• 1bea18c5-6cfa-43a4-8b6b-9d4c132f6623.jpe
  • 6f6c4371-09fa-4064-99c2-c23d8a2f2f6d.jpe
  • 6336c3f7-2853-47eb-9921-16c2987b4120.jpe
  • ef40d958-20df-4fb4-871c-1ad81e10c0d3-1.jpe
  • 3c83ba05-c642-429a-b29c-ed8ad75f453b.jpe
  • b39f913b-1a8c-496b-b12d-f41b2c236f12.jpe
  • b8132578-083f-4ed3-996f-14b944bd2283-1.jpe
  • c100f1f7-2b4f-4167-a346-d2cf9a1a9fa8.jpe

20 historias de los mayas que duermen en el parque

en Actualidad/Carillo Puerto

Augusto es el reportero que recibe la orden de escribir los sentimientos de los mayas que cuelgan su hamaca en el parque. Que fueron despedidos hace 9 años del Ayuntamiento carrilloportense. Y ya ganaron todos los juicios. Ahora lo único que esperan es el pago de un municipio que se declara insolvente. Puch fue y durmió con ellos en su colcha, en hamaca. Estuvo tres días comiendo frijol que cocinan en el parque los 67 trabajadores que quedan. Para ir al sanitario buscaba algún baño público cercano o de algún comercio. Sintió en carne propia el alarido de los mayas que reclaman lo que les corresponde. Y así nos cuenta 20 breves historias de vida. Pedro Canche

 

 

Felipe Carrillo Puerto.- En pleno centro de Felipe Carrillo Puerto, un municipio perteneciente al Estado de Quintana Roo, existe una manifestación de 67 ex empleados, que al principio eran  72 personas.

Hombres y mujeres mayas, todos ellos de distintas comunidades aledañas, una parte de la sociedad los apoya, otra parte no los baja de flojos y otra más ni los toma en cuenta. ¿A caso tú regalarías o dejarías de luchar por algo que por ley te corresponde?

Son distintas historias, diferentes familias, sueños truncados, hijos que mantener y deudas que pagar.

Nueve años de una lucha incansable, personas han caído en esa lucha, pero siempre con la frente en alto como dijeron sus compañeros.

“Lucharon hasta su último aliento, mostrando su compañerismo y exigiendo algo que por ley les corresponde”

Comenzaron trabajando en el trienio del Presidente perredista Eliseo Bahena Adame 2005-2008, quien había logrado quitarle el mandato al PRI, que había gobernado por 33 años consecutivos, pero solo fueron tres años, debido a que nuevamente regreso al poder el Partido Revolucionario Institucional, que en ese entonces era liderado por Valfre Cetz  Cen quien dio despedido a estos trabajadores injustificadamente y sin recibir alguna liquidación como marca la ley.

Es entonces cuando comienza una lucha entre el poder y lo derechos que le corresponden a uno como trabajador.

Ellos; se conocen como compañeros de trabajo, desde hace nueve años, cuando comenzó su incansable lucha por un despido injustificado, actualmente se dicen ser una familia.

Desayunan, almuerzan y cenan juntos en una pequeña mesa que se encuentra frente al Palacio municipal, debajo de un árbol que les brinda sombra, es así como comienzan las historias que se viven en la zona maya.

  • Dominga Canul Pech de 39 años de edad, originaria de la comunidad X Pichil que se encuentra a 40km de Felipe Carrillo Puerto, ama de casa y madre de 2 hijos, Sheila de 18 años y Jesús de 10 años, ambos estudiantes,  Canul Pech es apoyada económicamente por su esposo Julián Pech quien se dedica a las labores del campo, de igual forma ella hace bordados para ayudarse un poco en su economía.

Dominga nos relata brevemente una parte de lo que ha vivido en estos años.

Dominga.-“En el 2015 tuvimos que viajar a Chetumal, ahí permanecimos seis meses, sufriendo carencias y las inclemencias del tiempo, yo si tengo algo que no olvidare”.

Con lágrimas en los ojos y con una voz entre cortante nos dijo:

“Mientras me encontraba en Chetumal mi suegro era el encargado de ver por mis hijos y cuidar mis animalitos, que tengo en el patio de mi casa, él siempre me brindó su apoyo, siempre me decía hija ve no te preocupes, lucha por ese dinerito que tanta falta nos hace.”

