Esto no es una campaña electoral, es una propuesta de lucha: Concejo Indígena de Gobierno.

en Actualidad/Elecciones2018

“Lo nuestro no es una propuesta electoral; es una propuesta organizativa” declaró la aspirante indígena a la presidencia, María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy” durante su visita a Felipe Carrillo Puerto, acompañada de los y las Concejales del Concejo Indígena de Gobierno.

El Centro Cultural Chan Santa Cruz fue la sede del primer evento en Quintana Roo de colecta masiva de firmas para apoyar la candidatura independiente del CIG (Concejo Indígena de Gobierno) y Marichuy, su vocera, para contender por la presidencia de la República en las elecciones del 2018.

La tarde del martes 19 de diciembre se llevaron a cabo diversas actividades culturales en el marco de la presentación del proyecto de candidatura independiente de María de Jesús Patricio, mujer indígena Nahua.

Alrededor de las cinco de la tarde comenzaron las actividades culturales presentadas por artistas locales como el trovador Omar Chan; el conjunto de son jarocho Grupo Caravana; Mario Mex, intérprete de música prehispánica; la cantante Airi Varela, y la banda de folk rock michoacana Estación Fénix, que acudió como parte de una caravana de jóvenes residentes de Bacalar convocados por Adrián Herrera, director del Centro Cultural Independiente ‘El Galeón Pirata’, quien se solidarizó con la causa prestando su equipo de sonido.

Cuando se dio la palabra a los invitados de honor, los seis miembros del Concejo Indígena de Gobierno y su vocera, María de Jesús Patricio Martínez se pusieron de pie y permanecieron juntos hombro con hombro frente a la multitud durante toda la asamblea. Acompañaron a Marichuy las Concejalas Yamili Chan Dzul, de Yucatán; Lizbeth Morán, de Jalisco; Sara López, de Campeche y los Concejales José Ángel K’oyoc, de Yucatán; Armando Montejo Álvaro y Epifanio Hernández, también de Campeche. Acompañó también la delegada comunitaria de Xhazil Faustina Poot Cruz.

En esta ocasión fueron las concejalas del CIG quienes tomaron la palabra para presentar públicamente por primera vez en el estado de Quintana Roo su propuesta para un gobierno donde sea la voz de las mujeres la que invite al pueblo a unirse y organizarse hacia una transformación profunda en el sistema político de México.

Yamili Chan Dzul, ganadora del Premio UVM por el Desarrollo Social y miembro de YouthAction Net fue la primera en exponer y comentó que “entrar al juego de las elecciones era muy peligroso” pero que Marichuy no está sola, en cada lugar en el que se presenta hay Concejalas y Concejales del CIG que al igual que en esta ocasión, están a su lado para respaldarla. También recalcó que a diferencia de los partidos políticos, el CIG no está haciendo promesas electorales, sino que está llamando a la unión y a la acción. “No traemos promesas, no traemos nada para regalar, más que el corazón, más que el sudor, más que el esfuerzo de día a día.” Expresó que ha sido un camino difícil porque la gente ya no cree en nada y está cansada de escuchar promesas, pero recalcó que ellos no están prometiendo, están lanzando un llamado a la organización de la sociedad, a una unión que vaya más allá de las elecciones. “Este es el momento de la juventud, de la niñez, de las mujeres. Es el momento en que mujeres y hombres seamos conscientes de que podemos avanzar juntos.”

Por su parte, Lizbeth Morán, joven concejala originaria de Tuxpan Jalisco habló del profundo racismo que aún existe en México y la discriminación que los pueblos indígenas siguen sufriendo, así como de la urgencia de que todos los mexicanos, en todos los estados de la República nos unamos para acabar con los problemas que aquejan a nuestro país, tanto en las ciudades como en las comunidades y pueblos. “Los destierros, las desapariciones, las muertes y el narcotráfico no sólo están en las comunidades indígenas, también están en la ciudad.”

Durante su discurso, Marichuy puntualizó que la meta del Congreso Nacional Indígena no es buscar el poder, sino llamar a la sociedad civil a organizarse y promover un sistema de gobierno completamente diferente, uno en el que el Pueblo mande y el gobierno obedezca y donde los sectores marginados de la sociedad puedan empoderarse y tener su lugar. “Queremos que otra vez los pueblos originarios florezcan, queremos que las comunidades se fortalezcan, ¿cómo lo vamos a hacer? Solamente dándonos la mano unos a otros, confiando en los que tenemos al lado, solamente haciéndonos fuertes entre todos”. Recalcó que ella es únicamente la vocera que dará la cara por el Concejo Indígena durante el proceso electoral, ya que no es posible registrar a un grupo de personas como candidato presidencial, pero que el proyecto de gobierno del CIG es tomar las decisiones de manera colectiva y horizontal.

