Mario Ernesto Villanueva Madrid, el tipo que piensa que sigue mandando en su Estado. Termina de pagar su condena en la cárcer mexicana y obliga al gobierno de Quintana Roo a que haga un "tramite sencillo" para regresar a Chetumal

Amenaza a periodistas, difunde mentiras y calumnias, así es Mario Villanueva condenado por lavado de dinero

en Actualidad/Cómicas

Mario Villanueva Madrid le debe una disculpa a los quintanarroenses. Nunca se las ha dado ni se los dará. Es más se yergue como el patriarca cuya voz debe ser escuchada ante  un puñado de neófitos a quienes benefició con el poder de privilegios y dinero que añoran esos tiempos, incluidas amantes que lo esperan como la loca de San Blas.  El delincuente confeso ante un juez en Nueva York por lavar solo ahí 19 millones de dólares y que purga una condena. Primero en EUA y luego en México.

Encarcelado, el soberbio ex gobernador sigue en las andadas. No cambia. Apela a la lástima de los chetumaleños. Ha propagado el discurso de mártir. El mártir con 19 millones de dólares más lo que esconde en otras latitudes. Tiene esa careta de “político perseguido” y le conviene para tapar sus corruptelas. Sus “fans” beneficiados desde el poder donde tejió redes de complicidad esconden la realidad. Su segundo hijo Carlos Mario Villanueva Tenorio ha usado esa careta de hijo de un mártir para aspirar al poder. Primero como alcalde Chetumal y luego como diputado plurinominal en el actual Congreso.

No habla Mario Villanueva de su prófugo hijo Luis Ernesto Villanueva Tenorio a quien la DEA busca y que el juez de Nueva York lo condenó en ausencia por el mismo delito que el padre: lavado de dinero. Dicen que los perros abren los ojos al tercer día. Pero los seguidores del tristemente célebre corrupto no lo han hecho por conveniencia en tres sexenios. Así le conviene a Mario Villanueva. Y se erige como como el “patriarca” de los incautos. Hasta los reporteros sicarios como Javier Chávez  y su pandilla mantenidos en los sexenios de Félix González y Roberto Borge siguen seducidos. No quieren abrir los ojos.

Este veracruzano que llegó a Quintana Roo en busca de trabajo y luego encontró en escribir una fuente de ingresos en el poder  creyó sería eterno; 170 mil pesos mensuales le otorgó tan solo Borge en sus 5 años y medio de gobernador. Nunca hubo transparencia hasta que alguien filtró la lista de las putas del borgismo. Es uno de los que se erigen defensores del villanuevismo lavador de dinero. No quiere abrir los ojos por conveniencia.

Eso a Mario Villanueva Madrid lo ha endiosado. Es un soberbio que no escarmienta con la cárcel. Es un embustero y mentiroso que se hace propaganda a través de lo que escribe en redes sociales como “opinión política”. Todavía piensa como gobernador y como hombre de poder y es como siempre ha sido de mecha corta ante las críticas de la prensa. Intervino tres periódicos en su momento. La Crónica de Cancún, el Diario de Quintana Roo y el Por Esto amén de los reporteros a quienes persiguió.

En 1993 cuando cubría unas protestas de mayas, una delegación fue llamada por Villanueva en la Casa de Gobierno. Acudí con mi grabadora de cinta de 45 minutos. Mario ordenó echarme de la Casa de Gobierno y condicionó eso para ir a la palapa a “dialogar”. Un campesino ofreció su calcetín para guardar la grabadora. Pude escuchar después toda la soberbia que carga este personaje tras la careta de un tipo que decía apoyar. “Écheme la mano”, era su lema. Le echaron la mano y acumuló en Nueva York 19 millones de dólares y engañó a los tontos con apoyos que en realidad eran la mitad de lo que debió darles en ese momento a un Quintana Roo con 200 mil habitantes y que sobraba el presupuesto. ¿Dónde esconde Villanueva lo que el juez de EUA no le pudo quitar porque no lo depositó en bancos de ese país? Es un enigma que quiere ocultar Villanueva tras su papel de “mártir” y con su red de bots y trolls e incautos que le aplauden.

