Ha muerto Fidel Castro

Por Pedro Canche.  En un pequeño mensaje televisado, hace pocos minutos, el presidente Raúl Castro, conteniendo su tristeza, acaba de anunciar que este viernes 25 de noviembre, a las 10:29 PM , Fidel Castro ha muerto. Tenía 90 años de edad. Sus restos serán cremados.(Info en desarrollo).

El líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, ha fallecido a la edad de 90 años, informa AFP citando al presidente de Cuba, Raúl Castro.

“El líder histórico de la Revolución Cubana falleció en la noche del viernes, 25 de noviembre, a las 22:29 horas, y sus restos serán cremados, atendiendo su voluntad expresa”, este sábado, ha declarado Raúl Castro.

El 31 de julio de 2006 Fidel Castro traspasó el poder del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros a su hermano, Raúl Castro.

Fidel Alejandro Castro Ruz, nacido en 1926, fue un revolucionario y político cubano más conocido por su liderazgo de la revolución cubana contra el dictador Fulgencio Batista. Fidel Castro gobernó Cuba como primer ministro y presidente desde 1959 hasta 2008. En 2006 anunció su retirada del poder. En 2008 la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba eligió a su hermano menor Raúl Castro como el 23.er presidente del país.

Fidel Castro encabezó durante décadas la República de Cuba, primero como primer ministro y luego como presidente del Consejo de Estado y de Ministros. Siendo un adalid de la cada vez más sólida independencia cubana, Castro organizó la resistencia del país insular a las agresiones externas y lo llevó a la cabecera del Movimiento de Países No Alineados.                                                                          10 formas raras de tratar matar a Fidel y a la final murió de manera natural como un mortal más de las perseidas.

(RT). Escalante, exjefe del servicio secreto cubano, afirma que los intentos frustrados de asesinar al exlíder cubano han sido múltiples en todos los gobiernos estadounidenses, desde Eisenhower hasta Clinton, pasando por Kennedy, Johnson, Nixon, Carter, Reagan o Bush (padre). Los posibles diez intentos más llamativos de acabar con su vida o su carrera política se describen a continuación, de acuerdo con la revista ‘Mental Floss’.

1. Mujer fatal. Marita Lorenz, considerada como una de las muchas ‘novias’ de Castro, supuestamente aceptó una oferta de la CIA en la que ella le haría ingerir cápsulas envenenadas. Lorenz se las arregló para introducir las pastillas en el dormitorio de Fidel, pero acabó guardándolas en su tarro de crema hidratante, por lo que las píldoras se disolvieron en la crema y ella se vio obligada a desistir del plan.

2. El traje envenenado. En 1975, el Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU. afirmó que había pruebas concretas “de un plan para obsequiar a Castro con un traje de neopreno forrado con esporas y bacterias que le provocarían una grave enfermedad en la piel (o tal vez algo peor)”. El plan supuestamente involucraba al abogado estadounidense James B. Donovan, quien debía entregar a Castro el traje durante la negociación para liberar a los prisioneros de bahía de Cochinos. Según informó AP en 1975, el plan fue abortado “cuando Donovan entregó a Castro un traje de buceo diferente por iniciativa propia”.

3. Pluma-jeringa hipodérmica. La CIA equipó una pluma estilográfica con una aguja hipodérmica tan fina que Castro no podría darse cuenta cuando alguien chocara contra él inyectándole un potentísimo veneno. Este plan también falló.

4. Un puro explosivo. Supuestamente la CIA habría tratado de eliminar a Fidel Castro usando un explosivo envuelto en un puro, tan potente como para hacer volar su cabeza por los aires. En 1967, el diario ‘Saturday Evening Post’ informó que la Agencia ofreció a un oficial de la Policía de Nueva York llevar a cabo el plan durante la visita de Castro a las Naciones Unidas en septiembre de 1960. El atentado no se realizó.