Para poder aparecer en las boletas electorales, Marichuy necesita recaudar cerca de un millón de firmas de ciudadanos mexicanos registrados en el Instituto Nacional Electoral de al menos 17 estados de la República Mexicana antes del 19 de febrero del 2018, labor titánica que en Carrillo Puerto está llevando a cabo un pequeño grupo de ciudadanos, entre ellos Silvia Díaz y José Yamal, quienes estuvieron en una mesa informativa durante todo el evento resolviendo las dudas y recaudando firmas de los asistentes.

La colecta de firmas comenzó el 16 de octubre y hasta el momento apenas se han juntado poco más de 100 mil. Lo único que se necesita para firmar es ser ciudadano mexicano y contar con una credencial para votar vigente. A través de la aplicación, los auxiliares toman fotografías de ambos lados de la credencial y después se captura la firma electrónica del ciudadano. Es un proceso que no lleva más de cinco minutos y que cuando existen las condiciones adecuadas de acceso a la red no presenta ningún problema. No obstante, es un sistema que a todas luces está dejando de lado a un gran segmento de la población que no tiene acceso a Internet o que no cuenta con dispositivos sofisticados como tablets o smartphones. Silvia Díaz incluso señala que al inicio de la colecta sólo se podían utilizar iPhones y iPads para la colecta de firmas.

Díaz señala que ha sido un proceso sumamente complicado porque esta colecta de firmas únicamente se puede llevar a cabo a través de la aplicación ‘Apoyo Ciudadano’ del INE, y sólo es posible subir las firmas electrónicas mientras se tiene una conexión a Internet, lo que ha imposibilitado llevar a cabo este proceso en comunidades que no cuenten con servicio de Internet o red de telefonía celular. Sin embargo, cualquier ciudadano que lo desee puede descargar dicha aplicación en su celular y registrarse como Auxiliar para apoyar en esta colecta de firmas. Es muy sencillo, sólo hay que ir a la página del Congreso Nacional Indígena0 y buscar el apartado que dice “¿Quieres ser auxiliar de firmas para Marychuy?”, llenar una ficha con el nombre, fecha de nacimiento, estado de origen, teléfono celular y correo electrónico. En un lapso de dos días el INE responde enviando un código que se debe introducir al instalar la aplicación Apoyo Ciudadano para poder capturar las firmas electrónicas.

Otro obstáculo para la recaudación de firmas ha sido la falta de recursos para hacer propaganda, ya que todos los gastos de transporte, alimentación, hospedaje, impresión de material informativo, recargas de saldo para los celulares, etcétera, corren por cuenta del Congreso Nacional Indígena, de los propios Concejales y de todos los auxiliares, artistas y ciudadanos que han decidido apoyar a la causa, ya que el Concejo Indígena de Gobierno no cuenta con apoyo del presupuesto federal.

Después del evento en Carrillo Puerto, Marichuy y los concejales se dirigieron a la Casa de los Sueños, donde se quedaron a dormir en colchonetas y hamacas, después de una sencilla merienda de tortas de huevo con chaya y frijoles negros, que compartieron con los jóvenes de la caravana bacalarense. A diferencia de las campañas de los partidos políticos, el Concejo Indígena de Gobierno economiza al máximo, preparan comidas sencillas y se hospedan en hostales y lugares de gente que se solidariza.

El Concejo Indígena de Gobierno acordó no recibir presupuesto federal para la campaña, pues busca demostrar que cuando la gente se organiza y colabora puede lograr cualquier cosa que se proponga, sin depender del apoyo del gobierno. Según declaró para Pedro Canché Noticias el Concejal Francisco Ortiz, originario de Tepoztlán Morelos, el interés del CIG no es ganar una elección, sino convocar a todos los ciudadanos y ciudadanas a organizarse para transformar la manera en que se hace política en México, y lograr el cambio desde abajo, independientemente de lo que suceda en las urnas en el 2018. En palabras del Concejal F norancisco Ortiz “no es una propuesta electoral, es una propuesta de lucha”.
Por: Angélica Almazán

6,654 total views, 3 views today

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*