Tardará aún más el Atlas de Riesgo

El Gobierno Federal, por medio del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), obligó a una empresa particular a reponer “desde cero” el Atlas de Riesgo para Quintana Roo, por el cual el gobierno de Roberto Borge Angulo pagó más de 59 millones de pesos. Por tal motivo el documento estará listo hasta mayo próximo pues fue rechazado por contener datos no actualizados, aseguró Adrián Martínez Ortega, director general de Protección Civil en la entidad.

El nuevo documento de prevención no tendrá ningún costo adicional para el estado, y ahora servirá también para vincular el desarrollo urbano de las ciudades en el estado, dijo el funcionario. Tras la polémica generada por el elevado costo del trabajo, que fue pagado en la pasada administración gubernamental a razón de 59 millones de pesos, el Atlas de Riesgo de Quintana Roo tuvo que ser realizado nuevamente y, con varios meses de retraso, finalmente será entregado en mayo a las autoridades respectivas.

Martínez Ortega dijo que el primer trabajo presentado por la empresa, que no ha sido identificada por las autoridades federales, tenía muchos datos y mapas desfasados, por lo que fue rechazado por el Cenapred, que no avaló la información y exigió una actualización de todos los datos contenidos. La empresa, que en la siguiente semana finalmente se reunirá con las autoridades de Protección Civil en Quintana Roo, fue obligada por las autoridades de Protección Civil federales, a realizar desde cero un nuevo trabajo que ­ahora sí­ contenga una correcta identificación de las zonas de riesgo, principalmente en los 10 municipios costeros del estado.

De esta manera se podrán implementar políticas públicas en materia de prevención de accidentes basadas en los lineamientos emitidos por la Coordinación Nacional de Protección Civil, y será un marco de referencia para que los ayuntamientos y el Estado puedan autorizar en su momento la construcción de obras o realización de fraccionamientos o colonias, para prevenir que se construyan en sitios o zonas que representen riesgos para la población.

El director de la Coordinación Estatal de Protección Civil dijo, además, que el Atlas de Riesgo está en su fase final y estima que sea publicado antes de finalizar el primer semestre del presente año, pues faltan solamente las investigaciones en torno al tema de inundaciones. Este Atlas de Riesgo será un documento con información actual debido a que en esta ocasión contará con el aval de la Coordinación Nacional de Protección Civil, y no como sucedió con el anterior, que dentro de las causas del retraso fue no contar con la aprobación del ente rector por carecer de los datos necesarios de acuerdo con los lineamientos.

Pese al elevado costo de este Atlas de Riesgo, aprobado por la pasada administración y los malos trabajos realizados, la empresa encargada no aumentó el valor por la realización de un nuevo documento y tampoco el Estado solicitó el pago de alguna penalización por los retrasos generados. Este documento tendrá información relacionada con las zonas de riesgo que existen en Quintana Roo y que son frágiles ante la llegada de un huracán u otro fenómeno meteorológico, así como incendios forestales y demás, Costoso y opaco contrato.

En octubre pasado, Adrián Martínez Ortega, director general de Protección Civil en la entidad, denunció que al final de la pasada administración estatal la Secretaría de Finanzas y Planeación del estado pagó 59 millones de pesos para la creación del Atlas de Riesgo estatal, sin que pudiera conocerse ese trabajo. Pidió a la Secretaría de la Gestión Pública investigar esa irregularidad y conocer quién se benefició con el pago de esa suma, pues el contrato estaba amañado, toda vez que no se contrató a la Universidad de Quintana Roo, entidad que ofrecía el mismo trabajo de investigación a un costo mucho menor al erogado por las anteriores autoridades del Gobierno del estado. (Luces Del Siglo)

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.