TrenMaya

Detalla Carlos Joaquín proyecto del Tren Maya en Quintana Roo

Chetumal.- En su ya acostumbrado programa “Enlace Ciudadano”, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín dio a conocer los logros de la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador y la Declaratoria de Emergencia para 6 municipios del estado: Lázaro Cárdenas, Isla Mujeres, Benito Juárez, Puerto Morelos, Cozumel y Solidaridad.
Hizo un resumen de los daños causados por el fenómeno hidrometeorológico “Delta” que entró al estado en categoría 2 según la escala Saffir-Simpson, en Benito Juárez se cayeron más de 1 mil 200 árboles y más de 360 mil familias afectadas por la falta de energía eléctrica.
Recordó que ya recorrió los municipios de Benito Juárez, Lázaro Cárdenas, Cozumel, Solidaridad, Puerto Morelos y Tulum, aún falta por visitar Isla Mujeres. En Tulum no hubo mucho daño, a pesar de estar creciendo de manera acelerada, tuvieron más daño con la Tormenta Tropical “Gamma”.
Destacó que el apoyo de la Federación es fundamental para el desarrollo de los municipios de Quintana Roo, principalmente con el proyecto del Tren Maya, pues Bacalar y Chetumal son ciudades que necesitan mucha inversión.
“El Tren Maya va a generar desarrollo económico, social, somos el estado que más estaciones tendrá, tenemos un municipio en el tramo cuatro, en Lázaro Cárdenas, en Nuevo Xcan donde habrá una estación”, dijo el gobernador.
Además, en el tramo cinco del Tren se incluye la ampliación de la carretera Playa del Carmen-Tulum aumentará de cuatro a seis carriles, con 50 mil vehículos diarios; el Tren irá en medio de la carretera, de doble vía. Las estaciones significan mucho, habrá paradas en puntos clave como Xcaret, Akumal que no son necesariamente estaciones.
Para el tramo seis donde entra Carrillo Puerto, Bacalar, Chetumal y tendrá paradero en la zona de Limones para entrar a Mahahual. Es un tren eléctrico de doble vía que correrá a 160 kilómetros por hora, que unirá el sur con el norte del estado. Alrededor de cada una de las estaciones se crearán desarrollos económicos, sociales; está planeada una estación en Chetumal, aunque esto todavía durará entre dos o tres años, es una inversión en la que hay que tener paciencia.
El tramo siete cerrará el circuito de Chetumal a Escárcega, el tren será de biodiesel, ya no eléctrico. Enfatizó que existe una buena relación con Fonatur, donde el estado también tiene parte en la inversión, aunque la Federación es la que lleva la mayor inversión, se trabaja de manera coordinada con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.
Carlos Joaquín González no olvidó mencionar la visita del Presidente de México a Solidaridad el domingo pasado, donde le planteó la necesidad de la regularización de la tierra en colonias de Quintana Roo, no solamente las de Playa del Carmen; además de las necesidades de apoyo de desarrollo social y agradeció el reconocimiento público que le hizo Andrés Manuel López Obrador por la conducción del gobierno del estado.

Grupo Asur y Vidanta fuera de proyecto TREN MAYA, confirmó Rogelio Jiménez Pons

(Julio Astillero)

Juan Luis Ramos | OEM-Informex.-El Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) y Grupo Vidanta están fuera del proyecto del Tren Maya, así lo confirmó a OEM-Informex el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons.

A principios de la administración, el funcionario había dicho a este diario que el grupo aeroportuario, encabezado por Fernando Chico Pardo, y la firma turística de lujo de Daniel Chávez, participarían con la construcción de terminales. Hoy confirmó que están fuera del proyecto.

En entrevista con OEM-Informex, Jiménez Pons dijo que Asur ya no se encargará de construir la estación del tren que se planea para el aeropuerto de Cancún, la cual en principio había indicado que estaría a cargo del grupo de Chico Pardo, por ser ellos concesionarios de la terminal. -¿Ya no habrá estación en el aeropuerto de Cancún?

“Sí, pero no con ellos”, respondió el funcionario, quien agregó que en el caso de Vidanta no han manifestado ningún interés de invertir en el proyecto.

En junio, al echar a andar las obras de tres de los cuatro tramos del tren, el presidente Andrés Manuel López obrador designó como supervisor a Daniel Chávez.

“Vidanta es un grupo aliado, pero no está manifestando ninguna inversión directa con nosotros (…) Nada más participan opinando pero realmente no tiene rol de inversionistas ni nada”, comentó.

