Tren Maya dañaría acuíferos subterráneos y fauna

en Actualidad

Felipe Carrillo Puerto.- El Tren Maya en el tramo de Playa del Carmen hacia Carrillo Puerto podría dañar el sistema de acuíferos subterráneos de agua dulce de Tulum, ya que las vías que se construirán así como el paso de la locomotora, por la vibración y contaminación acabarían hasta con la fauna silvestre.
En opinión de geólogos y especialistas en el estudio de los acuíferos subterráneos, el daño ecológico sería irreversible así como su probable erosión y hasta derrumbe por la vibración del paso del tren.
Sac Actún en maya, es el acuífero más grande del planeta, lugar emblemático donde se han descubierto fósiles de animales de más de 10 mil años de existencia, está a punto de ser amenazado por la ruta del Tren Maya que pasaría exactamente por encima de este sistema de agua dulce subterráneo.
Sac Actún, tiene más de 350 cuevas en una extensión casi de mil 400 kilómetros de laberintos acuáticos de gran valor biológico y ya parte del patrimonio cultural de la humanidad.
Estos acuíferos o mejor conocidos como cenotes a lo largo de la Riviera Maya, hasta más allá de 20 kilómetros en el tramo carretero de la ciudad de Tulum hacia Carrillo Puerto antes del crucero a Tepich, deben ser estudiados por los que construirán el Tren Maya para evitar derrumbos, contaminantes o vibraciones excesivas que alejen a la fauna silvestre de esos lugares.
En un documental del UNIVERSAL, publicado en su sección de Cultura, se da cuenta que en opinión del ex director del Área de Protección de Flora y Fauna de la Reserva Yum Balam, Francisco Remolina, los acuíferos de Tulum – Sac Actún- representan los almacenes de agua dulce más grandes del Planeta y sirven de alimentación para la gran vegetación de la selva quintanarroense.
A su vez expertos consideran que si la vía pasa por lugares donde la capa de litosfera es muy delgada podría haber resquebrajamientos, que pudieran colapsar los cenotes subterráneos y las líneas acuíferas de conducción natural de agua dulce.
Arturo Bayona responsable del Proyecto del Gran Acuífero Maya opina que por el peso del tren maya deben existir estudios exactos y profundos de la mecánica de suelo, para garantizar que la capa cárstica sea los suficientemente fuerte para aguantar el peso y la vibración de la locomotora.
Asociaciones protectores del medio ambiente piden que se realicen estudios de impacto ambiental profundos, geofísicos, geo-hidrológicos, de mecánica de suelo, a fin que la construcción de los 542 kilómetros por tierras quintanarroenses no afecte al medio ambiente y genere más beneficios que perjuicios a corto y largo plazo.
Los biólogos defienden el habitad de diversas especies como las serpientes en uno de los espectáculos más bellos del planeta visto en “la Cueva de las Serpientes Colgantes”, que aseguran es único en el mundo y que por la vibración, el riesgo de resquebrajamiento de la litósfera por el peso podrían acabar con más especies de animales como la Nauyaca.
Para el Biólogo Arturo Bayona otro de los problemas de contaminación ambiental, de no cuidarse la conexión al drenaje sanitario e implementar plantas de tratamiento de aguas residuales es la construcción de las estaciones del Tren Maya, una de las cuales estará precisamente en Tulum en la ruta de los cenotes o mejor conocida como Sac Actún, ya que se calcula que miles de usuarios estarán ocupando los servicios sanitarios.
Estas cavernas o acuíferos subterráneos tienen la función de mantener el equilibrio hidrológico de la región, vertiendo el agua dulce que necesitan los manglares para sobrevivir y seguir siendo la principal barrera de protección contra los huracanes, indicó el biólogo especialista.
El impacto de lo ancho de la ruta es lo que preocupa pues se estima será hasta de 200 metros, por los 542 kilómetros que atravesarán Quintana Roo y es probable que produzca graves riesgos ambientales el Tren Maya, coincidieron estos especialistas consultados.

3,666 total views, 1 views today

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*