“Un día; recibo una llamada y me informan que al ir a criar a mis animales el resbalo, golpeo su cabeza y murió mientras lo trasladaban al hospital, ese día tuve que retirarme de la batalla en Chetumal, pero me dirigía a enfrentar una más difícil, la muerte de mi suegro”.

  • Mario Gonzales Varguez de 62 años de edad, de oficio sastre, termino su primaria y secundaria en un programa de educación para adultos, está casado con Catalina Pech y tiene tres hijos; Manuel de 22 años de edad, Miguel de 24 años y la menor, María de 20 años, todos ellos con carrera técnica en Agricultura sustentable.

Don Mario nos comentó que actualmente debe 12 mil pesos, dinero que ha tenido que prestar para sus viajes y alimentación en estas manifestaciones que han hecho en Chetumal y Felipe Carrillo Puerto, pero eso no lo preocupa tanto.

Rasco su cabeza y nos dijo “mi hijo Manuel actualmente está luchando por una beca del 100%, para irse a estudiar a Costa Rica, en la Universidad (EART)”, universidad privada sin fines de lucro que ofrece un programa de pregrado que permite alcanzar la licenciatura en ciencias agrícolas.

“Es por eso que necesito el dinero que estoy luchando, por eso me manifiesto, para poder apoyar a mi hijo, y pueda ir a cumplir su sueño de estudiar en el extranjero, no quiero ver frenado sus sueños”, añadió don Mario.

  • María Silvia Talles Chi de 60 años, vive en Carrillo Puerto, casada y con dos hijos, padece asma, su esposo es leñador y como pueden se solventan con los gastos del hogar.

“Estoy bajo tratamiento cada mes debo ponerme una vacuna que vale 500 pesos, antes me atendían en el IMSS pero no veía resultados positivos en mi enfermedad y opte por pagar un doctor particular, porque hace dos meses decaí, se me colapso un pulmón y se me presento una tos severa con flema, gaste como 5000 pesos, tengo que comprar un medicamento el cual me cuesta 600 pesos y debo tomar una pastilla diaria, de por vida el medicamento me dura un mes”.

“Es por eso que dependo de ese dinero, para poder seguir pagando mi tratamiento, espero pronto nos lo paguen” menciono Silvia.

 

  • Anastasio Poot Kuil 39 años de edad, trabaja en las labores del campo y está casado con Agapita, son padres de tres hijos, dos varones y una mujer, todos ellos actualmente viven en Nuevo Israel una comunidad que se encuentra a 80 kilómetros de Carrillo Puerto.

Jenifer de 15 años, Enrique de 13 años  y Miguel de 10 años de edad, los tres son estudiantes.

“Mi esposa está enferma y tengo que viajara a mi comunidad cada tres días para ver cómo sigue, gasto doscientos pesos en ir y venir, mis hijos me reclaman que no estoy al pendiente de ellos, quisiera que entiendan que lo que hago ahora, es luchar por un porvenir de ellos, es por eso que solicito nos pague lo que nos deben” mientras nos comentaba don Poot Kuil su respiración se escuchaba dificultosa a causa de su padecimiento de asma.

  • María Luisa Dzidz Yam 35 años de edad, casada con Armando quien es comerciante tiene tres hijos estudiando, Carol de 16, Jared de 12 y Zaire de 11 años de edad.

Doña Luisa actualmente está estudiando los sábados en la INASAP-FETSE la licenciatura en derecho burocrático.

“Gracias a Dios tengo unos cuartos en renta y con eso me ayudo, por esta situación he tenido demasiados problemas familiares, tanto con mis hijos y con mi esposo”.

Entrevistador.- ¿Quiere decirle algo a las autoridades María Luisa?

María.- “¡Sí!, que es lamentable tener autoridades que pisoteen los derechos de cada uno de nosotros, lucrando con la necesidad de omitir y por la negatividad que muestran al no querer darnos un solución pronta”.

Mientras la bandera ondeaba en lo alto de las oficinas del ayuntamiento, los ex empleados almorzaban un delicioso plato de frijol con chicharrón, que ellos mismos cocinan en un pequeño fogón que tienen bajo un árbol.

El olor a frijol recién guisado podía sentirse en los alrededores del parque.

Tras una amena charla ellos continúan disfrutando de su almuerzo.