Gobierno de México acusa a OSC y Animal Político como receptores de recursos en contra de Tren Maya

(Animal Político) El Gobierno Federal acusó esta mañana a Animal Político y a otras ocho organizaciones civiles de recibir financiamiento de fundaciones extranjeras para criticar y oponerse a la obra del Tren Maya, pero la información que difundió en la conferencia matutina de este viernes es falsa. 

Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia, llamó “Benefactores y Opositores” a las Fundaciones Ford, Kellogg, NED, Rockefeller y Climate Works y dijo que, por oponerse al proyecto de infraestructura ubicado en el sur del país, han entregado recursos a organizaciones mexicanas.

Según Ramírez, la Fundación NED “viene del Departamento de Estado estadounidense” o la Fundación Kellogg “vende Corn Flakes y cereales como los frutilupis”, lo que es falso e impreciso.

En el listado dado a conocer esta mañana, el gobierno federal dijo que Animal Político recibió de Fundación Kellogg 213 mil 751 dólares, mientras que Fundación Ford le entregó 490 mil dólares, como parte de la oposición al Tren Maya.

“Está precisado que forma parte de fondos dedicados al sureste mexicano, en particular en Campeche y Yucatán”, dijo Jesús Ramírez, lo que es falso, pues son recursos que se entregaron incluso antes de que existiera el proyecto del Tren Maya o iniciara la gestión del actual

Como puede verse en el siguiente documento, el Acuerdo que Animal Político hizo con la Fundación Kellogg fue para un proyecto que se ejecutó entre octubre de 2017 y noviembre de 2018, antes de que iniciara la gestión de Andrés Manuel López Obrador. El donativo se utilizó para realizar contenidos para la sección México Desigual y visibilizar el problema de racismo y desigualdad en el país.

Documento Kellogg
ARCHIVO PDF (2 MB)

Los recursos de la Fundación Ford, por su parte, corresponden a los años 2016-2020Animal Político firmó con esta Fundación un acuerdo para iniciar, a partir de noviembre de 2016, talleres y capacitación a periodistas en los estados del país. En 2017, el equipo visitó redacciones en estados como Puebla, Durango, Yucatán, Sonora, Nuevo León o Baja California, por mencionar algunas, para impartir estos talleres.

Durante 2018, con esos recursos se realizó un Manual de Metodología e Investigación periodística que se ha difundido entre cientos de estudiantes de periodismo y periodistas activos, además de que se impartieron capacitaciones en verificación de información y periodismo digital.

Documento Ford 2017
ARCHIVO PDF (487 KB)
Documento Ford 2018
ARCHIVO PDF (488 KB)
Documento Ford 2020
ARCHIVO PDF (492 KB)

Actualmente, Animal Político cuenta con un grant con Fundación Ford para hacer investigación en temas de impunidad, corrupción, y continuar el trabajo de investigación en desigualdad y cambio climático.

En la conferencia de este 28 de agosto, el vocero presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, dijo que estos señalamientos sobre el financiamiento para atacar al Tren Maya se hicieron con base en una investigación privada y que la administración federal tomó como punto de partida para su propia indagación, sin embargo, ni Presidencia ni el vocero buscaron a Animal Político para confirmar la información.

“Animal Político no recibe financiamiento condicionado a alabar o criticar ningún programa público. Incluso, ni siquiera hemos publicado algún reportaje amplio sobre el Tren Maya. Lamentamos profundamente que el Presidente insinúe que existe algo irregular, sin pruebas”.

“Lamentamos también que el Presidente use las mañaneras para acusar, sin investigar antes. Quienes hacemos @Pajaropolitico exigimos se aclare esta información, que daña el trabajo periodístico que hacemos desde hace diez años, con el único objetivo de servir a los lectores”, escribió el director editorial, Daniel Moreno.

El periodismo libre necesita de sus lectores.

Sigamos contando las historias que importan.

Suscríbete
a Animal Político.

#YoSoyAnimal

Organizaciones responden 

Edna Jaime, directora de México Evalúa, aseguró que la información difundida por el gobierno federal no es veraz, pues la organización recabe fondos para analizar políticas públicas, en ese caso, la reforma al sistema de justicia, no sobre el Tren Maya.

El vocero Presidencial señaló que México Evalúa se ha dedicado a hacer una revisión de las políticas públicas del Gobierno mexicano, en particular, del Tren Maya y recibe de la Fundación NED, 85 mil dólares.

“No ‘nos oponemos’ a nadie, somos sociedad civil que piensa, analiza y construye un mejor país. Trabajamos con datos, evidencias, estadísticas y hechos. No ‘nos oponemos’, proponemos para que el dinero público se use con honestidad.

