Lalo, el paria que los vecinos rehusan olvidar en el Cancún que ofendió el ruso

Dedicado a Jacob en su primer día.                            Un altar improvisado con algunas flores muertas que usaron para el velorio y veladoras que aún guardan la cera rodean el recordatorio que vecinos hacen por Lalo. Carlos Eduardo Gutiérrez Gutiérrez
es recordado ahí por vecinos. Un tamal, un jugo de tamarindo y una cerveza recuerdan al joven cuya falta de hogar le dio por hacerla de vagabundo y asaltante. Pero los insultos del ruso le calaron hondo. De armas tomar y ver la indecisión de sus vecinos, que no entraban por Alexei Mekeev, y la policia que rehusó entrar por el extranjero irrespetuoso, entonces esa valentía que poseen los de abajo, la escoria que nadie mira, esa escoria que ponen  los muertos, tanto para cobrar una afrenta de poca monta, un insulto de un extranjero así como en las revoluciones, subió a enfrentar al hombre blanco y murió en el intento.                                          La vergüenza de la multitud convocada por redes sociales, que luego vieron como su comportamiento de bestia habría traído consecuencias trágicas, sepultan con su olvido a ese paria que cuando vio la bandera mexicana desplegada y los gritos de “un soldado en cada hijo te dio”, puso su vida para cobrar una afrenta. Quizá era morir así mejor que ser baleado en las calles por un narco. Porque vivir sin ser paria no le estaba permitido.  Pedro Canche

El subterfugios de Lalo

Por Eloísa González

 

Carlos Eduardo Gutiérrez era un joven que no superó el abandono y rechazo de su madre en los primeros años de su infancia situación que lo llevó a una vida solitaria y sin el cariño de su madre lo que a su vez le ocasionó serios problemas como las adicciones.
“Lalo” como le llaman de cariño los vecinos que le tenían afecto vivía en una humilde vivienda de color verde en la Región 70 de Cancún a unos cuantos pasos de la céntrica y conflictiva avenida López Portillo.
La vida para este joven no fue nada fácil y a pesar de intentar cambiar y rehabilitarse de sus adicciones ya no fue posible al morir el pasado 19 de mayo luego de que el llamado ruso lo hiriera de muerte.
Ante la sorpresa de decenas de vecinos quienes no podían creer que Lalo estuviera muerto enseguida se organizaron para colocar un altar en el exterior de su humilde casa.
Aun impactados y con la idea de hacer justicia tras la muerte de el joven, sus vecinos acuden a realizar la novena y colocar veladoras, bebidas y flores al ya desaparecido quien descansa en el panteón municipal de Los Olivos sitio al que regresarán los vecinos para colocar una cruz de madera en su tumba.
Para su vecina Karen el dolor de la muerte de Lalo ha sido uno de los golpes más fuertes de su vida al considerarlo como un hijo y brindarle apoyo siempre que lo necesitaba.
Poco a poco todo vuelve a la normalidad en los alrededores de la vivienda del joven la cual luce cerrada y con el altar al que se acercan vecinos a dejar distintas ofrendas en honor de Lalo quien ya no tuvo oportunidad de recuperarse de sus adicciones y reincorporarse a la sociedad

Vecinos de Carlos Eduardo Gutierrez, mejor conocido como “Lalo” llevan a cabo un novenario luego de fallecer víctima de las heridas causadas por el ruso.
Al respecto Kena Herrera dio a conocer que será madrina de cruz la cual le llevarán al panteón Los Olivos una vez que concluya el novenario que se estima sea a inicio de la próxima semana.
De esta forma, vecinos de la SM 70 región de Cancún en la que vivía “Lalo” señalaron que previo a llevar la cruz al panteón se efectuará una misa en su memoria.
Por ahora los vecinos manifestaron que lo que requieren es el apoyo de la comunidad para solventar distintos gastos como sería la compra de veladoras para colocarlas en el altar que se colocó al exterior de su humilde vivienda.
La señora Kena recuerda con profunda tristeza el fallecimiento de “Lalo” al manifestar que era un buen joven al intentar rehabilitarse en varias ocasiones del problema de adicciones que padecía.
Ante la muerte del joven el pasado 19 de mayo, los vecinos lo único que piden es que se haga justicia y no quede impune su muerte.
Mientras tanto, los vecinos que le tenían aprecio realizan rezos por las noches en dónde además prenden veladoras por su eterno descanso.
Se espera que este fin de semana se realice una misa en la Parroquia de Guadalupe que se ubica en las inmediaciones de El Crucero y se coloque su cruz de madera con su nombre en su tumba .

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.