 

  • Domingo de Guzmán Pech Tuk, 34 años de edad es soltero, vive con su mamá en la comunidad de X-Pichil, padece una discapacidad visual en el ojo derecho, desprendimiento de retina eso genera que no vea nada en ese ojo.

“Hace dos semanas cuando regresaba del baño perdí la vista por completo del ojo izquierdo, me asuste, como pude llegue hasta el quiosco aquí donde nos estamos quedando, la verdad no mencione nada de lo que me estaba para no preocupar a mis familiares y compañeros d aquí, solo que mi mente no dejaba de pensar lo que me estaba pasando de no ver por completo, me puse triste”.

“Creo que es porque aquí no dormimos bien, tampoco comemos bien, no lo sé pero hace una semana de repente regreso la vista de mi ojo, creo fue un milagro no lo sé pero veo nuevamente”.

Guzmán se ayuda con sus gastos con una pequeña tienda que tiene donde vive.

 

 

  • Rosita Pat Tec, ama de casa con 36 años de edad, vive en la comunidad de Chanka ubicado a 45 kilómetros de FCP. Es casada y tiene dos hijos, Desiderio de 17 años estudiante del CBTIS y Paola de ocho años quien estudia en la primaria.

“Cuando me encontraba en Chetumal manifestándome, me enferme, me dio calentura y me puse muy mala, creo que porque pasábamos noches de frio, en ocasiones nos mojábamos por las lluvias, cada cosa que nos pasó”.

“Cuando me enferme ya no aguante más, tuve que regresar a mi hogar, mi marido tuvo que ocupar mi lugar y estar en la manifestación, porque me encontraba en cama y no podía ni levantarme mi hijo el más grande es el que se encargó de su hermanita, ya estoy mejor y por eso sigo apoyando a mis compañeros”.

“Hace un año mi padre enfermo, necesitaba urgentemente dinero, para poder llevar a mi padre a un hospital, vine al ayuntamiento para hablar y ver si me podían pagar, primero me dijeron que si, que me darían el 80 % de lo que me corresponde, llego el día en que me dijeron que fuera por él y me estaban dando el 50 % no lo que habían acordado antes, para ese entonces mi papa ya estaba fallecido, así que no acepte la oferta y aquí sigo luchando” menciono doña Rosita.

 

  • Isidra Ciau Hau, 51 años de edad, vive en Presidente Juárez a 130 km de FCP, casada con José May, son padres de cuatro hijos.

Entrevistador.- ¿Cómo le hace para solventar los gastos en este plantón?

“Para apoyarme urdo hamacas y mi esposo también me ayuda, él es agricultor y apicultor pero actualmente mi economía se ha venido abajo desde que mi esposo enfermo e hizo 15 días en el hospital San Luis Morelos, cuando el enfermo me encontraba en la capital del estado en un plantón así como el que estamos haciendo aquí, esa vez que se puso malo mi esposo tuve que empeñar mis alhajas y aun así tuve que pedir prestado, al menos ahora ya está mejor mi esposo”.

“Lo bueno que esa vez mis hijos me apoyaron para completar gastos de la enfermedad de mi esposo”.

  • Faustina Colli Balam, de X- Pichil, actualmente tiene 55 años, está casada con Laurentino quien se dedica a la agricultura, tienen dos hijos en la universidad y un estudiando el bachillerato.

Entrevistador.- ¿Qué te ha ocurrido durante estos nueve años doña Faustina?

“Dirás mejor que no me ha ocurrido, mi madre actualmente está enferma ya lleva un buen tiempo en cama no puede levantarse, yo tengo que organizar mi tiempo para ir venir, solo quiero que me paguen para poder llevar a mi madre con una especialista, también necesito ese dinero para la educación de mis hijos, realmente no es para mí, yo necesito que me paguen para seguir brindándoles educación a mis hijos, no es justo lo que nos están haciendo”.

 

  • José López Baak Aguilar, 44 años de edad, dedicado a la milpa, vive en Kancabdzonot, y está casado con Natalia Che, él es padre de seis hijos.

 

“Estar en esta lucha no ha sido fácil, un día me avisaron que mi esposa había sufrido una caída y se quebró su pierna, tuve que ir a verla rápidamente, en ese momento no sabía si seguir en la lucha con mis compañeros o abandonarla”.