Grupo Indignación, dedicada a la promoción y defensa de derechos humanos respondió: “después de 30 años de caminar con el pueblo maya de la península de Yucatán, TENEMOS OTROS DATOS”.

Jesús Ramírez indicó que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) también recibe fondos para criticar el Tren Maya, en particular de la Fundación Ford (220 mil dólares) y de la fundación del Departamento de Estado de EU (90 mil dólares), y 25 mil dólares de la Fundación Rockefeller.

En un comunicado MCCI señaló que dicha información también es falsa, ya que no no han recibido “financiamiento internacional alguno para criticar al Tren Maya”.

La organización aseguró que “el financiamiento de fundaciones internacionales a las organizaciones de la sociedad civil es lícito y de su recepción se da cuenta a las autoridades mexicanas”.

Añadieron que las prioridades de investigación y la línea editorial de MCCI para investigaciones periodísticas, académicas y de política pública “no responden a ningún interés de los donantes, nacionales o extranjeros”. Además de que ningún donativo influye en las actividades de la organización. “Es ella y sólo ella la que decide su agenda de investigación”.

MCCI acotó que el uso del podio presidencial para desprestigiar a organizaciones de la sociedad civil “no es una práctica nueva y constituye un abuso de poder” al poner en duda su labor e insinuar que incurren en prácticas ilícitas.

“Sus palabras son un nuevo intento por acallar las voces críticas. MCCI refrenda su compromiso para denunciar a través de su trabajo la corrupción pública de cualquier gobierno”, se lee en el comunicado.

Para finalizar argumentan que el financiamiento de fundaciones internacionales a organizaciones de la sociedad civil, academia y medios de comunicación “ha sido crucial para el fortalecimiento de la democracia en nuestro país, la rendición de cuentas y la transparencia”.

Igualmente, la organización negó en sus redes sociales que reciba dinero para oponerse al Tren Maya.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

Tren Maya será electrificado en tramos Mérida-Cancún-Chetumal

Cancún.- El proyecto del Tren Maya será electrificado en más del 40% de su ruta, específicamente en los tramos Mérida-Cancún-Chetumal, dio a conocer hoy el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).
Esto significará utilizar tanto trenes híbridos (diésel-eléctrico) como trenes eléctricos, sin descartar transicionar a trenes impulsados por hidrógeno, en el futuro.
A través de un comunicado, Fonatur señala que los tramos electrificados abarcarán 690 kilómetros de la ruta final, los que serán adaptados desde un inicio para la tracción eléctrica.
“Para el resto de la ruta, existe la posibilidad de electrificar en un futuro”, se indica.
Estos ajustes incluyen el utilizar trenes duales, instalar catenarias a lo largo de la ruta, para sostener los cables eléctricos, construir subestaciones eléctricas y modificar la red ya existente, y la modernización de las redes eléctricas, en conjunto con la CFE.

Pausa al Tren Maya para salvar vidas por Covid-19, dice Mayuli Martínez

Pausa al tren maya y que el Estado Mexicano se dedique a salvar vidas inyectando recursos a la salud, dice Mayuli Martínez

Felipe Carrillo Puerto.- Para la senadora por Quintana Roo Mayuli Martínez es importante que el presidente Andrés Manuel López Obrador le ponga una pausa a sus proyectos “faraónicos” como el tren maya y el aeropuerto de Santa Lucía para enfocar todos los recursos del Estado Mexicano a la salud y vida de los mexicanos y la reactivación económica del país.

-El Estado Mexicano está acaparando todos los recursos, incluso contrayendo deudas para estos proyectos que a largo plazo traerían empleos. A lo mejor si, pero lo que hoy se necesita es salvar cuantas vidas sea posible, los muertos no abordarán el tren, por eso es importante una pausa e inyectar todo recurso posible a la salud, dijo.

Sobre el tema de reactivar la economía dijo que AMLO debe recordar que el Estado no genera riqueza sino eso lo hace la iniciativa privada.

“Regresémosle al sector privado a estos pequeños negocios los apoyos incentivos que necesitan para poder reactivar la economía del país”, exhortó.

Por lo tanto en Ley de Emergencia proponen un ingreso básico universal de 3 mil 200 pesos por cada trabajar de la iniciativa privada, los pequeños comercios, que generan el 72% de la riqueza del país.

El Nuevo Pacto Federal que piden los gobernadores del PAN es que la Federación le devuelva a los Estados lo que corresponda realmente. Es absurdo dijo la entrevistada que AMLO le diga a los Estados que resuelvan la pandemia como puedan sin darles un centavo de lo recaudado.

Por ejemplo en Quintana Roo y sucede en todos los Estados, López Obrador ha dejado la carga de los gastos del Covid-19 al gobernador Carlos Joaquín.

