Ganó la alcaldía de Felipe Carrillo Puerto la persona, no el PRI: Paoly Perera

en Política

Por Enrique Huerta

 La joven presidenta municipal de Felipe Carrillo Puerto, Paoly Perera Maldonado, está consciente de que ganó los comicios contra todo pronóstico y que parte de su victoria se debe al arraigo que sus padres tienen en la comunidad. Incluso se atreve a asegurar que, en su caso, la persona sed impuso y no el denostado PRI, encabezado por el gobernador Roberto Borge, ese que perdió la gubernatura el pasado 5 de julio.

-¿Entonces en tu caso, la persona se impuso al partido?

-Yo creo que sí, que la gente se fue más por eso que quizás por su deseo de tener a otro partido en el poder.

Y es que el arraigo de su familia en la comunidad no sólo se debe a que lleva viviendo en Felipe Carrillo Puerto la mayor parte de sus 29 años de edad -sólo emigró para ir a la Universidad Autónoma de Yucatán para estudiar la carrera de Contabilidad Pública-, sino que sus padres, también nacidos en este municipio, son reconocidos por su labor como docentes en el CBTIS local.

Durante la entrevista, Paoly Perera se ve tímida y hasta cierto punto nerviosa. Su camisa verde contrasta con el rojo reflejado por la luz que se estrella en las cortinas rojas y que iluminan el cuarto pintado de blanco con la tonalidad rojiza.

La próxima alcaldesa, nacida el 27 de noviembre de 1986, resalta la importancia de la educación en su vida y en su personalidad.

“Actualmente estoy finalizando la maestría en Innovación y Tecnología Educativa, porque para mí la educación es el motor fundamental para mover al mundo. Soy una mujer que le gusta capacitarse, que le gusta prepararse, que sabe que cada reto que tiene que enfrentar, lo hace con mucha valentía, pero también con mucho conocimiento”.

Esto no sólo se debe a las labores docentes de sus padres, sino porque ella misma fue profesora por dos años en el CBTIS 72 donde años antes había estudiado.

“(Tras la universidad) regresé a Felipe Carrillo Puerto, donde se me da la oportunidad de ser contralora municipal en esa administración -de Valfre Cetz Zen-, después se me da la oportunidad de ser subdelegada de la Secretaría de la Contraloría, aquí en el municipio, puesto al cual renuncio porque tenía la oportunidad de ingresar al CBTIS 72 como docente, en el área de Contabilidad, estuve ahí como maestra por dos años. Posteriormente participé en la administración saliente, de mi amigo Gabriel Carballo, donde tuve la oportunidad de ser tesorera municipal”.

-¿Cómo fueron tus primeros pasos en la política?

 -Pues es muy raro todo- contesta con sonrisa que parece recordar ciertos episodios que la alegran- Mi familia, mi papá, mi mamá, no son políticos; mi mamá, Elizabeth Maldonado, fue maestra muchos años en el CBTIS; mi papá, Pedro Pablo Perera, también fue docente del CBTIS 72. Realmente este gusto por la política surge durante mi estancia en la Contraloría municipal; vi una oportunidad en la política de servir a la gente y que, desde que entro a la política, lo hago haciendo labores sociales a través de una organización que me tocó presidir desde 2011, que es México Nuevo, organización en la que trabajamos con brigadas asistenciales, asesorías jurídicas, psicológicas y financieras.

Resalta que en 2012 creó una red empresarial en Felipe Carrillo Puerto que empezó con 10 empresas de diferentes giros comerciales. Al año siguiente se consolidaron 20 y hoy son cerca de 70 empresas participantes.

“Siempre me he distinguido por ser una mujer que le gusta buscar oportunidades para la gente. A estas empresas les damos promoción gratuita en todo el municipio, llevando las marcas a todas las comunidades. También damos asesorías y bajamos proyectos, ayudándoles en la gestión de sus proyectos”.

Perera Maldonado dice que le gustó el brindar gestiones a la gente, por lo que asegura que será “una presidenta municipal gestora”.

-¿Cómo fue el impacto para tus papás el hecho de que seas política?

-Bueno, mi mamá, quien falleció hace cinco años, nunca estuvo de acuerdo, me decía: “Hija, eso no es lo correcto”; no le gustaba por el tiempo que absorbe este medio. Mi papá, por otro lado, siempre ha estado ayudándome en este tiempo. Pero yo sé que si mi mamá viviera, hubiese celebrado conmigo este triunfo.

