Carlos Joaquín entregó el área de Cultura como cuota al PRD, y Jaqueline Estrada se rodea de saqueadores

en Chetumal/Noticias

Para la reflexión.
Uno de los sectores más sensibles de la sociedad, de los que más aportan al sentido de bienestar y de los que más se esperaba en este “cambio” de gobierno es el sector cultural.

Hundido al límite de su desgracia durante los últimos seis años, con una infraestructura en el abandono, la relación con la Federación fracturada y arrinconada como la muñeca fea de la SEyC, el sector cultural necesita un nuevo impulso.

Se pensó como en muchos sectores que las cosas iba a mejorar pero lamentablemente no se ve por donde.

La inculta política a Subsecretaría de Cultura, cuota para el PRD
La inculta política a Subsecretaría de Cultura, cuota para el PRD

El nombramiento de Jaqueline Estrada Peña como subsecretaria ha dejado mas dudas que certidumbres, desconocedora del ambiente, ignorante del peso de la cultura como factor de desarrollo y limitada en su conocimiento de la administración pública, esta antropóloga se ha dado en nombrar como su gente mas cercana a Ernesto Martínez Cuellar, ex director del Festival de Cultura del Caribe en la época de Beto Borge.
Este oscuro personaje famoso por su desorden, su falta de tacto con los artistas y su afecto por el dinero ajeno, se hizo de un lugar como coreógrafo de las comparsas y bailes de todas las primerss damas priistas. Llegó a la dirección del FECUCA a calor de su amiga Paula Chaurand, directora del Festival de cine de la riviera Maya, con el objetivo de cuidar sus intereses, muy a pesar de la oposición de Lilian Villanueva.

Para este sujeto siguen los bisnes. La micha para la nueva Subsecreataria?
Para este Martinez Cuéllar siguen los bisnes. La micha para la nueva Subsecreataria?

Es bien sabido que tanto la subsecretaria como la directora del Riviera Maya film festival abrieron empresas con prestanombres para adjudicarse los contratos mas jugosos de adquisiciones y servicios de ambos festivales y el eje sobre el que jiraba esta estafa era Ernesto Martínez Cuellar o la coqueta como le dicen sus amigos.

Este personaje que por cierto solo cuenta con estudios de secundaria cuenta con la animadversión de los verdaderos artistas quienes sufrieron insultos y vejaciones de su parte al participar en los festivales que dirigió.

En manos de quien se ha dejado tan importante sector, tan lastimado en los últimos tiempos. Una cosa es clara, las cosas todavía se pueden poner peor. Los periodistas Roberto Trujillo y Apolinar Gómez publicaron esta reseña de la ex diputada del PRD, una inculta en cultura ahora.
Cuando la dignidad tiene precio, la diputada Jacqueline Estrada sabe cómo “negociar”
Desde el principio cuando empezó como diputada, Jacqueline Estrada Peña ha estado alineada a favor de las propuestas priístas que benefician intereses grupales, que son contrarios a la sociedad, contra la bancada del PRD, legitimando con su voto de supuesta “opositora” propuestas y hasta endeudamientos que en nada benefician a la sociedad, principalmente a los que menos tienen.

Es más, Jacqueline, pocas veces es vista en su cubículo del Palacio Legislativo porque suele llegar directamente a la sala de comisiones o al salón de plenos para las sesiones. Casi no acude a su oficina para no tener que toparse con humildes ciudadanos de su Distrito para atender demandas y solicitudes de alguna ayuda y cuando se lo piden alega que no puede, que no hay recursos, que ella es gestora nada más.

Inclusive, a diferencia de sus colegas, evade las entrevistas con la prensa alegando estar de prisa y aunque promete que luego se comunicará con quien la busca pero nunca cumple.

Los colegas de Jacquelilne del PRD censuran sus intereses particulares cuando vota junto al PRI por tal o cual asunto y se lo atribuyen a un interés malsano de ser candidata a alcaldesa capitalina máxime que por lo que cobró por haber votado a favor de mayor deuda pública para este Ayuntamiento chetumaleño y que se dice fue por 150 mil pesos, como cobraron otros diputados.

En el Congreso, Jacquelinle violó la Ley sobre Responsabilidades de los Servidores Públicos, al ingresar a laborar a su hermano Luis Antonio Estrada Peña, quien percibía hasta hace unas semanas 42 mil pesos mensuales de salarios como asesor, de los 60 mil que ella tiene destinado para ese rubro. Gracias a sus “negociaciones personales”, logró que su carnal obtenga su base sindical, ya como empleado del Congreso, con un ingreso que bajó a 23 mil pesos pasando por encima de la Ley y de los derechos de los demás trabajadores que llevan años luchando por obtener la citada base laboral, en busca de la anhelada protección sindical y el incremento en sus prestaciones.

Para acceder a una base sindical, Luis Antonio Estrada Peña debía contar con suficiente antigüedad laboral o con el visto bueno del presidente de la Legislatura, en este caso, la firma de Eduardo Espinosa Abuxapqui, a quien ella está entregada en alma, cuerpo, corazón y voto, al grado de que Eduardo le firma vales hasta para el consumo de comida y bebidas embriagantes en el bar “La Botana”, ubicado sobre el Boulevard Bahía, a escasos metros del Palacio Legislativo, donde ella acude con sus amigas con el fin de lograr algún romance. Todo esto para cualquier empleado común, es imposible de lograr pero aquí está de por medio su compromiso de votar por los asuntos donde el PRI se lo indica.

El favoritismo a esta diputada, por su capacidad negociadora y “dignidad”, que además en ocasiones le adelantan el pago de parte de su presupuesto en gestión social, del mes siguiente, cuando ha agotado lo del mes que corre, algo que es una anomalía porque ni siquiera ha justificado en qué gestión gastó el dinero presupuestado para poder recibir otra cantidad de dinero.

Algunos perredistas dicen que Jacqueline destina parte de los 60 mil pesos destinados a asesoría como legisladora para “enamorar” a ciertos miembros del PRD en busca de ser favorecida como candidata a alcaldesa, aunque en el Congreso se pregunta cómo le hace para justificar los 35 mil pesos que percibe para gestión social, si falsifica firmas de los supuestos beneficiarios, si los inventan o de plano no entrega ningún documento como justificación. Bien haría la diputada en aclarar estos asuntos si en verdad pretende ser candidata a alcaldesa capitalina.

Esta singular “opositora” ha olvidado que gracias al voto de los ciudadanos ganó la diputación al PRI en el IV Distrito que abarca la zona cañera pero al final resultó una oportunista y lisonjera. Su representación popular de opositora está por los suelos manchada por el dinero fácil y el oportunismo familiar.

Roberto Trujillo
Apolinar Gómez
El Crítico

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

0 Comments

  1. Mas encajaba esta Subsecretaria en la SEDARU, en la Subsecretaría de Desarrollo Rural o algo así con su dizque relación con los campesinos de la rivera del río hondo, ella es nativa de ahí y por supuesto sabe las necesidades y problemas de los labradores. En cultura no se le ve talento., más bien como vival en los biznes.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*