Ha sido liberado en EU Mario Villanueva, regresa a México para continuar su condena

Mario Villanueva Madrid, exgobernador de Quintana Roo, quien cumplió una condena por lavado de dinero en una prisión-hospital en Lexington, Estados Unidos, fue liberado este viernes.

Las autoridades penitenciarias lo entregaron al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos para que en próximos días sea repatriado a México.

Villanueva Madrid, quien operó para Amado Carrillo Fuentes, ‘El Señor de los cielos’ del cártel de Juárez, seguirá pagando una pena carcelaria en México por lavado de dinero y delitos por fomento al narcotráfico de 22 años 7 meses y 11 días más, es decir, hasta que cumpla 91 años de vida.

El exmandatario suma casi 16 años en prisión tanto en México como en Estados Unidos, por sus nexos con el Cártel de Juárez. Es uno de los pocos caso donde la justicia alcanza a políticos mexicanos,

El diputado local, Carlos Mario Villanueva Tenorio, hijo del exgobernador, informó a varios medios mexicanos como MVS Radio que el proceso de repatriación podría tardar entre una y tres semanas,aunque actualmente no ha recibido ninguna notificación oficial.

Según confirmó su hijo en una conferencia de prensa, la liberación del gobernador se dio por “buen comportamiento”; sin embargo, pedirán prisión domiciliaria para el exgobernador una vez que pise suelo mexicano, debido a su mal estado de salud.

Días previos, Villanueva Tenorio aseguró que ninguna prisión en México tiene las condiciones para atender la salud de su padre, y existe el riesgo que pierda la vida.

Posibilidad de cumplir condena en casa
El artículo 55 del Código Penal Federal en México contempla prisión domiciliaria para los reos mayores de 70 años con enfermedades graves o terminales.

También se otorga ese beneficio al interno enfermo cuando la privación de la libertad le impida recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y su alojamiento no corresponda a un establecimiento hospitalario; así como cuando sea “notoriamente innecesario” que esté en prisión, por senilidad o por haber sufrido “consecuencias graves en su persona”.

Este tipo de permiso fue concedido también a la exlideresa sindical mexicana Elba Esther Gordillo, no obstante, desde hace varios meses, Gordillo Morales cuenta con un permiso para ser atendida en un hospital de la Ciudad de México, debido a que en la Torre de Tepepan, donde permaneció varios meses interna, no cuentan con la infraestructura médica y hospitalaria para mantenerla estable de los múltiples padecimientos que enfrenta. Su procedimiento para alcanzar el beneficio de la prisión domiciliaria continúa en litigio, luego de que la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó hace un mes pronunciarse al respecto.

Asimismo, según la carta publicada por el exgobernador Villanueva, su salud, que fue valorada por diversos médicos estadounidenses, se considera de gravedad nivel 3 y solo hay un nivel superior que se da solo a enfermos terminales.

El historial de acusaciones contra Villanueva
Entre 1993 y 1999 Villanueva fue gobernador del estado de Quintana Roo, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sin embargo, al finalizar su administración fue acusado de narcotráfico y permaneció prófugo de la justicia por 2 años y 2 meses.

Durante ese tiempo, los medios de comunicación mexicanos publicaron diversas pruebas señalando que daba facilidades para el transporte de droga de Colombia a Estados Unidos a través de Quintana Roo.

En 2008, Villanueva fue sentenciado a 36 años y 9 meses por distintos cargos de narcotráfico, pero según Villanueva, la pena quedó en 22 años 7 meses luego de apelaciones y amparos, pero ya no compurgó esta condena, pues fue extraditado a Estados Unidos en 2010.

De acuerdo con el relato del exgobernador, las autoridades de Estados Unidos le acreditaron 9 años que pasó en prisiones de México: seis años y 26 días en la prisión de máxima seguridad de Almoloya, y tres en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Villanueva considera que, por su perfil, debe llegar a una cárcel de mediana seguridad. En caso de llegar a un penal federal, solicitará su traslado al Cereso de Chetumal, o bien, al Reclusorio Norte de la Ciudad de México. (Fuente: Univisión)

Mario Villanueva Madrid, exgobernador de Quintana Roo, quien cumplió una condena por lavado de dinero en una prisión-hospital en Lexington, Estados Unidos, fue liberado este viernes.