En esta circunstancia, siempre me he preguntado si a este tipo no le da vergüenza erigirse de patriarca al escribir con esa cola que no le cabe en la cárcel. Escribió el corrupto el 28 de Junio reciente que con su pluma promovió la lucha contra la corrupción que pregonaba el entonces candidato Carlos Joaquín. El meollo de su larga “opinión política” era pedirle dinero y daba muchos pretextos y argumentos para ello.

Solamente falta que Borge y el Chapo ordenen y manden desde la cárcel a través de “opiniones políticas”. Un sentenciado no puede votar, se le quitan sus derechos políticos y este mequetrefe opinando y mandando sin que le digan nada. Por eso escribí el mismo 28 de Junio estas palabras en mi facebook: “Le pido a Carlos Joaquín que no sea codo y le done Cloro a Mario Villanueva para lavar su baño de la carcel y un Jabón a su Secre Niza Puerto. Félix y Borge los mantuvieron de ahí el silencio y los “kilogramos de complicidad…”.

Nunca ha dicho este extorsionador cuánto dinero le dieron por los gobiernos de Joaquín Hendricks, Félix González Canto y Roberto Borge a su mediadora Niza Puerto y su hijo Carlos Mario Villanueva para afrontar su ´proceso. Nunca ha dicho cuanto dinero de la deuda pública corresponde a tajadas que le dieron sus homólgos los corruptos para callar sobre los excesos del felixismo y borgismo. Y ahora exige su parte y lo reclama. La vieja escuela lo tiene Mario y sus achichincles.

 

Aquí unas precisiones a la carta del “opinador político”, cuyo cuadro psicológico es de un embustero, mentiroso, soberbio, arrogante, entre otras “virtudes”.

 

 

La carta de Mario Villanueva difundido por Niza Puerto en  redes (Niza Puerto dice que conoce a sicarios que me pueden levantar cuando ella diga).

“El periodista Canché y las dedicatorias que me hizo.

Pedro Canché fue una de las personas que se me fue en contra por el escrito que publiqué, dedicándome una serie de palabras ofensivas e insultantes y, entre otras cosas, mandándome a lavar los baños de la cárcel en que estoy, pidiéndole al gobernador que me mande cloro para ello. Aunque el gobernador mande el cloro como apoyo, no le podré dar gusto a Canché, porque en esta cárcel todos los trabajos los hacen los trabajadores de la institución”.

 

“Pobre Canché, da pena, ante la falta de argumentos utiliza el insulto vulgar, y no tiene capacidad para el debate de altura, porque el cerebro no le alcanza para eso. Decirle a Canché que no tiene vergüenza, es hacerle un elogio, y decirle que no tiene moral, es también otro elogio para el. Quien conoce a Canché sabe que esos dos elogios le quedan a la medida”.

Para Mario quien  no le aplauda no tiene cerebro. Y habla de moral un  tremendo bandido que purga su condena condenado por los americanos. En México lo protegieron tal como ahora vemos que lo hace el sistema político mexicano con Duarte y Borge. No se sonroja cuando desde la lejanía habla de moral. Insulta la inteligencia. Se asusta porque se le expone como la calaña que es.

“Pero veamos cómo ha sido nuestra relación, Pedro Canché.

Te fuiste contra mí obedeciendo a quien te paga, porque nada te he hecho y en mis escritos no hay nada que tenga que ver contigo.

Se dice que te paga el Congreso del Estado, pero de ser así, sería la pantalla porque sé perfectamente a quién obedeces, que quizá me da más pena que tú por utilizar una pluma tan baja y vulgar como la tuya, pero intentar golpearme, y digo intentar, porque tus pretendidas ofensas no hacen eco en mí ni en nadie. Únicamente cuida lo que escribes porque voy con la ley en la mano y si te pasas de la raya te la voy a aplicar”.