 

“No ha sido difícil mantenerme  aquí, yo me dedico al comercio de la pitahaya y tengo que ver de qué forma ir y venir”

  • Enrique Matos Sulub de 43 años de edad vive en la comunidad de  Chunhuas  ubicada a 18 kilómetros del municipio de FCP, soltero.

“No quiero hablar, lo único que necesito es que esta situación se resuelva” menciono Enrique.

  • Wilfrido Pech Sansores, 56 años, casado y con tres hijos, Wilfrido de 28, Raúl de 27 y Guillermo de 20 años de edad.

“Hemos invertido dinero en viajes al Estado, tenemos gastos por alimentación en que nos estamos manifestando, pero si no lo hacemos las autoridades no nos toman en cuenta, solo que remos que pronto se resuelva esta situación”.

“Antes de finalizar esta entrevista quiero pedir disculpas por ciertas acciones, esa no fue la intención, vuelvo a repetir solo queremos ser escuchados por la gente del gobierno, no queremos ni dañar ni ofender a terceras personas, espero que la sociedad nos comprenda”

El sol se ocultaba y don Mario se disponía a preparar la cena, hoy él se ofreció para guisar, entre todos reunieron dinero para comprar los ingredientes, mientras tanto otros prendían la leña del fogón.

Seguidamente pusieron a hervir agua, esa noche se cenaría espagueti.

  • Vicente Pat Tuk  de 62 años de edad, vive en la comunidad de Señor ubicado a 35 kilómetros de FCP. Casado y padre de cuatro hijos.

Vicente.-“Solo quiero decir que estar aquí no es nada fácil, a veces solo realizamos una comida, muchos de mis compañeros se han enfermado, hemos bajado hasta de peso, algunos tenemos problemas en nuestros hogares porque no estamos ahí, quisiera una pronto solución, no es fácil mi esposa se encuentra enferma”

 

  • Baldomaro Solís Che tiene 57 años y está casado con Gabriela DZib de 52 años, padre de nueve hijos.

Entrevistador.- Mientras platicábamos con don Solís, le ha costado trabajo recordar el nombre de  alguno de sus hijos, se mostraba algo nervioso. ¿Cuéntenos algo de lo que ha pasado en su hogar y que usted crea, que se debe al estar aquí en el plantón?

“Buenas tardes, pues la verdad hace años que venimos peleando un dinero que se nos debe ya lo ganamos, no es justo que nos hagan dar vueltas y vueltas, tengo una hija que no pudo seguir estudiando por falta de recursos, es por ello que quisiera que me paguen, también tengo una hija de ocho años que requiere ciertos cuidados, porque tiene un tumor en la espalda, he solicitado apoyo a las autoridades pero no he obtenido alguna respuesta, espero una pronta solución a esta situación que estamos viviendo”.

 

  • Manuel Jesus Ché Ché 47 años de edad, casado con Jacinta viven en Francisco y Madero a 90 kilómetros de FCP, dedicado a las labores del campo y padre de cinco hijos.

Entrevistador.- Platíqueme don Manuel  que le ha pasado.

“Pues creo que lo mismo que mis compañeros, problemas de economía, tengo que ver como dejar un poco de dinero a mi familia antes de venir aquí en Carrillo donde están mis compañeros, aquí sufrimos frio, pero tenemos que permanecer aquí hasta que las autoridades nos hagan caso, que más hay que seguir aquí”

 

De repente un grito del otro lado se escuchó “vengan a cenar, ya está lista la comida”, era don Mario que ya se encontraba sirviendo la cena, el frio comenzaba  apretar un poco y las horas y los días seguían pasando para estos hombres y mujeres que seguían si obtener alguna respuesta por parte de la autoridades.

La cena finalizo, enseguida se organizaron y se nombraron a las personas que harían guardia esa noche, mientras los otros descansaban para que al día siguiente uno de ellos realizara el desayuno.

Aproximadamente  a las tres de lamadrugada, uno de los que hacían guardia  puso agua a calentar para preparar un poco café y calmar el frio que ya se sentía más.

  • Margarito Baak Poot de 47 años de edad casado con Magdalena y padre de 7 hijos, vive en la comunidad de Chun Pon ubicado a 57 km de FCP.

