El día que la ley protegió a Cancun del narco terror

Las corporaciones policiacas que participaron en la detención del comando armado que atacó la Fiscalía en Cancún, actuó con pinzas finas, todo una operación quirúrgica. A pesar de más de 400 balas ningún civil fue herido. Se les persiguió y acorraló a pesar de sus motocicletas en donde iban por todos los recovecos de una ciudad con trazos ilógicos. Los agentes ministeriales, dolidos por la muerte de su compañero Humberto Mora Ochoa fueron precisos y fueron los primeros en dar de baja a un malandro y capturar a dos. La policia estatal se encargó del resto. El Ejército y la Gendarmeria, los agentes de la Fiscalía, los policías estatales y municipales unos 360 hombres en total, evitaron que Cancún fuera un centro terrorista y expusieron su vida para garantizar la paz social. Así tres narcos cayeron en el fuego de la ley y cinco fueron atrapados. Dos escaparon. No se salieron con la suya.Ningún civil herido. Cancun tuvo una pesadilla de unas tres horas. No fluía información y el narco desde diversas cuentas alentaba al rumor y al terror. “Los cancunenses y sus visitantes pueden hacer su vida normal”, dijo el gobernador. Carlos Joaquín apagó al narco quienes se revolcaban de coraje. Al blindarse Roberto Borge con su Fiscal Carlos Arturo Alvarez Escalera, también blindó al narco. Al llegar Miguel Ángel Pech Cen y retirar a los mandos que protegían a los varones de la droga, les quitó un blindaje. En estas responsabilidades contra la paz de nuestras familias esos protectores del narco deben pagar. Y Borge debe ser el primero. Digamos ya basta a la violencia del narco. Pónganos en nuestras casas y muros la pequeña bandera blanca como la arena de nuestras playas(Pedro Canche a 18 de Enero de 2017).

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.