El delincuente como en sus viejos tiempos, amenaza y amenaza. Provoca, insulta, difama. Piensa que soy como su hijo Carlos Mario y como él o como sus mediadoras que viven del erario. Cuatro palabras que revelan para estas generaciones quien es el verdadero Mario. El barbaján que se cree intocable. Un pobre diablo endiosado que llegó al poder pregonando lástima y sabe que ese discurso le funciona bien: “Echeme la mano”, dice. Con otros 100 años de cárcel no cambia este señor. De plano nació muy chueco este árbol de huarumbo. 

“Recordarás que un tiempo tuve respeto por ti y te lo demostré expresándote mi solidaridad y apoyo cuando fuiste golpeado y encarcelado injustamente. Tanto gusto que te dio “escucharme” que publicaste que estaba yo contigo y que dije yo que el gobernador Roberto Borge me tenía miedo”.

El gobernador me reclamó que te apoyara, pero no le hice caso porque no podía avalar la ilegalidad, y estaba decidido a ayudarte para que se te reparara el daño”. 

Este señor asumo que por la soledad y su edad esté perdiendo la razón. En la cárcel son contados los dedos quienes me apoyaron desde Quintana Roo. Luego de la lucha librada por Artículo 19 hasta él se quiere colgar del éxito. Una vez por cortesía recibí su llamada a insistencias de él y me dijo que me ofrecía sus servicios de abogado desde la cárcel. Ya para ese tiempo habíamos ganado el amparo con Artículo 19 y obvio no necesitaba ni de chiste la ayuda legal de un preso.

“Buscaste consuelo en el hombro de Niza quien te dio apoyo, y te mandé el recado de que la solución de tu problema podrías encontrarla ante un juez, pues tenías suficientes elementos para ganar una demanda. No obstante, decidiste el camino de chantaje y trataste de utilizar a Niza para chantajear al gobernador con la millonaria cantidad de 50 millones de pesos, totalmente desproporcionada”.

Villanueva se alimenta de fantasías. Lo engañan como a un niño y se deja engañar. Niza Puerto, su aún secretaria me buscó varias veces pues a Félix González Canto, el ex gobernador le apuraba que ganara Mauricio Góngora y quería limpiar la imagen de Roberto Borge y me pedía aceptar 10 millones de pesos de Indemnización por el encarcelamiento del Estado pero a cambio apoyara a Gongora.  Niza se quedaría con el 15% por ciento. Obvio no acepté la propuesta, la cual continúo por la vía donde deben ser, por la vía civil por los juzgados y que los jueces decidan. Su recado y otros son fantasías de un abuelito que chochea.

Si recibiste algún dinero, ya no supe, pues te saliste de la legalidad y mejor me hice a un lado.

Ese eres tú Canché, una pluma vulgar y pobre al servicio de quien pague, sin que te importe enlodar a tus víctimas.

Sigue tu camino Pedro Canché, pero ten presente que la constitución y la ley garantizan la libertad de expresión, con la condición de que no ataque la vida privada ni los derechos de terceros.

Gracias a todas y todos por su atención.
Dios les cuide y bendiga.

Mario Villanueva
Ex gobernador del Estado.
Julio/08/2017

Así es este pobre sujeto, Mario Ernesto  Villanueva Madrid. Solo me falta decirle que si tiene los pantalones y si le queda un gramo de dignidad que pida perdón a Quintana Roo que gobernó en la década de 1993-1999, la cual nos dejó en vergüenza por sus actos de corrupción y lavado de dinero a nivel internacional. Nunca las dará porque  dignidad es una palabra que no conoce. Vergüenza menos.

  (Las siguientes cartas publicadas en su facebook nos dan una idea de su papel de “patriarca moral” solo desde la cárcel. Así las cosas Borge y Duarte empezarán a dar sus opiniones políticas y harán berrinches como Mario si alguien no está de acuierdo). 

Su carta de exigencia al gobernador 
ACLARACIONES AL GOBERNADOR CARLOS JOAQUÍN PRIMERA PARTE

Gobernador:

Me causó extrañeza tu reacción ante mi escrito en el que expuse que los desaciertos de tu gobierno podrían constituir desventaja para el pan y el PRD en las elecciones federales de 2018.