 

“Me dedico a la siembre de frijol, calabaza, yuca, pitahaya, maíz, ives y lenteja, pues la verdad lo que me ha generado esta lucha son problemas de economía porque descuido mi milpa por tener que venir a Carrillo, tengo gastos de mis hijos en ropa, zapatos y material escolar, la verdad espero que pronto no paguen”.

Las estrellas comenzaban a desaparecer y la mañana comenzaba acercarse, había transcurrido una noche más y los ex empleados seguían sumando días a su lucha.

Ya llevan casi dos meses en su plantón; aquí  en Felipe Carrillo Puerto.

Hace unos Días elementos de Seguridad Publica les destruyeron un pequeño baño que habían elaborado en la parte de atrás del quiosco en una parte del jardín del centro.

“Tuvimos que hacer nuestro baño ahí para medio bañarnos, porque los baños del ayuntamiento nos lo cerraron, más bien no nos permiten pasar, por eso tienen cercado el ayuntamiento, pero pues ya nos lo desbarataron” menciono uno de ellos.

  • Reynaldo Chi Canul de 53 años de edad, vive en Naranjal Poniente, una comunidad ubicada a 100 km de FCP;  cerca de la vía corta Merida-Chetumal , casado con la señora Fatima Castillo con la que procreo 4 hijos.

“La verdad amigo no puedo conseguir un trabajo fijo, con esta situación que estamos viviendo, tenemos que ir venir, a veces hay que ir a la capital del estado, vueltas y vueltas, en ocasiones me voy a trabajar dos o tres días a Playa del Carmen , haciendo brechas y ayudante de topógrafo, tengo que buscar la manera de solventar los gastos que se generan en la casa, a parte sacar para mis pasajes y comida mientras estoy aquí con mis compañeros, esperemos que pronto acabe esto”.

Son las cuatro de la tarde y acaban de llegar tres personas,mientras unos llegan, otros se van a visitar a su familia y a trabajar  unos días para los gastos del hogar.

  • Rosy Angela Dzidz Yam de 42 años de edad, viuda, actualmente ejerce el oficio de cocinera y es madre de 4 hijos.

“Me cuesta trabajo venir aquí, pero tengo que apoyar a mis compañeros, la verdad a mis hijos no les gusta porque los abandono, mi hija Cindy de 20 años de edad es la que se encarga de ver a sus hermanos, en ocasiones falto pero no porque yo quiera si no que me enfermo, no es agradable tener que pasar frió, hambre y noches de desvelo, pero todo sea por lograr tener algo para mis hijos que aun están estudiando”.

  • Williams Tún Tuk, de 46 años de edad, vive en la comunidad de Chun Huhub que se encuentra a 52 km de FCP;  vía corta Merida – Chetumal, casado con la señora Rosalia Poot, conla que tiene 3 hijos, uno en la universidad, otro en la prepaatoria y el ultimo estudia en el kinder.

“Que te puedo contar chavo, hace como tres años mi hijo Irvin fue mordido por una serpiente, cuando se encontraba en el patio de mi casa, en esa ocasión yo me encontraba en Chetumal cuando me avisaron, tuve que quitarme para ir a mi comunidad, a ver que podía hacer por mi hijo, afortunadamente un vecino le dio un antídoto natural hecho por hierbas, es un remedio tradicional muy efectivo, le agradezco a mi vecino por haberle salvado la vida, cuando llegue de todas formas tuve que llevar a mi hijo al hospital”.

  • Sacarias Poot Brito de 55 años de edad, vive en Tio Suko una comunidad ubicada a 85 km de FCP; viuda y tiene un hijo de 25 años que trabaja en Cancún.

“No olvido el día que nos encontrábamos manifestándonos y de repente llovió, a los dos o tres días me enferme, tos, dolor de cuerpo, dolor de garganta y calentura, me imagino que como estaba calurosa y me moje por eso me enferme, tuve que pagar medicamentos, pero para eso tuve que empeñar mis alhajas, mi hijo se molesta ya me dijo que yo lo deje por la paz, que ni me lo van a pagar, pero tampoco es justo que no nos paguen”.

“Gracias a eso malos Gobiernos y malas Autoridades arriesgamos nuestras vidas “.

La lucha sigue y los días siguen pasando, demasiadas historias hay detrás de cada persona.

Hasta la fecha de esta emisión  las autoridades aún siguen sin resolver esta situación.

 

 

 

 

 

 

 

9,950 total views, 1 views today

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Actualidad

Ir a Arriba