-¿Apoyarías que Quintana Roo se endeude, para afrontar el Covid-19 y se salven todas las vidas que se puedan?

-Creo que primero que nada tenemos que seguir impulsando que el estado mexicano, el Gobierno Federal, no recorte los presupuestos a las entidades federativas más cuando se ha visto en el caso de Quintana Roo y otros estados y hay que decirlo como es, los gobernadores de Acción Nacional se han reunido precisamente para hablar de un nuevo pacto Federal, ¿porque? por que hoy la Federación recibe impuestos y lo que tiene de ingresos es precisamente lo que se generan en las entidades Y ahora resulta que lo que se debe de devolver a las entidades no se esta devolviendo y el gobierno federal lo destina hacia otros caminos, proyectos, programas.

Mayuli dijo que ni Marybel ni el doctor José Luis Pech, senadores de Quintana Roo, tienen propuestas que coadyuve a Quintana Roo con el Covid-19.

Agrupación Chuun T’aan a AMLO: “queremos participar pero no se vale que sólo nos contestes por la tele”

CDMX.- (Proceso) La agrupación maya Chuun T’aan compuesta por hombres y mujeres del estado de Yucatán envió un mensaje al mandatario Andrés López Obrador destacando que los amparos para detener las obras del Tren Maya son “las pocas rendijas que nos dejan para defender nuestro derecho a ser pueblo maya”.

Y lanzó al mandatario: “Hemos oído que dices que somos sabios y que hay que hacer política. Pues ahora te lo escribimos de nuevo: queremos participar (…) pero no se vale que sólo nos contestes por la tele”.

En respuesta indirecta a las declaraciones de López Obrador, quien el pasado miércoles 24 afirmó que el amparo contra el Tren Maya “tiene tintes políticos”, la agrupación reviró: “Nos dices que todos somos adversarios, que somos del PAN, que leemos un diario que ni siquiera conocemos, que se llama Reforma; también dices que los que vivimos en los pueblos donde no pasará el tren no debemos de opinar, que debemos de estar ajenos a los pueblos donde sí pasará el tren… ¡Te pasas presidente!.

“Aprovechamos para explicarte que le hemos pedido al equipo Indignación de derechos humanos que te mande estas palabras a ti y a los que te acompañan en tu trabajo. Indignación hace 30 años que trabaja para nuestro pueblo. Es a este equipo al que le encomendamos que ponga los amparos y las demandas tan difíciles en esos tribunales. Son las pocas rendijas que nos dejan para defender nuestro derecho a ser pueblo maya”, abundó la agrupación.

A principios de mes, la misma organización publicó otra carta abierta a López Obrador, mientras el mandatario se encontraba en el sureste de México para dar el banderazo a las obras del Tren Maya; en esa ocasión le plantearon: “No nos gusta que ustedes decidan por nosotros, pues la decisión de poner a funcionar un tren que pase por nuestros territorios se ha tomado sin nuestro consentimiento”.

En la carta de hoy, los integrantes de la agrupación plantearon: “Hemos oído en la tele, el radio y hasta en nuestros celulares, como que nos contestabas lo que te escribimos antes. Nos pusimos el saco, dirás tú. Escuchamos lo que dices y pensamos que es bueno que ya te diste cuenta que somos mayas los que estamos tratando de hacerte pensar”.

cuestionaron al presidente si “de verdad tienes la buena voluntad de hablar de frente a nuestro pueblo o es pura faramalla”, ya que “todo el tiempo están haciendo leyes a espaldas de nuestros pueblos, y con esas leyes que se hicieron sin que nuestro pueblo DECIDIERA, nos están jodiendo”.

También reiteraron sus reclamos ante la cuestionada consulta –que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) calificó de indígena, aunque la Oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló una serie de irregularidades– con la que se dio luz verde al Tren Maya.

“¿En qué te basas para decir si somos o no mayas y si estás o no en un territorio maya? Ahí está, por ejemplo, esa consulta que dicen que hiciste, tú decidiste dónde, cuándo y a quién preguntarle, nunca lo acordaste con nosotros los mayas ¿Será que así vas a hacer para decir quién es maya y quién no, qué pueblo es maya y cuál no?”.

Finalmente, criticaron el argumento según el cual el Tren Maya servirá, entre otros, para detener la tala ilegal de árboles en la selva. “Primero dicen que ya no hay selva y entonces piensan: ‘como ya no hay selva, destruyamos lo poco que queda’, en lugar de volverla a cuidar y ayudarla a que se recupere (…) dices que tú no eres igual que esos conservadores, pero igual hablas de ese tipo de progreso, como ellos hacen”.