Faltaste a la verdad con tu declaración al respecto, pues sabes perfectamente que los motivos de mi “alejamiento” (usando la palabra del periodista) son muy diferentes a los que tú has señalado.

No Gobernador, no pretendas confundir a la opinión pública, sería yo muy corriente si me manifestara ofendido porque no me hubieras concedido algún espacio en tu gobierno o en el pasado proceso electoral.

Por ello, conviene comentar ahora que hace varias semanas envié una carta al representante del gobierno del Estado en la ciudad de México expresando que en virtud de que había  yo percibido que no está en tu ánimo, pues no había decidido seguir mi camino al margen tuyo y de tu gobierno.

Esos planteamientos se refieren exclusivamente a mi interés fundamental, que era estar en una cárcel cercana a mi familia para que con la ayuda de mi esposa y de mis hijos pudieran atender mi salud, a la vez que podía tener la necesaria convivencia con ellos. Bien sabes que la cárcel a que me refiero, es el reclusorio de Chetumal que depende del gobierno del Estado.

Tu declaración resulta desafortunada y me veo obligado a hacer aclaraciones. Por ejemplo, en una parte de ella el periodista anotó:

“Tendrías que conocer mucho cómo están las situaciones, cuáles son las condiciones en que hemos iniciado el trabajo, cómo hemos avanzado en cada una de ellas, que es lo que estamos buscando lograr en cada uno de estos espacios para poder opinar y meter una crítica”. No sé si él las conoce”.

Cabe comentar que desde luego que conozco las condiciones tan difíciles con las que iniciaste, en un Estado en quiebra, y también estoy enterado de tus avances porque me interesa el desarrollo del Estado y tengo varias fuentes que me alimentan con información.

Tu declaración esta fuera de lugar, ya que en ningún momento hice referencia alguna a tu trabajo ni a ninguna acción de tu gobierno, pero además, tampoco “metí una crítica”. Te incomodaste sin razón, te calentaste gratis Gobernador. Permíteme explicarte:

Lo que expuse en mi escrito, fue únicamente una opinión política producto de un análisis hasta donde da mi capacidad, sobre cómo veo a los partidos políticos rumbo a las alecciones del próximo año.

El diccionario define la palabra desaciertos como errores, los que son comunes en cualquier gobierno. Yo mismo, cometí muchos durante mi administración al igual que algunos de mis colaboradores de los que, como es natural, la responsabilidad es mía.

Lo que quise destacar en mi escrito es que, si los errores que tu gobierno comete son de tal magnitud que lleguen a crear molestia en la población, los electores se los podrían cobrar con un voto de castigo al PAN y al PRD, por ser los partidos en el gobierno.

Debes reconocer, Gobernador, que no estoy diciendo nada nuevo, la ciudadanía castiga a un mal gobierno y premia a uno bueno. Para muestra van los siguientes ejemplos:

Llegaste a la gubernatura porque las y los Quintanarroenses se cansaron del gobierno del PRI de Roberto Borge. Lo mismo ocurrió con los gobiernos de Veracruz, Chihuahua y Nayarit. También por una situación similar se ha dado la alternancia PRI-PAN-PRI en la Presidencia de la República.

Esta también a la vista la situación del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que por una cadena de errores en menos de seis meses, redujo su popularidad a un 34 por ciento y lo investigan una Fiscal especial y el Comité de Inteligencia del Senado lo acusan de acciones indebidas el Fiscal del Estado de Maryland, el de Washington, DC  y 200 legisladores demócratas, Etc….

Por otra parte considero necesario aclarar, además, que con mi escrito tampoco pretendía hacer una crítica al PAN o al PRD, a cuya dirigencia y militancia
Respeto y no tengo motivos por ahora para cuestionarlos.

Para los Panistas y Perredistas que están en el Gobierno, creo que mi opinión podría tal vez servir como un aviso: ¡Aguas! traten de hacerlo lo mejor posible para que la ciudanía les refrende su confianza en las elecciones futuras.

