Un ¡Ya basta! No basta

in Actualidad

Sabemos que la presencia del crimen organizado no es exclusiva de Quintana Roo, con nefasta presencia en la zona norte, sino que se da en todo el país y casi todo el mundo, lo que no es ningún consuelo, sino que con ello casi se acepta una derrota. Y es que la delincuencia avasallante parece imparable y lo peor del caso es que nos estamos acostumbrando a las ejecuciones diarias y solo reaccionamos, en el caso de la prensa, cuando asesinan a algunos de nuestros compañeros del gremio.

Sabemos que eso no es justo, porque todos los seres humanos merecen vivir sin importar su estrato social, grado de estudios o nivel económico. Sin embargo, con relación a los que a diario mueren a causa de las balas de la delincuencia, el que asesinen a un comunicador es también un atentado contra la libertad y la oportunidad de tener mejores gobiernos.

Un periodista es, en la mayoría de los casos, pues siempre hay excepciones, ’la voz de los sin voz’, como dijera el sub comandante Marcos desde la selva Lacandona; es el que observa y critica sin trabas, en voz alta y por escrito, es el que deja a un lado todo y se enfrenta a los peligros que implica conseguir la noticia para darla a conocer y crear conciencia entre la gente y mucho más.

Por eso es que protestamos cuando se mata a un periodista, porque se calla la oportunidad de gritar cuando los demás enmudecen, porque se cierran los ojos que ven más allá que el común de la gente y no porque tengan muy buena vista, sino porque para escudriñar y observar aún en la oscuridad, para eso se preparan.

Sí. Protestamos cuando se mata a un periodista, porque el buen periodista no siempre disfrutan el ejercicio de su trabajo, pues bien dice algunos de mis compañeros: ’la libertad de expresión termina en la mesa de redacción’. Cierto, pero hay excepciones cuando nos encontramos con diversos medios, diarios o noticieros radiofónicos, propiedad de periodistas y no de empresarios de la comunicación que se convierten en sicarios de la información.

Hoy, desde Quintana Roo, levantamos la voz en demanda de justicia, porque también existe el lado amargo del periodista, cuando pierde todo por causa de su trabajo, incluyendo la familia y amigos. Entonces dice: ’Yo periodista. Historia de más miserias que grandezas’, como escribe en su novela Jesús María Amilibia.

Sí. Levantamos la voz porque, a una semana de su boda, le arrebatan la vida a Javier Rodríguez Valladares, de 25 años de edad, camarógrafo del Canal 10.

Con su muerte, las organizaciones de periodistas de todo México ’nos vemos en la penosa tarea de actualizar la lista lúgubre de periodistas caídos’. Con la muerte de este compañero suman tres periodistas asesinados en menos de tres meses en Quintana Roo.

Con esos asesinatos, como dice Teodoro Rentería Arróyave, presidente fundador y vitalicio de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, nuestro líder, ’ tal parece que el gremio periodístico nacional tiene que estar en continuo luto’. Y es que, con la muerte de Javier Rodríguez, suman ya en lo que va del año 13 los periodistas asesinados en el país. Por eso hay que decirlo en voz alta: Un ¡Ya basta! No basta. Y yo pregunto desde Quintana Roo: ¿Hasta cuándo tendremos que seguir contando muertos? Queremos respuestas.

A t e n t a m e n t e .
Cliserio E. Cedillo Godínez,
Delegado en Q. Roo de Periodistas Unidos por el Glifo de la Palabra
(PUGPAC) Y director General de 5to. Poder Periodismo ConSentido

Presidente PUGPAC
Juan Miguel Sánchez Argüelles

Srio.Tesorera
Lic. Ana Victoria Castillero Ley

Srio Eventos
Lic. Gabriel Helguera Repetto

DELEGADOS ESTATALES

Juan Manuel Hernández
Nuevo León, Monterrey

Eligio Montero Cortés
Epifanio Montero Cortés
Estado de Guerrero

Lic. Tomás González Izquierdo
Teresa Serrano Hernández
Estado de Tlaxcala

José Luis Ruíz Vicente
Estado de Oaxaca

MIEMBROS DE PUGPAC
Estado de México

Juan Epifanio Ávila Velázquez
José Ramírez Caso
José Alfredo Martínez Hernández
Roberto Jiménez Ángeles

1,223 total views, 2 views today

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*