Ordena suspensión definitiva de Tren Maya Juez federal a grupo de personas de Ch’ol en Chiapas

Chiapas.- (La Jornada Maya) La Juez de Segundo Distrito de Amparo y Juicios Penales Federales del estado de Chiapas, concedió el 22 de junio, la suspensión definitiva a un grupo de personas pertenecientes al pueblo Ch’ol, de las comunidades de Palenque, Salto de Agua y Ocosingo, quienes se ampararon ante las obras del Tren Maya en el tramo Palenque – Escárcega.

El día 7 de mayo, integrantes de varias comunidades Ch’ol, presentaron una demanda de amparo en contra del Presidente de la República, del Secretario de Salud Federal y del Director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) por la emisión tanto del acuerdo del día 6 de abril, emitido por el Secretario de Salud, como del Decreto del 23 de abril – firmado por el Presidente de la República-, mediante los cuales se determinaba la continuación del proyecto del Tren Maya, a pesar de la pandemia derivada del COVID-19. En dicho amparo se argumentaron violaciones a su derecho a la salud, así como afectaciones ambientales y a sus derechos como comunidades indígenas

El mismo 7 de mayo la Juez de Segundo Distrito de Amparo y Juicios Penales Federales del estado de Chiapas determinó conceder la suspensión provisional, señalando, entre otras cosas, que continuar con los trabajos del Tren maya ponía en riesgo la salud de las comunidades ch’ol de esos municipios, así como sus derechos a un medioambiente sano. Dicha suspensión provisional fue revocada por los magistrados del Tribunal Colegiado en Materia Administrativa con sede en Tuxtla Gutiérrez, con el argumento de que el riesgo de contagio por COVID-19 era incierto.

Sin embargo, el lunes, después de haber diferido cinco veces la audiencia incidental por la negativa de Fonatur a proveer la información que le requería el Juzgado, la Juez determinó conceder la suspensión definitiva a los integrantes de las comunidades Ch’ol, con lo cual existe una obligación tanto de Fonatur como de las empresas ganadoras de la licitación en ese tramo de detener todo trabajo correspondiente a cualquier obra que no sea la del mantenimiento de las vías ya existentes, hasta en tanto el juicio de amparo no sea resuelto.

La Juez, para fundamentar dicha suspensión argumentó que los integrantes de las comunidades “auto reconocidos indígenas, habitantes de la comunidad donde tendrá impacto el proyecto, en específico en el municipio de Palenque pudieran resentir una afectación a su esfera jurídica, concretamente en su derecho a la salud” pues la ejecución del proyecto del Tren Maya colisiona, actualmente con el fenómeno de salud nacional suscitado por el COVID-19, cuya existencia y dinámica de propagación está reconocida por el “Acuerdo por el que se establecen acciones extraordinarias para atender la emergencia sanitaria”, en el que se establece entre tantas medidas, “el distanciamiento personal por lo menos de metro y medio, y en la cual se reconoce que su propagación se encuentra estrechamente relacionada con la interacción social”.

Emblemático proyecto de 4ta transformación causaría graves impactos ecológicos en la Península de Yucatán

(Maximiliano Carranza/Sopitas) El Tren Maya ha quedado una vez más en el centro de la discusión. A menos de una semana de que se celebrara el Día Mundial del Medio Ambiente y mientras una emergencia sanitaria tiene a México prácticamente encerrado, este proyecto emblemático de la administración actual está siendo seriamente investigado por el impacto ecológico que puede tener en la Península de Yucatán.

Además, las escenas recientes no ayudaron: la semana pasada, el presidente López Obrador pasó varios días en esa zona dando un controvertido banderazo de salida. 

Se espera que un proyecto del tamaño del Tren Maya tenga un impacto impresionante —económico y social— en la Península de Yucatán. Sin embargo hay algo preocupante: organizaciones, especialistas y el propio gobierno han admitido que este ferrocarril va a tener fuertes daños ecológicos en la región. 

¿Qué tan fuertes? Solo incluyendo los documentados, oficialmente incluye la quema de combustibles fósiles, la falta de permisos ambientales y el daño de un montón de especies protegidas.

El Tren Maya funcionará con Diesel

De acuerdo con información del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el Tren Maya va a funcionar con un motor impulsado por Diesel. 

Las razones son muy simples: ahorro.

Aunque se esperaba que el tren fuera eléctrico, resulta que esa propuesta es un 6.8% más cara, así que las autoridades decidieron apostar por las energías fósiles. Además, según reporta El Universal, en nuestro país no hay suficiente Diesel como para darle abasto al funcionamiento del Tren Maya, así que tendría que ser combustible importado. 