Sin afán de incomodarte, creo que el mensaje también te puede ser útil, Gobernador.

“Alejamiento Político”

Esta es una buena definición del periodista por ser una expresión diplomática, aunque en este caso hay que ir al grano, decidí seguir mi camino al margen de ti y de tu Gobierno, Gobernador, por los motivos que aquí expongo:
Respecto a mi alejamiento de ti, el periodista anotó que declaraste lo siguiente:

“No sé, normalmente se trata siempre de espacios en gobierno de algunos temas que quedaron en el tintero desde  atrás……pero vamos a seguir trabajando en bien de la población mucho más que en temas electorales”.

Reitero Gobernador que pretendiste desviar la atención, pues sabes perfectamente que las razones de mi separación de ti no obedecen a espacios en tu gobierno ni a temas electorales.

Aclaremos: fui Gobernador y, como cualquier otro ex Gobernador sé que cuando uno asume el cargo necesita acomodar a sus personas de confianza y eso hace necesarios ocupar las posiciones disponibles, los que por lo regular nos parecen insuficientes, pero tu situación fue más complicada, pues te hacían falta posiciones para cumplir con tus compromisos con el PAN y el PRD, porque compartes con ellos el gobierno.

Consciente yo de tus limitaciones, a lo más que pude llegar fue a plantearte inquietudes de algunas personas que deseaban una oportunidad.

En cuanto a la campaña política, es cosa del pasado, pero antes que pedirte, te brinde la colaboración por medio de mi pluma y de mi hija que, como candidata a diputada, promovió tu mensaje de una nueva esperanza como transparencia, honestidad, combate a la corrupción y oportunidades para todos.

Si yo buscara beneficio, habría aceptado el ofrecimiento que me hicieron de una notaría pública y varios millones de pesos a cambio de retirarte mi apoyo y dárselo a tu competidor, el candidato  Mauricio Góngora.

Rechace esa oferta diciendo que mí pluma no se vende y que estaba contigo por la convicción personal de que tú eras quien Quintana roo necesitaba en el gobierno. Por cierto, cabe comentar que hoy, a nueve meses de tu administración, se están planteando algunas dudas sobre tú desempeño, y valdría la pena que las tomes en cuenta.

Quizá deberías pensar Carlos Joaquín que en mis condiciones de más de 16 años en la cárcel por delitos que no cometí, con más de 18 años  fuera de mi hogar y un saldo de pérdida de la salud de mi esposa y mía, mi único y el más importante interés ha sido resolver mis problemas jurídicos y volver a casa y, mientras eso se logra, tratar de obtener las condiciones apropiadas de cárcel para darle atención a mi salud y estar  lo más cerca posible de mi esposa y mis hijos.

Piensa Gobernador que con la enorme dimensión de mis problemas personales, carece de sentido jugar a la búsqueda de posiciones que sólo a ti te corresponde decidir.

Una cosa es dar opiniones políticas como lo hago, tratando de ser útil a la sociedad y otra cosa es el interés político en el poder, en participar en el gobierno. No tengo este interés.

Tal vez deba definirse lo que hago, como ser un aprendiz de comunicador social orientado al desarrollo político, económico y social de nuestro Estado, tarea ésta en la que deseo poner mis conocimientos y experiencias al servicio de la sociedad.

Bajo ese concepto, cabe añadir que si la campaña política fue de propuestas que nos entusiasmaron: honestidad, transparencia, etc.; estando ya en el gobierno te corresponde hacer efectivo lo prometido.

Estaremos pendientes, reconociendo lo que se haga bien, aceptando lo que no se pueda hacer, pero también expresando nuestra inconformidad y disentimiento sobre lo que se haga mal o se omita hacer sin justificación.

Estás arriba de la montura Gobernador y como bien dicen mis amigos charros de Cancún, Chetumal y el resto del Estado: “al jinete se le conoce arriba del caballo”, así que te toca mostrar a la población tus habilidades como jinete.

