• WhatsApp-Image-2017-07-11-at-08.42.45.jpeg

La Secretaria de Salud de Quintana Roo generó daño a la Hacienda Pública Federal

en Noticia

Los resultados de la auditoría hecha por la Auditoría Superior de la Federación ASF concluyen que la Secretaria de Salud generó un daño a Hacienda Publica Federal por  la cantidad de 19 millones 612 mil 355 pesos, esto representa el 40.4 por ciento de los 48 millones 526 mil pesos auditados, dinero que pertenecía al programa federal Prospera.

Luces de siglo informa que el dinero fue utilizado para la adquisición de medicamentos material de curación y jeringas y no para lo que estaba establecido, además se registraron transferencia de recursos a otras cuentas bancarias para el pago de nómina, sin acreditar su aplicación, ni reintegros a la cuenta del programa.

De los más de 19 millones de pesos del programa Prospera, 9 millones 389 mil 65 pesos no se aplicaron a sus objetivo principale que era el Programa de Inclusión Social: Componente Salud, mientras que aproximadamente 3 millones 632 mil 389 pesos fueron destinado a pago de nómina.

El 30 de junio fue la fecha límite para que la Secretaria de Salud rindiera cuentas ante la Auditoría Superior Federal y de no demostrar efectiva aplicación regresar los recursos a la Tesorería de la Federación.

La titular de la Secretaria de Salud Alejandra Aguirre Crespo, argumento que no le había llegado ninguna observación de la Auditoría Superior de la Federación.

La secretaría incurrió en Inobservancia de la Normativa según la ASF, esto quiere decir que falta documentación comprobatoria de gastos, la adquisición de material y medicamentos fuera del catálogo, el atraso en la entrega de dichas adquisiciones y la falta de aplicación de recursos al programa destinado.

La Auditoría Superior Federal revisó el 91.6 por ciento de los 52 millones 954 mil pesos transferidos al Gobierno del Estado de Quintana Roo por el programa Prospera, también se les piden cuentas por 6 millones 280 mil pesos del programa Prospera por la compra de material de curación y medicamentos que no están autorizados en los anexos de las Reglas de Operación del Programa.

El dictámen de la ASF, aplicación de sanciones a los servidores públicos que incumplieron las disposiciones, declaró que Quintana Roo realizó una gestión ineficiente y cero transparentes de los recursos del programa.

 

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*