Sobre sus dos hermanas, una de 26 y otra de 20, Perera dice que ellas sí participaron en la campaña y que festejaron el triunfo de su hermana mayor.

paoly-perera-1

-¿Por qué militar en el PRI, por qué ser priista?

-Porque la ideología me convence. Como lo he dicho antes, quizá los partidos no son malos, a veces las personas somos las que hacemos lo incorrecto. Para mí el PRI es un partido que no solamente me ha dado la oportunidad de desarrollarme, de aprender, sino también de conocer, de ver que la política va más allá de un puesto y que la política es aquella que busca la justicia social y la democracia.

-¿Pero, cómo te identificas con el PRI?

-Quizá porque de origen mi familia siempre ha sido priista. Me convencieron los principios, fue uno de los partidos que se me hicieron considerables para militar y que cuando entré a la administración pública, fue con un gobierno emanado por el PRI y que, la verdad me sentí bien, y pude ver ese lado de la política de servicio a la gente.

-¿En qué se parece la política a la contabilidad pública?

-En que ambos tienen que dar resultados. Una administración que no da resultados es una administración que está destinada al fracaso, en la política igual.

Descalificaciones y machismo

Paoly Perera, la próxima presidenta municipal de Felipe Carrillo Puerto, sabe que su elección como candidata del PRI no fue del agrado de todos. Incluso hubo quienes aseguraron que perdería por no ser política.

“Muchos decían, antes de que fuera candidata, de que no podía con eso porque era más administradora, que no era política, pero siempre he pensado que no siempre es mejor ser política, que la mejor política es la de trabajar y dar resultados”.

-¿Cómo te sentías con esos comentarios de denostación hacia ti?

 -La verdad se me resbalan. Soy una mujer de retos; he tenido muchas batallas, no solamente personales, familiares y de la vida y que esos comentarios me impulsaban para dar lo mejor de mí.

-¿Y ahora que ganaste, qué te dicen quienes te descalificaron?

-Pues la felicitación. También no me gusta guardar rencores ni recordar el pasado, sino que agradecer a la gente que me dio la oportunidad.

-Platícanos cómo fue la campaña.

-Fue muy corta, el tiempo fue muy corto, sabes que los procesos electorales se han disminuido en días, pero fue un reto muy grande porque no conocían a Paoly en todas las comunidades. Felipe Carrillo Puerto tiene 86 comunidades y 145 colonias populares, estuvimos caminando más del 80 por ciento de estas comunidades y el acercamiento que pudimos tener siempre fue muy grato. Había personas que, como todo, no aceptaban a la persona, al partido, pues tuvimos la oportunidad de acercarnos, de platicar con ellos y que vieran que traíamos algo diferente, que queremos hacer las cosas diferentes.

-¿Qué sentiste en tu campaña para presidenta municipal?

-En un principio decía, porque mucho se comentaba que era muy difícil que una mujer ganara porque éramos un municipio machista, muchos me decían que me pusieron para perder, pero yo siempre iba a cada comunidad a hablarle a la gente, de corazón, de tener una visión. Amo Felipe Carrillo Puerto y, como profesionista, uno puede ver la visión que hay para nuestro pueblo y que esa oportunidad que hay de ser candidata, pues para mí era la oportunidad para que otras personas pudieran compartir. A lo mejor dije: ‘Si no gano, al menos queda el precedente de que algo se puede hacer por Felipe Carrillo Puerto’”.

paoly-perera-3

-Ahora que tocaste el tema del machismo en Felipe Carrillo Puerto, ¿lo sentiste en tu equipo de campaña, en tu entorno, durante tu vida?

-Fíjate que esa percepción que tenía, se rompe al entrar a la candidatura. De los hombres siempre recibí su respaldo, su apoyo, inclusive en las comunidades los hombres me apapacharon, me dieron todo su apoyo y, prueba de ello, son los resultados del 5 de junio.

-¿Pero has sentido ese machismo?

-No, no lo viví en campaña, pero durante mi vida sí, por algún vecino, por algún conocido, se ve que con las mujeres no hay apertura. Eso se puede ver en los centros de trabajo, donde las mayores oportunidades, los mejores sueldos, los tienen los hombres.

-¿En tus caminatas en campaña, recibiste algún reclamo por el desprestigio del PRI y del gobernador Roberto Borge?

-La verdad es que la gente fue muy respetuosa. Escuché a todos, hubo quienes manifestaron sus inconformidades. Sin embargo, algo que me gustó mucho de esta campaña y de este proceso en especial, es que la gente me decía: “Paoly, es que nosotros votamos por la persona”. Yo creo que en los resultados pudimos ver la decisión de la ciudadanía.

