Carfentanil, la droga mortal de moda que surte China al mundo

(RT). Por unos pocos miles de dólares, 12 empresas chinas se ofrecen para exportar un potente químico bautizado como carfentanil a EE.UU., Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, Bélgica y Australia, según ha revelado una investigación de AP. El precio de esta droga, tan letal que presenta un potencial de amenaza terrorista, rondaría los 2.750 dólares por kilo.

El carfentanil, que saltó a la actualidad este verano, es el último azote en una epidemia de abuso de opioides que ha matado a decenas de miles de personas solo en EE.UU.

“Nuestro producto más vendido”

A pesar de su grave peligro, el carfentanil no es una droga controlada en China, donde se fabrica y se vende abiertamente en Internet. “Podemos suministrar carfentanil, seguro. Es uno de nuestros productos más vendidos”, afirmó en un email una vendedora de Jilin Tely Import and Export Co.

Leer más
Captura de pantallaGraban y transmiten en Facebook cómo una pareja drogada se desmaya en la calle (VIDEO18+)
Los proveedores han venido mezclando esta droga con su primo lejano, el fentanilo (50 veces más fuerte que la heroína y 100 menos que el carfentanil), con heroína y otras drogas ilícitas para aumentar sus márgenes de beneficio.
Un arma química potencial

Antes de ser descubierto por los narcotraficantes, el carfentanil y otras sustancias parecidas eran investigadas como armas químicas. Desarrollado por primera vez en la década de 1970, su único uso rutinario conocido era como sedante de alces y elefantes.

Sin embargo, el carfentanil es tan letal que el equivalente a menos de una semilla de amapola puede matar a una persona. Según AP, el Gobierno de EE.UU. está presionando al país asiático para que lo incluya en su lista negra, pero Pekín todavía no se ha manifestado al respecto.

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.