Sobre los motivos del alejamiento

Bien, vayamos ahora a algunos motivos  de mi separación de ti, para que las cosas queden claras.

Ante mi inminente regreso de los Estados Unidos, acudí a ti solicitando tu apoyo porque durante tu campaña política manifestaste simpatía por mis problemas y dijiste que me ayudarías. Además, pensé que había una buena relación personal entre tú y yo.
No obstante, aquí fue donde la puerca torció el rabo, porque solo he obtenido silencio tuyo y desprecio a mi persona y mis problemas, de lo que reconozco que me tardé en que me cayera el veinte y pagué de tarugo pidiéndote ayuda. Veamos las razones:

Primer Motivo.

A mi regreso a México tenía que seguir preso y, sabiendo que en México era imposible hallar una cárcel como la presión-hospital con todos los adelantos médicos, en la que estaba yo en los Estados Unidos, pensé que la mejor solución sería estar en la cárcel de Chetumal, del Gobierno del Estado, lo que me permitiría estar cerca de mi esposa y mis hijos para que me apoyaran en la atención de mi salud con los médicos de allí.

La posibilidad de traslado a esa cárcel está prevista en la Constitución Federal y las leyes relativas, por lo que para lograrse sólo se requería que tú  gobernador estuvieras de acuerdo, porque es una cárcel dependiente de tu gobierno, y que dieran su anuencia las autoridades de la Secretaría de Gobernación porque soy un preso federal.

Por esas razones, con una persona cercana a ti y a mí te hice la petición  de que hablaras con el Secretario de Gobernación diciéndole que estabas de acuerdo en que me trasladaran al reclusorio de Chetumal, y pidiéndole que autorizara el traslado.

Era un trámite relativamente sencillo, pero nunca hubo respuesta de tu parte a mi petición, de la que han pasado siete meses.

Segundo Motivo.

Estando yo todavía en los estados unidos, por medio del secretario de gobierno te envié un mensaje en el que, entre otras cosas, te decía que necesitaba que se hicieran algunas gestiones en la ciudad de México para tratar de encontrar las mejores condiciones posibles de cárcel en esa ciudad.

Las gestiones las haría Niza Puerto, pero como yo ya no tenía dinero, te solicite que, si estaba en tus posibilidades me auxiliaras con algunos gastos para pasajes y viáticos de ella.

Tampoco le diste respuesta a esa petición. Bien podías haber dicho que no había dinero y lo entendería, pero tu silencio refleja otras cosas.

Tercer Motivo.

Quizá porque la necesidad es mucha, fui muy necio y, a pesar de lo anterior, un enviado mío insistió en pedirte, por medio de un colaborador tuyo, muy cercano que hiciera la gestión ante el Secretario de Gobernación para que me cambiaran de la cárcel donde estoy a un reclusorio en la ciudad de México. (Estoy en el Estado de Morelos).

La respuesta de tu colaborar fue que no era posible “porque en Gobernación no te hacían caso”. A otro perro con ese hueso Gobernador. En principio, el Secretario de Gobernación está obligado a atenderte porque es el enlace formal del Ejecutivo Federal con todos los Gobernadores de los Estados.

En segundo lugar, ante una petición de carácter humanitario como la referida, lo menos que podría decirte es que tomaría en cuenta tu inquietud por apoyarme.

Una conclusión.

La verdad es que si hubieras tenido interés  en apoyarme, no sólo no habrías evitado dar respuesta a mis peticiones, sino que desde que llegué o, en cualquier momento (llevo aquí 5 meses), me habrías mandado algún mensaje preguntando en qué podías echarme la mano pero no ha sido así.

Nota: estas aclaraciones aún no concluyen, seguiré con la   “Segunda  parte” porque hay otras razones que motivan mi separación de ti y del gobierno, Gobernador Carlos Joaquín.