Paoly Perera sabe que tiene poco margen de error, porque ella no quiere ser denostada, como su partido o como el gobernador Roberto Borge o como su antecesor Gabriel Carballo, pues está segura de lo que quiere: pasar toda su vida en Felipe Carrillo Puerto e, incluso ser enterrada en su querido municipio. Por eso, resalta, su proyecto busca dejar las bases para el desarrollo local.

Yo sé que los ciudadanos exigen de sus gobiernos resultados y yo no quiero que Paoly pase a la historia, quiero ser parte de la historia de Felipe Carrillo Puerto, porque al final Paoly es carrilloportense, aquí nació, aquí creció y aquí me van a enterrar y no me gustaría que terminando estos dos años la gente me vea y me reclame, sobre todo porque tengo una hija a la que darle un ejemplo de vida y porque al final nos vamos a seguir viendo (…) Me gustaría que el tiempo que estemos aquí pueda sentar las bases, la semillita del desarrollo de Carrillo Puerto.

Expectativas y responsabilidades

 Cuando se le pregunta sobre su infancia, a la joven Paoly Perera se le ilumina el rostro, porque asegura que se la pasó bien en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, por lo que quiere que su hija también pueda gozar de dicha fortuna, aunque en una comunidad más desarrollada de la que le tocó vivir a su madre.

-¿Cómo fue tu niñez?

-Pues fue jugar con los vecinos, ya ves que son patios grandes, hay árboles frutales. Nunca se me olvida la imagen de cuando nos colgábamos en las ramas para bajar naranjas, ciruelas o chile. Para mí, la infancia que tuve fue con muchos recuerdos, con mucho amor, con muchos cuidados de mis padres, ellos siempre estuvieron ahí. Esa es la infancia que también me gustaría heredarle a mi hija.

-Felipe Carrillo Puerto es una comunidad muy pequeña, todo se sabe, ¿cómo vivir con eso?

-Todos son familia y la verdad es muy bonito tener a todos tus vecinos, ser como de la familia, comer juntos, convivir, que ellos sepan de tu necesidad y te apoyen… Muchos dicen “pueblo chico, infierno grande”, pero para mí es un pueblo chico, lleno de amistades, lleno de gente que siempre está dispuesta a tenderte una mano.

-¿Aún tienes contacto con amigos de la primaria?

-¡Uy!, sí, con amigos de la primaria, de vecinos, aunque ya no vivo en la colonia donde crecí -en la colonia Juan Bautista-, desde nacida hasta que me casé-, ahí seguimos en contacto con todos.

f6e_carrillo_puerto-640x384ok-640x384

-Como casi toda tu vida se ha desarrollado en Felipe Carrillo Puerto, ¿cómo has observado los cambios en este municipio?

-Ha habido un crecimiento a partir de la entrada de las cadenas comerciales; ha habido avances en cuanto al turismo, hay promotores que han estado trabajando, impulsando, pero aún queda mucho por hacer en el municipio.

-¿Qué se siente ser la primera mujer alcaldesa de Felipe Carrillo Puerto?

-Una gran responsabilidad y un gran compromiso.

-¡Uy!, tienes muchas responsabilidades: ser la primera presidenta municipal, desarrollar a Carrillo Puerto y tratar de reivindicar un PRI desprestigiado.

-Creo que el trabajo es el que va a hablar. Yo no vengo a esta presidencia a perder el tiempo, vengo a trabajar. Para mí es importante la profesionalización del servicio público, el poder tener a las personas idóneas en el puesto, que puedan desde su dirección o departamento dar los resultados que el pueblo necesita.

-Ya sabes que Felipe Carrillo Puerto fue un gobernante de vanguardia, que defendió al pueblo, ¿te sientes identificada con su visión?

-Sí, yo creo que, como mayas, esa sangre que corre por nuestras venas, el hecho de ser presidenta me reta a tomar los ejemplos buenos del pasado para mejorar; y de los errores cometidos por otras administraciones, por otros personajes fundamentales en la historia de Carrillo Puerto, poder tomar lo mejor y darle a Carrillo Puerto esa esperanza, ese desarrollo que tanto espera- finaliza la joven presidenta municipal de este municipio al que tendrá que impulsar para sacarlo de la pobreza y el rezago social, así como lo intentó el gobernador socialista de Yucatán a quien su Ayuntamiento le debe su nombre.

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*