Importante notar que los motores de Diesel —a pesar de que generan menos emisiones de CO2— sí producen muchas más partículas contaminantes que los combustibles regulares.

No tienen evaluaciones ambientales

Una de los principales puntos a favor del Tren Maya es que, en su planeación, se consideró reutilizar vías que ya existían. Sin embargo, esa decisión —aunque a primera vista responsable—permitió que las autoridades mexicanas evitaran hacer evaluaciones ambientales. 

Esto fue confirmado por la propia Fonatur en un comunicado aclaratorio. 

Las evaluaciones ambientales no se hicieron gracias a un pequeño escondite legal: como las vías fueron construidas antes de 1988, no están sujetas a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente. Los trabajos actuales en el Tren Maya únicamente cuentan como “rehabilitación y mejoramiento”, por lo que pudieron saltarse las normativas actuales.

¿Y sí son solo mantenimiento? Pues no pareciera. Como menciona la revista Proceso, se planea duplicar las vías, aumentar el número de trenes y talar la vegetación a 20 metros —de cada lado.

Miles de jaguares corren riesgo

Hace unos meses, cuando se anunció el trazado del Tren Maya, los especialistas advirtieron del gran número de especies que estaban en peligro.

Una de ellas, específicamente, son los jaguares del que solo quedan cerca de 4 mil 800 ejemplares en México.

Gerardo Ceballos, presidente de la Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar, señaló que cerca de dos mil jaguares corren peligro pues el proyecto estrella gubernamental pasaría por áreas naturales protegidas, incluyendo el Parque Nacional Tulum y las reservas de Yum Blam, Sian Ka’an y Calakmul.

Afectará el agua de la región

El Conacyt creó un grupo que analizara los riesgos de la construcción e implementación del Tren Maya y fue ahí donde encontraron que la situación del agua podría ponerse complicadísima.

“Tendrá un impacto negativo en los servicios ambientales que nos brindan los ecosistemas que serán afectados”, explicaban los científicos en el documento publicado por las propias autoridades. Ahí se destacan los daños en el manto freático de la Península de Yucatán, en el anillo de cenotes —denominado Reserva Geohidrológica en 2013— y la pérdida de agua en los principales sistemas costeros de la región. 

Señalan también que el agua recuperada en Calakmul, que alimenta más de 60% de las cuencas en Yucatán, podría estar en riesgo.

¿Tala indiscriminada?

En la página oficial del Tren Maya se acepta que habrá algunos daños en el medio ambiente. “En los casos que no sea posible contener del todo los efectos, se contrarrestarán con programas dirigidos a recuperar esos recursos naturales”, señalan. Sin embargo, algunas ONG han mencionado que no han contemplado la verdadera magnitud del daño posible.

“El trazado del Tren Maya debe revisarse, consultarse con pueblos indígenas y evitar su paso por las Reservas de la Biosfera”, señalaba la organización Salva a la Selva. 

Además de los 20 metros a cada lado de tala de árboles, los activistas mencionan que el impacto ecológico del Tren Maya puede ser todavía mayor. En una carta dirigida al presidentemencionan que la construcción “generará inevitablemente ruido, contaminación, extracción de recursos pétreos, obras de cimentación y nuevos centros de población” en reservas protegidas de nuestro país.

*Con información de Proceso, El Universa, Animal Político, Forbes y BBC

En México los mayas siguen luchando para evitar que el Tren Maya acabe con sus recursos hídricos

(AA)

Por: Alejandro Melgoza Rocha

Defensores de los territorios maya y organizaciones sociales de la comunidad se encuentran en una ‘batalla’ internacional en contra del Tren Maya, uno de los megaproyectos estrella del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el cual pretende atravesar la llamada Península de Yucatán, conformada por los estados mexicanos de Quintana Roo, Campeche y Yucatán.

La Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch Xíinbal, integrada por 25 comunidades mayas, y el Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible (CCMSS), una asociación civil sin ánimo de lucro que impulsa la gestión sustentable de territorios rurales, comenzaron a trabajar en la estrategia de defensa de los territorios. Los colectivos inicialmente habían solicitado medidas cautelares el pasado 17 de mayo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para “proteger el acuífero subterráneo”.

El Gobierno mexicano ha ignorado sus peticiones y denuncias desde hace meses, dando paso a licitar tres tramos del tren -entre el 23 de abril y el 15 de mayo- sin que existan estudios de impacto ambiental y social, lo que implica contravenir y violar lo establecido en la legislación nacional e internacional.

