Develan placa en honor a 3 víctimas de feminicidio en Playa del Carmen

Playa del Carmen.- Esta tarde, las madres de tres víctimas de feminicidio, acompañadas de colectivos feministas, ciudadanos, y autoridades del Ayuntamiento de Solidaridad, develaron una placa en honor a sus hijas, colocada junto a la “antimonumenta” en la Plaza 28 de Julio.La base de esta antimonumenta ahora porta los nombres de estas tres mujeres: Diana Colín Hernández, asesinada en 2017; Vianca Moreno Labastida, asesinada en 2018; y Karla Vázquez Cruz, asesinada en 2019. Fueron tres feminicidios que indignaron a la sociedad playense y fueron detonante para manifestaciones y exigencias de cambio en cuanto a la procuración de justicia.En entrevista, Vianca Labastida Contreras, madre de Vianca Moreno, dijo que vino emocionada a ver la placa, pero al llegar y escuchar los testimonios de las otras madres, además de recordar a su hija, se sintió mal.“Mil veces preferiría tener aquí a mi hija que esta placa, pero si sirve para que no se olviden de ella, es positivo que esté”, comentó.El pasado 21 de febrero se cumplieron cinco años de este asesinato y cinco años de su lucha por justicia. Ya recibió una disculpa pública por parte de la Fiscalía, que así reconoció que habían integrado mal el expediente del caso, por culpa de “una fiscal indolente que está suspendida y que espero que así siga, porque le hizo mucho daño a muchas mujeres”, aseveró ella.Vianca Labastida admitió que en este tiempo ya se ha vuelto un rostro conocido, pues incluso en unas visita a Querétaro hubo quienes pidieron tomarse una foto con ella. Es común que personas se le acerquen y le pidan consejo o la feliciten por su labor.Ella con mucha emoción cuenta una vez en que se topó con una pareja de ancianos, quienes le dieron 100 pesos, “para un taco”, pues admiraban su lucha.Ella todavía guarda el billete en su cartera y espera volver a encontrarse con esa pareja, que la tocaron muy en lo hondo.Cuestionada sobre lo que ha cambiado en Playa del Carmen en estos cinco años, comentó que hay marchas y una mayor conciencia por parte de mujeres, quienes se cuidan y mantienen redes de apoyo.En este punto, mencionó que hay quienes consideran exagerado que una mujer informe su ubicación o que diga en qué taxi viaja, pero muchas vidas se han salvado con estas redes de apoyo.Algo que no ha cambiado, no obstante, es la indiferencia por parte de muchos ciudadanos, que prefieren no meterse cuando ven violencia a un lado suyo, ya que existe también mucho miedo a la hora de denunciar.Por ello, opinó que tocaría cambiar estrategia, porque “si con una marcha se evitaran feminicidios, marcharíamos todos los días, pero debemos acabar con esta indiferencia”, dijo.Algo similar opinó Rocío Cruz Villegas, madre de Karla Vázquez Cruz, asesinada el 5 de abril de 2019 en Villas del Sol. También aseguró que falta en Playa del Carmen una mayor cultura de denuncia, porque los vecinos no dicen nada cuando escuchan o ven violencia, lo que deja a las víctimas en el desamparo.Ese fue su caso, porque ante la muerte de su hija, nadie quería contar lo que había visto, señaló.En su caso, ella conoció a Vianca y luego a Elisa, madre de Diana, y entre las tres presionaron e investigaron, para, en su caso, finalmente dar con la agresora que presuntamente asesinó a Karla.Todavía está este caso en proceso, pero su exigencia es que le caiga todo el peso de la ley, ya que para ella han sido cuatro años de muchísimo dolor.“El miedo más profundo de ser madre es que te arrebaten un hijo. A mí me pasó, el dolor es grande, es un infierno, pero sigo en la lucha, porque creo en la justicia. No tendré ya a mi hija, pero no dejaré que la persona que me la arrebató quede sin enfrentar la ley”, declaró.Algo que descubrió, en esta lucha por justicia, es que a las autoridades les falta muchísimo en materia de preparación y en el trato a las víctimas.Elisa Colín Hernández, madre de Diana Colín Hernández, quien fue hallada apuñalada en su casa de Palmas 2 el 1 de enero de 2017, comentó que en su caso, hubo un mal peritaje y a causa de ello, el probable responsable de este delito, la ex pareja de su hija, sigue libre y encima con custodia de su nieto.En su opinión, si los funcionarios hicieran su labor como debieran, no solo ella, sino muchísimas más personas ya tendrían justicia.Apenas el año pasado, sufrió otra injusticia, porque finalmente la Fiscalía liberó la casa de su hija, pero al acudir allí, fue arrestada por agentes de la Policía Municipal, quienes la llevaron a separos y la quisieron fichar, antes de poder aclarar la situación.“Ellos hacen su trabajo para que les paguen, no porque les guste o porque quieran servirle a la ciudadanía”, lamentó ella, quien dijo que en su caso el agente de la Fiscalía, se molestó con ella y no quiso darle información, además de hacer mal los peritajes.Cuestionada sobre la situación actual, lamentó que sigue la indiferencia y la falta de conciencia hacia la violencia.Elisa comentó que hace 15 días habló con una mujer que quería retirar la denuncia por violencia que tenía interpuesta contra su ex pareja, y ella le rogó que no lo hiciera, porque eso hizo su hija antes de morir apuñalada.“Ella dijo que estaban en buenos términos”, lamentó.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Previous Story

Atrapan a un sujeto que robaba catalizadores en Playa del Carmen

Next Story

Intento de ejecución en Playa del Carmen

Latest from Quintana Roo