil 400 personas murieron en operativos antidrogas de la policía.

La relación entre estos dos antiguos aliados se ha desplomado de manera sorpresiva tras la serie de insultos proferidos por Duterte.

El presidente de Filipinas antes también había calificado al embajador de Estados Unidos en Manila como “hijo de puta” -una expresión que suele utilizar- y criticado a Estados Unidos por su propio historial de asesinatos policíacos.

El conflicto entre Estados Unidos y Filipinas se produce en un momento crucial para la región, con el gobierno chino tratando de tomar el control sobre el impugnado mar meridional de China.

Tras el anuncio de la cancelación, el presidente de Filipinas lamentó públicamente que sus comentarios fueran considerados “un ataque” contra el primer mandatario estadunidense.

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*