Las autoridades penitenciarias lo entregaron al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos para que en próximos días sea repatriado a México.

Villanueva Madrid, quien operó para Amado Carrillo Fuentes, ‘El Señor de los cielos’ del cártel de Juárez, seguirá pagando una pena carcelaria en México por lavado de dinero y delitos por fomento al narcotráfico de 22 años 7 meses y 11 días más, es decir, hasta que cumpla 91 años de vida.

El exmandatario suma casi 16 años en prisión tanto en México como en Estados Unidos, por sus nexos con el Cártel de Juárez. Es uno de los pocos caso donde la justicia alcanza a políticos mexicanos,

El diputado local, Carlos Mario Villanueva Tenorio, hijo del exgobernador, informó a varios medios mexicanos como MVS Radio que el proceso de repatriación podría tardar entre una y tres semanas,aunque actualmente no ha recibido ninguna notificación oficial.

Según confirmó su hijo en una conferencia de prensa, la liberación del gobernador se dio por “buen comportamiento”; sin embargo, pedirán prisión domiciliaria para el exgobernador una vez que pise suelo mexicano, debido a su mal estado de salud.

Días previos, Villanueva Tenorio aseguró que ninguna prisión en México tiene las condiciones para atender la salud de su padre, y existe el riesgo que pierda la vida.

Posibilidad de cumplir condena en casa
El artículo 55 del Código Penal Federal en México contempla prisión domiciliaria para los reos mayores de 70 años con enfermedades graves o terminales.

También se otorga ese beneficio al interno enfermo cuando la privación de la libertad le impida recuperarse o tratar adecuadamente su dolencia y su alojamiento no corresponda a un establecimiento hospitalario; así como cuando sea “notoriamente innecesario” que esté en prisión, por senilidad o por haber sufrido “consecuencias graves en su persona”.

Este tipo de permiso fue concedido también a la exlideresa sindical mexicana Elba Esther Gordillo, no obstante, desde hace varios meses, Gordillo Morales cuenta con un permiso para ser atendida en un hospital de la Ciudad de México, debido a que en la Torre de Tepepan, donde permaneció varios meses interna, no cuentan con la infraestructura médica y hospitalaria para mantenerla estable de los múltiples padecimientos que enfrenta. Su procedimiento para alcanzar el beneficio de la prisión domiciliaria continúa en litigio, luego de que la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechazó hace un mes pronunciarse al respecto.

Asimismo, según la carta publicada por el exgobernador Villanueva, su salud, que fue valorada por diversos médicos estadounidenses, se considera de gravedad nivel 3 y solo hay un nivel superior que se da solo a enfermos terminales.

El historial de acusaciones contra Villanueva
Entre 1993 y 1999 Villanueva fue gobernador del estado de Quintana Roo, miembro del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sin embargo, al finalizar su administración fue acusado de narcotráfico y permaneció prófugo de la justicia por 2 años y 2 meses.

Durante ese tiempo, los medios de comunicación mexicanos publicaron diversas pruebas señalando que daba facilidades para el transporte de droga de Colombia a Estados Unidos a través de Quintana Roo.

En 2008, Villanueva fue sentenciado a 36 años y 9 meses por distintos cargos de narcotráfico, pero según Villanueva, la pena quedó en 22 años 7 meses luego de apelaciones y amparos, pero ya no compurgó esta condena, pues fue extraditado a Estados Unidos en 2010.

De acuerdo con el relato del exgobernador, las autoridades de Estados Unidos le acreditaron 9 años que pasó en prisiones de México: seis años y 26 días en la prisión de máxima seguridad de Almoloya, y tres en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

Villanueva considera que, por su perfil, debe llegar a una cárcel de mediana seguridad. En caso de llegar a un penal federal, solicitará su traslado al Cereso de Chetumal, o bien, al Reclusorio Norte de la Ciudad de México. (Fuente: Univisión)

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.