Tito esos trabajos no aparecen así de fácil

CONOCE A TU DIPUTADO
HAZ CLICK AQUI

El muchacho termina el bachillerato y no tiene ganas de seguir estudiando. El padre lo aprieta: “Ah, ¿no quieres estudiar? Bueno, yo no mantengo vagos, así que vas a trabajar”. Como tiene algunos contactos políticos importantes, habla con uno de ellos: “Rodríguez, ¿te acuerdas de mi hijo? Bueno, pues fíjate que terminó el bachillerato y no quiere estudiar. Si puedes, necesitaría conseguirle un puesto para que empiece a trabajar, mientras decide si va a seguir una carrera. El asunto es que haga algo y no vague ni pase en la casa haciendo nada, y así a ver si se compone y hace algo de provecho. ¿Me entiendes?”. A los tres días, llama Rodríguez: “Tito, ya está. Asesor del presidente de la República. Unos $90,000 al mes”. “No, no chingues, Rodríguez ¡es una locura! Recién empieza. Tiene que comenzar de abajo y, con mucho dinero, se va a poner peor”. A los dos días, de nuevo Rodríguez: “Tito, ya lo tengo. Le conseguí un cargo de asistente privado de un diputado.

El sueldo es más modesto, de $40,000 al mes”. “¡No, Rodríguez! ¡Acaba de salir de la prepa! No quiero que la vida se le haga tan fácil de entrada. Quiero que sienta la necesidad de estudiar. ¿Me entiendes?” Al otro día: “Tito, ahora sí: jefe de compras en la delegación de la Secretaría de Comunicaciones; claro que el sueldo se va muy abajo. Serán $30,000, nada más”. “Pero Rodríguez, ¡por favor! Consígueme algo más modesto. Va empezando. Algo de unos $5,000 o $ 6,000 al mes”. “No, eso es imposible, Tito.” “¿Por qué?” “Tendría que ser un cargo de maestro o de doctor, y esos cargos son por concurso. Necesitaría currículum, título universitario, certificación cada cuatro años, haber hecho méritos, ganar el examen de oposición, competencias docentes, carta de desempeño de su director. Está cañón, Tito, está cañón. Trabajos así no se encuentran fácilmente”.

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.