Dicha península es el sistema hídrico más importante de México por concentrar dos terceras partes del agua renovable y poseer un sistema de cenotes único en el país, de acuerdo con el Atlas de Agua en México de la Comisión Nacional del Agua. Estos son una especie de hoyos enormes con agua dulce interconectados subterráneamente y provistos de flora y fauna endémica. Además, la etnia maya los ocupa en sus cultos.

“Las organizaciones esperan que la CIDH ordene las medidas cautelares para que el Estado Mexicano se abstenga de la construcción y ejecución del megaproyecto Tren Maya, que estaría poniendo en riesgo el futuro ambiental de la región de la Península de Yucatán y de las comunidades mayas por los daños irreparables ocasionados al territorio, al sistema de cenotes y a los derechos al agua y al medio ambiente sano”, refiere un reciente comunicado de las organizaciones sociales.

Dos de sus voceros, Pedro Uc, portavoz de la Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch Xíinbal, y Sara Cuervo, coordinadora regional en la Península de Yucatán del CCMSS, hablaron con la Agencia Anadolu y coincidieron en que se enfrentan a un “Gobierno muro”, debido a que no responden a las preocupaciones de las comunidades originarias.

“Este proyecto pone en riesgo el agua y pone en riesgo nuestra vida, nuestra salud de todos los mayas que habitamos en esta península, que dependemos de los pozos o cenotes”, explica Uc.

“Hemos trabajado formalmente como Asamblea desde hace poco más de dos años en contra de todos los proyectos desarrollistas y extractivistas que habían comenzado a llegar a la Península y que tienen como objetivo principal el despojo de nuestro territorio maya”, agrega el líder nativo, quien detalla que traducen la información al lenguaje maya para transmitirlo a su comunidad.

Sobre las intenciones del megaproyecto, la activista Cuervo señala: “No es un proyecto de un tren sino uno que plantea todo un nuevo orden para el uso y el control de los territorios y de los bienes naturales”.

Ver también: México: denuncian que aprobación ciudadana del Tren Maya se hizo con presiones y poca información

“Un tema que preocupa mucho a las comunidades es si el proyecto del Tren Maya va a traer o reproducir nuevos ‘cancunes’”, asegura Cuervo, quien pone a la ciudad reconocida turística ubicada en el estado de Quintana Roo, la cual está afectada socioambientalmente por megaobras y la violencia desatada por los carteles del narcotráfico.

Ese nuevo orden -explica la defensora- consiste en la “generación de fuerza de trabajo y mano de obra barata que pueda mantener el crecimiento de capitales y proyectos industriales”, pues el 50% de la Península de Yucatán está conformada por ejidos, es decir, propiedad social maya.

Megaproyectos en tiempos de COVID-19

Los ejes de infraestructura de la llamada “Cuarta Transformación” están integrados por el Tren Maya; la Refinería de Dos Bocas, localizada en Tabasco; el Tren Transístmico, ubicado en Oaxaca y Veracruz; y el Aeropuerto Internacional General Felipe Ángeles, en la antigua base militar de Santa Lucía, Estado de México.

Ninguno de los cuatro proyectos suspendió sus reuniones presenciales, construcciones y otorgamiento de licitaciones, pese a que el país enfrenta los picos más altos por la COVID-19, con un saldo hasta el momento de 10.167 fallecimientos y 93.435 contagios, además que no están resueltos algunos recursos legales interpuestos por opositores a las megaobras.

En el caso del Tren Maya, proyectado con 18 estaciones, los defensores interpusieron una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), la cual emitió una medida cautelar para que “de manera urgente (el Estado) suspenda las actividades no esenciales relativas al proyecto” para evitar contagios.

“No ha parado, la obra sigue”, comenta Ernesto Martínez, integrante del Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil, en Calakmul, Campeche, estado que forma parte de la Península de Yucatán en el sureste del país, el cual interpuso en enero pasado un amparo por violaciones a la consulta indígena basada en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“No han querido parar los trabajos. Hay una voluntad férrea del Gobierno de imponer este megaproyecto pasando por encima de cualquier otro impedimento, incluyendo las instituciones”, explica Uc, quien fue amenazado de muerte en diciembre del 2019.

Los defensores no se equivocan, pese a la contingencia, este lunes 1 de junio el presidente encabezó el inicio de obras del Tramo 4 en Quintana Roo. Por esa razón, un grupo de 244 firmantes compuesto por comunidades indígenas, asociaciones y defensores de derechos humanos, se opuso a ese acto a través de una carta. “Señalamos lo inoportuno de dicha visita en medio del momento más crítico de la pandemia”, afirma la misiva.

En Oaxaca, Juana Villegas, defensora comunitaria de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), pelea contra el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, coloquialmente nombrado Tren Transístmico, localizado en el mismo sureste, que pretende realizarse desde Gobiernos anteriores.

