Investiga la FGR a Pedro Joaquín Coldwell

en Actualidad

Cancún.- El ex gobernador de Quintana Roo y ex secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, es parte de una investigación de la Fiscalía General de la República (FGR) por el quebranto financiero que significó la compra irregular de la planta Agro Nitrogenados.
De acuerdo al periódico El Universal, el ex dirigente del PRI figura en la carpeta de investigación, al haber formado parte del Consejo de Administración de Petróleos Mexicano, listado que incluye además al también ex dirigente del Tricolor Enrique Ochoa Reza; al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin; el ex asesor Édgar Torres Garrido, entre otros exfuncionarios.
Esta investigación se basa en una denuncia interpuesta en septiembre de 2019, por parte de la Auditoría Superior de la Federación, y es separada de otra carpeta relacionada con este mismo caso, presentada por la FGR ante un juez el año pasado, y por la que se investiga al propietario de Altos Hornos de México, Alonco Ancira.
En aquella ocasión, Pedro Joaquín Coldwell solicitó a la FGR ser citado para poder ser informado sobre su relación con esas investigaciones.
En esta nueva investigación, la Auditoría Superior de la Federación determinó que la compra de la planta Agro Nitrogenados fue irregular debido a que fue realizada por Grupo PMI, y no por Pemex Petroquímica, la única facultada para esta operación, de acuerdo al decreto de los organismos subsidiarios de Pemex.
“Los integrantes del Consejo de Administración de Pemex tomaron conocimiento de actos indebidos al margen del marco jurídico que lo regula y sin realizar los pronunciamientos que sobre este aspecto estaban dentro de sus facultades para atender que la operación de compra de activos de la planta de Agro Nitrogenados se realizara por conducto de Pemex-Petroquímica”, indicó la ASF, de acuerdo a la nota informativa de El Universal.
Ahora se sabe que esta planta fue comprada a un sobreprecio, sin los estudios previos de mecánica de equipos ni revisión técnica de bienes. Como resultado, se generó un daño al erario de 93.2 millones de dólares, además de descubrirse que 85 de los bienes de la empresa resultaron ser chatarra, lo que significa una pérdida adicional de 182.4 millones de pesos.
Emilio Lozoya presentó ante el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos un supuesto costo de rehabilitación de la planta de 180 millones de pesos, a pesar que un informe previo ya señalaba este valor en 406 millones de dólares.

Banner

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*