“El otro Cancún” la zona pobre del destino turístico

El primer destino turístico a nivel nacional, conocido por sus arenales y el azul turquesa del mar, decenas de áreas naturales, hoteles de lujo, discotecas y centros comerciales, es también la raíz y apoyo laboral para miles de personas y migrantes, sin embargo, enfrenta una dura realidad, ya que al otro extremo de la zona hotelera y el primer cuadro de la ciudad está “el otro Cancún”.

Los sitios más pobres están en este lugar, son zonas irregulares donde aún no llega la electricidad, agua, alcantarillado, carreteras pavimentadas o servicios públicos. “El otro Cancún”, en temporadas electorales es visitada por políticos de todos los partidos en Quintana Roo que prometen reactivar las zonas con servicios que mejoren el entorno social, pero sólo se quedan en promesas. En esas comunidades vive la fuerza laboral que construye los hoteles y en algunos casos limpia las áreas más hermosas de Cancún.

No se tiene un número exacto de zonas irregulares en el destino turístico, pero la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ha contado 114 asentamientos, ya que algunas de las colonias consumen electricidad sin pagarla, y llega la paraestatal a las zonas para hacer convenios de pago y dotarlos de energía.

Las zonas irregulares se concentran dentro de la delegación Alfredo Vladimir Bonfil que de acuerdo con la distribución territorial del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), viven más de 14 mil personas en 60 asentamientos, mientras que otro grupo de familias se ubican sobre la avenida José López Portillo, rumbo hacia la salida con Mérida, Yucatán.

Algunas de las zonas irregulares que crecen sin ordenamiento gubernamental son Avante, La Chiapaneca, Nuevo México, Santa Cecilia, Las Pencas, Valle Verde, Pedregal, Los García, Tres Reyes, Betel, Nueva Generación, El Trébol, y otros que no se encuentran tan alejadas de la ciudad, como la invasión “La Jungla” y Cuna Maya.

En colonias como Avante, es normal para los pobladores caminar largas jornadas hacia la carretera principal sólo para tomar el transporte público y posteriormente más de una hora de viaje para llegar al centro de la ciudad.

Por la noche en las zonas irregulares los invade la penumbra, e incrementa la inseguridad. Tan sólo en enero de este año la Vice Fiscalía de la zona norte, reportó a dos personas lesionadas con arma de fuego en la colonia Santa Cecilia y El trébol.

A pesar de todas las carencias, la Secretaría de Desarrollo Social e Indígena (Sedesi), anunció que comenzarán en un periodo de tres semanas con un plan de reactivación y regularización de 30 colonias de las zonas más marginadas del destino turístico donde viven entre 50 y 60 mil personas.

Julián Ricalde Magaña, titular de la dependencia, detalló que los asentamientos que han detectado provienen desde la compra de propiedades con cartera vencida, compra venta entre particulares o ejidatarios que no se cumplieron mutuamente, además de las invasiones de terrenos o áreas verdes.

Los asentamientos fueron ubicados a través de un diagnóstico que realizó la CFE y para lograr la certeza jurídica de todas las colonias se unirán los tres niveles de gobierno, como la Procuraduría Agraria, la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corret) del gobierno federal, mientras que nivel estatal será el Instituto del Patrimonio Inmobiliario de la Administración Pública (IPAE), la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi), el Registro Público de la Propiedad, más la participación municipal de Catastro y Desarrollo Urbano.

“Es una comisión amplia que va a decir como ayudamos partiendo de la base de que hay decenas de miles de gentes que están viviendo en la incomodidad, en la falta de servicios, obra y seguridad pública, en un modelo que sigue creciendo, del cual no se tiene control”, dijo Ricalde Magaña.

En la propuesta de regularización también se plantea abrir una mesa especializada en la Vice Fiscalía de la zona norte ubicada en Cancún para que se atiendan los delitos contra el desarrollo urbano.

La instrucción es regularizar la tenencia de la tierra para las familias que viven en marginación y aunque no hay un período límite para terminar con la primera etapa, se plantea continuarlo durante el sexenio 2016-2022, período en el que estará gobernando Carlos Joaquín González.

Se darán incentivos municipales o en procesos para obtener el registro de propiedad, sin embargo la mayoría de los trámites correrán a cuenta de las personas que viven en las comunidades. En cada asentamiento irregular se analizará que problemática jurídica enfrentan.

“En seis años no se va a acabar con la pobreza, pero en seis años debimos haber sentado las bases y haber avanzado sustancialmente en muchos indicadores de la población. Uno de cada tres quintanarroense vive en pobreza eso dice el Consejo Nacional de Evaluación de Política de Desarrollo Social (Coneval)”, dijo el titular de la Sedesi. (La Silla Rota)

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.