Se escapa preso de la Carcel de Felipe Carrillo Puerto

en Mérida/Noticias

A las siete de la noche  de este jueves 13 de Octubre, se fugó un sujeto del mini Cereso de Felipe Carrillo Puerto, según reportes de las corporaciones de otros municipios a quienes se les pidió apoyo para su búsqueda. En tanto en Cancún fue golpeado un interno por sus compañeros y se debate entre la vida y la muerte.

El encargado de la plaza de la policía ministerial, agente José Idelfonso Sánchez chan, menciona que de la cárcel municipal de Felipe Carrillo Puerto le están pidiendo apoyo para la búsqueda y localización de:

– José Aaron del Moral Rodriguez y/o Jose Luis Vazquez Lopez y/o Jose Aaron Vazquez Lopez. Alias el Bary PROCESO PENAL 138/2009 VIOLACION Y VIOLACION EQUIPARADA.image

Esta persona se escapó el día de hoy de la cárcel municipal de FCP, menciona se dieron cuenta a las 19:00 hrs.                                                                             Por otro lado,  Felipe Castillo Olivera, preso en el Cereso de Cancún fue golpeado por otros reos en el cráneo y se debate entre la vida y la muerte. Esta es su historial publicada en milenio en el año 2011.
Nov 7, 2011 / 11:27
Cancún.- Los jefes de una célula de “Los Pelones” detenidos por agentes de la secretaría de Seguridad Pública municipal el viernes, confesaron nueve secuestros y ejecuciones en esta ciudad. La policía Judicial estima que fueron autores de otros crímenes que investiga.

Eliseo Peña Vera, alias El Ponchiloco y Felipe Castillo Olivera, alias El Piolín, fueron capturados en una casa de seguridad de la Región 92, cuando entregaban un fusil AK-47 “cuerno de chivo” a un taxista que trabajaba para ellos.image

Los dos están confesos de la ejecución del empresario Alejandro Miravete Ruiz, levantado el pasado 4 de agosto, cuando manejaba su Jetta gris, al declarar proporcionaron a la policía el lugar donde dejaron su cadáver, encontrado ayer convertido en osamenta.

Al declarar ante el agente del Ministerio Público, también confesaron haber ejecutado y decapitado hace dos semanas a Jovita Morales Sarmiento, a quien tiraron cerca de la autopista a Mérida y a Eusebio Bárcenas Gómez, en un sitio cercano.

Al declarar aceptaron el secuestro y ejecución de Enrique Cortez López, cuyo cadáver abandonaron en la colonia Tres Reyes.

Otra muerte fue Valentín Ruiz Chan, a quien tras levantar, estrangularon con un cable de acero, en una casa de seguridad del fraccionamiento Andalucía y tiraron el cuerpo por la carretera a Punta Sam.

El Ponchiloco confesó la ejecución de la contadora Concepción Guillén Alfonso, de 24 años de edad, secuestrada para robar su auto Jetta. Para confundir a la policía difundieron la versión de que estaba involucrada en el narcotráfico local.

El criminal dijo que él y otro cómplice, apodado El Tamaulipas, abusaron sexualmente de la joven y la asesinaron cerca de la autopista a Mérida.

Otros miembros de la banda, Miguel Ángel Sánchez Araujo, alias El Tangas, Beatriz Donajhí Curbelo Otero, La Dona y Adeymi de Jesús Solís Martínez, también miembros de Los Pelones, confirmaron que también participaron en los levantones.

El Ponchiloco confesó asimismo la ejecución del policía municipal Pedro Segovia Hernández, muerto por haberse quedado con el dinero de la nómina de sobornos para policías al servicio de “Los Pelones”, a principios de septiembre.

Otras dos ejecuciones confesadas por los detenidos fueron de los primos José Aurelio Itzá Ayala y Luis Enrique Kiau Ayala, cuyos restos aparecieron reducidos a osamentas el pasado 14 de octubre, en un área verde cercana al libramiento del aeropuerto.

Milenio.com

CD/YC

1,087 total views, 1 views today

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*