En vías de desaparición tricitaxis de José María Morelos

en Actualidad


José María Morelos.- Pedaleando cada día, los 20 tricitaxistas recorren las calles de la cabecera municipal en busca del pan, donde señalan que ya no se gana lo mismo, menos alcanza para comprar lo básico en la familia.
Lo anterior lo reveló el tricitaxista Pedro Puga, quien agregó que no tienen sindicato, pues no sale ni para pagar la cuota, además del crecimiento de los mototaxistas, que a comparación con ellos, son más rápidos, tanto que las terminales de transporte público se las dan a este gremio.
“Vamos al hospital, ahí están los mototaxistas, hay pasaje y ellos se adelantan a llevárselo, donde vayas hay mototaxistas, nos dejan sin poder trabajar, ya llevamos una hora aquí sin tener cliente”, expresó.
Y es que, el autoempleo de los 20 tricitaxista se vio disminuido desde la entrada de las motos y de los ruleteros, lo que ha mermado sus ganancias considerablemente en ocasiones solamente alcanzan a ganar 40 pesos y cuando mejor les va logran reunir 75 pesos en una jornada laboral, lo que ni siquiera es el salario mínimo.


Hace años los tricitaxis que brindaban servicio en la cabecera municipal llegaron a sumar más de 800 unidades agrupadas en ocho sindicatos, actualmente ya no queda ningún sindicato, los 20 tricicleros trabajan de manera independiente.
Los tricicleros en su momento apoyaron la entrada de mototaxis, pues había la promesa de parte de sus líderes sindicales de que serían los principales beneficiados con las primeras concesiones, lo que finalmente no ocurrió pues cientos de permisos fueron vendidos al mejor postor.

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*