5. Un puro venenoso. Tras el intento fallido de matar a Fidel con un puro explosivo, la CIA no renunció a acabar con el líder cubano a través del tabaco, por lo que la agencia contrató a un agente doble para que hiciera llegar a Castro un puro envenenado con toxina botulínica, capaz de matarle en un breve espacio de tiempo. Sin embargo, si bien el agente llegó a recibir la futura ‘arma’, no fue capaz finalmente de llevar a cabo el atentado.

6. La caracola explosiva. Sabiendo que a Castro le gusta bucear, la CIA planeó colocar un artefacto explosivo en una concha de caracol en uno de los lugares favoritos de Fidel para practicar este deporte. La Agencia preparó una caracola con colores brillantes y de aspecto lo suficientemente inusual como para atraer la atención del líder revolucionario, asegurándose de que estuviera lo suficientemente cerca de la concha cuando esta explotara como para quitarle la vida. El plan tampoco tuvo éxito.

7. Nair. De acuerdo con el citado informe del Comité de Inteligencia del Senado estadounidense de 1975, EE.UU. creía que parte del poder de Castro residía en su barba. La CIA calculó que la pérdida de la barba mostraría a los cubanos que Castro era débil y falible. Así, un plan a medio esbozar contempló poner sal de talio (un producto químico que se usa en productos depilatorios como Nair) en los zapatos de Fidel Castro o en uno de sus puros. El producto químico sería absorbido o inhalado por el líder, provocando la caída de su vello facial, el plan tampoco se llevó a cabo.

8. LSD. En lo que fue un esfuerzo no tanto por matar a Fidel, sino para desacreditarlo, la CIA habría contemplado gasear una estación de radio donde Castro estaba dando una transmisión en directo, con un aerosol que contenía una sustancia similar al LSD. La idea era que cuando Fidel enloqueciera mientras se dirigía en vivo a la nación, los cubanos pensaran que su líder había perdido la razón y dejaran de confiar en él.

9. Pañuelo con bacterias mortales. En su aparente obsesión por llenar a Fidel de bacterias nocivas y de toxinas, la Agencia también consideró hacerle llegar un pañuelo impregnado de bacterias que le provocarían una grave enfermedad.

10. El batido envenenado. Según Escalante, lo más cerca que la CIA estuvo de matar a Fidel Castro fue cuando por poco logra hacerle beber un batido mortal en 1963. El intento salió mal cuando la pastilla que debía envenenar el batido se quedó pegada a la nevera del hotel Hilton de La Habana en la que se encontraba. Cuando el ‘camarero-asesino’ trató de despegarla, la cápsula se abrió, derramándose su veneno.

Por Redacción / Sin Embargo noviembre 25, 2016 – 11:36 pm • 0 Comentarios
El líder histórico de la Revolución cubana falleció en la noche del viernes, 25 de noviembre, a las 22.29 horas, y sus restos serán cremados “atendiendo su voluntad expresa”, explicó Raúl Castro, visiblemente emocionado.

–Información en desarrollo

Fidel Castro. Foto: Archivoimg_8100

Ciudad de México/La Habana, 26 de noviembre (EFE/SinEmbargo/AP).- El líder cubano Fidel Castro ha muerto a los 90 años de edad, informó hoy su hermano, el presidente Raúl Castro, en una alocución en la televisión estatal.

“Con profundo dolor comparezco para informarle a nuestro pueblo, a los amigos de nuestra América y del mundo que hoy 25 de noviembre del 2016, a las 10.29 horas de la noche falleció el comandante en jefe de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz”, indicó Raúl Castro visiblemente emocionado.
El mandatario agregó que los restos del líder histórico de la Revolución serán cremados según su “voluntad expresa” y que en las próximas horas se ofrecerá al pueblo “información detallada sobre la organización del homenaje póstumo que se le tributará”.

Las últimas imágenes de Fidel Castro son del pasado 15 de noviembre, cuando recibió en su residencia al presidente de Vietnam, Tran Dai Quang; y la última vez que se le vio en un acto público fue el pasado 13 de agosto, con motivo de su 90 cumpleaños en un acto en el teatro Karl Marx de La Habana.