Mario Villanueva
Ex Gobernador de Q. Roo
Junio 26/2017

http://mariovillanuevamadrid.blogspot.com/2017/06/aclaraciones-al-gobernador-carlos.html
Enviado desde mi iPhone

Carta donde apoya a Remberto Estrada, alcalde de Cancún, lugar donde se originaron las narco mantas contra un servidor y han ejecutado este año a 90 personas. 

“La seguridad pública en Cancún y el Presidente Municipal.

Los cancunenses han estado viviendo con permanente inquietud y temor por la violencia e inseguridad que han arraigado en Cancún.

Por esa preocupación ha surgido el reclamo público en contra del Presidente Municipal Remberto Estrada, achacándole la culpa de esa situación.

El reclamo es válido porque el problema permanece sin resolver, pero es injusto enfocarle las baterías a Remberto porque además de que el problema ya existía cuando él asumió el cargo, la seguridad pública es responsabilidad de los tres niveles de gobierno, cada uno de los cuales tiene funciones específicas, de las que, para la situación que se está viviendo en Cancún, las más importantes son las que deben realizar el Gobierno del Estado y el Federal.

La Constitución general de la República dispone que en cuanto a la seguridad pública, las funciones del municipio se limitan a la policía preventiva y tránsito, y que la investigación y persecución de delitos y delincuentes les corresponde a los agentes del ministerio público, es decir, los del fuero común que dependen de la Procuraduría General de Justicia del Estado; y los federales que dependen de la Procuraduría General de la República (Fiscalía Federal).

Además, la constitución establece que para realizar su labor de investigación y persecución de delitos y delincuentes, los ministerios públicos tendrán bajo su mando a la policía, Fiscalía del Estado. O sea que la policía preventiva municipal está bajo el mando de ellos.

A la policía municipal le toca tomar medidas para evitar el delito, pero en el caso de Cancún los delincuentes están allí desde hace algún tiempo cometiendo delitos por lo que las tareas más importantes son la investigación y persecución de ellos.

En fechas recientes dos noticias han venido a crearle esperanzas a los cancunenses.

La primera de ellas es el nombramiento del Teniente Coronel Darwin Puc Acosta como Director de Seguridad Pública y Tránsito en el municipio. Su curriculum demuestra una gran experiencia en todo lo concerniente a seguridad pública, y conocimiento amplio de la estrategia de combate al crimen establecido en el Sistema Nacional de Seguridad.

Además, el Teniente Coronel Puc Acosta cuenta con el apoyo del Ejército y la Marina, nuestras fuerzas armadas que han demostrado efectividad y eficacia en el combate a los delincuentes en todo el país, en lo que a sus funciones corresponde.

La otra buena noticia es la disposición para que exista un mando único de todas las corporaciones dedicadas a la seguridad pública en los tres niveles de gobierno, con el acuerdo de la necesaria coordinación interinstitucional.

Pero que quede claro que el mando único no quedará en manos del Director de Seguridad Pública Municipal, porque la ley lo sujeta, con la policía preventiva, al ser auxiliar de las autoridades estatales y federales.

Por lo anterior, es de esperar que haya resultados positivos para la paz y tranquilidad de las familias cancunenses como lo expresará el Secretario de Ayuntamiento Guillermo Brahms y para ello sólo resta que cada institución cumpla fielmente con sus funciones en bien del municipio… y que se tome conciencia de la gran importancia que tiene la participación.

*¡Algo más, sobre seguridad  y política!*

Ha trascendido que parte de los reclamos sobre seguridad pública contra Remberto tienen interés político, que se deben al deseo de desprestigiarlo para anularlos, a su partido y a él, en la futura elección del ayuntamiento.

De ser así, debemos lamentarlo porque la seguridad pública debe estar al margen de intereses políticos partidistas. Además, la lucha por la sucesión debe darse en un marco de lealtad.

Con mi agradecimiento por su atención. Dios los bendiga.

Mario Villanueva
Julio 10 de de 2017″.

Ya buscó quien le resuelva para su cloro…cual debiera ser su única preocupación a estas alturas. 

 

 

 

 

 

 

 

7,502 total views, 3 views today

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Actualidad

Ir a Arriba