En esa ocasión se vio a Castro con un aspecto frágil, vestido con un chándal blanco y flanqueado por su hermano Raúl y el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Desde su cumpleaños ha recibido también en su domicilio a otros mandatarios como el presidente de Irán, Hasán Rohaní; el de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa; o los primeros ministros de Japón, Shinzo Abe; de China, Li Keqiang, y Argelia, Abdelmalek Sellal.

En abril, en el XVII Congreso del Partido Comunista de Cuba, Fidel Castro también reapareció y pronunció un discurso que sonó a despedida y en el que reafirmó la fortaleza de las ideas de los comunistas.

“A todos nos llegará nuestro turno, pero quedarán las ideas de los comunistas cubanos, como prueba de que en este planeta si se trabaja con fervor y dignidad, se pueden producir los bienes materiales y culturales que los seres humanos necesitan, y debemos luchar sin tregua para obtenerlos”, afirmó Castro en esa ocasión.

La era de Castro al frente de los destinos de esta isla del Caribe, ubicada a 140 kilómetros (90 millas) de Florida, estuvo marcada por la invasión de Bahía de Cochinos en 1961 y al año siguiente con la crisis de los misiles cubanos que llevó al mundo al borde de una guerra nuclear. El revolucionario barbado, que sobrevivió un intenso embargo comercial estadounidense además de decenas o quizá cientos de intentos de asesinato falleció después de haber cedido formalmente el poder a Raúl.

Castro sobrevivió al encarcelamiento en manos del dictador Fulgencio Batista, al exilio en México y a un aparatoso inicio de su rebelión antes de llegar a La Habana triunfalmente en enero de 1959, cuando a los 32 años de edad se convirtió en el gobernante más joven de Latinoamérica. Durante décadas, fue inspiración y fuente de apoyo de todo tipo de revolucionarios de América Latina a África.

Vivió lo suficiente para ver a Raúl Castro negociar una reconciliación diplomática histórica con el presidente estadounidense Barack Obama el 17 de diciembre de 2014, cuando Washington y La Habana anunciaron la restauración de relaciones entre los dos países suspendidas en 1961.
Con el deshielo, ambos países abrieron embajadas respectivas en julio de 2015 por lo que desde su retiro, Fidel Castro vio como la bandera estadounidense volvía a ondear junto al Malecón habanero.

Fue un acérrimo defensor del socialismo, aunque su poder comenzó a menguar a mediados de 2006 cuando una dolencia gastrointestinal lo obligó a entregar las riendas del poder a su hermano Raúl, primero provisionalmente y luego de manera permanente. Su imagen de guerrero desafiante perduró, incluso años después de haber dejado de fumar tabacos Cohíba y de encorvarse por la edad.

“Socialismo o muerte” fue siempre el lema de Castro pese a que la gran mayoría de los países del planeta decidieron adoptar el modelo de gobierno de las democracias liberales y cuando países comunistas como China y Vietnam abrazaban el capitalismo sin ambages, lo que convirtió a esta isla de 11 millones de habitantes en una empobrecida reliquia marxista.
Fidel Castro Ruz nació el 13 de agosto de 1926 en la zona azucarera del este de Cuba donde su padre, un inmigrante español, reclutaba obreros para compañías productoras de azúcar de Estados Unidos y luego de que éste fundara y construyera su propia finca.

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

0 Comments

  1. Dolor grande causa el viaje de Fidel Castro Ruz a los confines de la eternidad.
    Ejemplo grande para todos los tiempos el legado del socialismo en la vida de la eterna humanidad.
    En México te respetamos, te admiramos y te tomamos como ejemplo en nuestra lucha por una vida digna, igualitaria y equitativa.
    Vives en la lucha justa y razonable por siempre. Vencer o morir.!!!

Responder a Carlos Gregorio Herrera Sánchez Cancelar respuesta

Your email address will not be published.