Ver también: El ejército indígena que se rebela contra dos proyectos clave de López Obrador

“Muchas localidades se oponen porque no hay información”, dice en entrevista la integrante de la etnia mixe. “Las comunidades están preocupadas en el sentido de que hay contingencia y quieren arrancar con trabajos. En Salina Cruz (estado de Oaxaca) ya arrancaron, pero te comento que en el mes de marzo se llevaba a cabo un proceso de consulta, ese proceso no se concluyó”, añade Villegas.

Un comunicado de la Unión del 23 de abril denuncia que se promueven los trabajos en las vías férreas “sin respetar las normas mínimas de prevención dictadas en el contexto de la pandemia del COVID-19; el titular convocó algunos presidentes municipales de la región del Istmo a una reunión de trabajo”.

Respecto a la refinería de Dos Bocas, la Secretaría de Energía confirmó el 11 de mayo que se “ha multiplicado el trabajo de la obra”. También enfrentaba un amparo por poner en riesgo el medio ambiente, sin embargo, fue desestimado por un juzgado federal a finales de febrero.

También permanecen activas las obras en el aeropuerto de Santa Lucía, ya que el 18 de mayo se anunció que el avance es de 18.1%. Incluso se continúan pese a que se localizaron recientemente restos óseos de mamuts. La posibilidad de encontrarse con vestigios arqueológicos ya había sido advertida a través de un amparo del colectivo #NoMásDerroches en junio de 2019.

Sumado a las inconformidades de etnias y asociaciones, también han surgido las críticas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que en su conmemoración por el 26 aniversario del levantamiento armado, calificó al presidente López Obrador de un “capataz” que pretende matar a la madre tierra.

El EZLN se ha opuesto a los megaproyectos del sureste a través de comunicados e incluso organizó un foro virtual durante la contingencia por la pandemia.

Comunicado ante las visitas de AMLO para Tren Maya en medio de la pandemia de Covid-19

(CEMDA)
Al pueblo de México,
A los medios de Comunicación,
Al Sr. Presidente Lic. Andrés M. López Obrador
 
 En el marco de la visita prevista del Presidente Andrés Manuel López Obrador, para «dar banderazo» de salida a su proyecto denominado «Tren Maya,» las y los suscritos, organizaciones no gubernamentales, colectivos indígenas y populares, comunidades de base, académicos y académicas, personas en lo particular, a la vez que señalamos lo inoportuno de dicha visita en medio del momento más crítico de la pandemia de la COVID-19, realizamos este comunicado.
 
El «Tren Maya», ha sido presentado como uno de los principales proyectos de la actual administración federal. En el discurso, la obra servirá para «detonar el desarrollo del sureste y potenciar el turismo y el desarrollo económico de la región». Sin embargo, durante el avance del proyecto se han atropellado los derechos y garantías de la población y se ha violentado el Estado de derecho. Es por las siguientes razones que expresamos nuestro rechazo al proyecto:
 
PRIMERO. Siendo que existen diversos amparos en los que jueces federales han ordenado la suspensión de muchas de las actividades del proyecto y que la CNDH ha ordenado como medida cautelar, la suspensión de actividades no esenciales del proyecto, la visita del Señor Presidente atentaría contra el orden Constitucional. El objetivo de su visita desdeña y desacata órdenes judiciales y del Ombudsperson afectando el delicado balance y el equilibrio del ejercicio de poder en nuestro país.
 
El avance del proyecto que se fuerza desde el gobierno federal se cobija en la disminuida actividad del Poder Judicial Federal por la emergencia sanitaria, y las consecuentes repetidas negativas de juzgados federales de Campeche y Yucatán de recibir demandas de amparo en contra del proyecto. Es preocupante el ambiente que se cimbra en la conciencia nacional por las faltas de independencia judicial y de garantía de acceso a la justicia en el contexto de este proyecto.
 
En este mismo sentido, por causa de la pandemia, han sido canceladas las reuniones informativas y mesas de discusión, y se ha establecido que los términos para obtener información no corren, lo cual limita el acceso de la población involucrada a información cabal, suficiente y oportuna.
 
SEGUNDO. El megaproyecto en cuestión, aunque afecta de manera directa a comunidades indígenas de al menos 4 de las 5 entidades federativas se ha ido erigiendo sin la participación de los pueblos originarios y de otros sectores de la sociedad en el diseño y planeación de un proyecto de desarrollo. Para este proyecto no existió un diálogo preliminar con las comunidades para tomar su parecer y conocer sus necesidades y pasando por alto el derecho que tienen a decidir libremente su futuro, violando un derecho que se encuentra constitucionalmente protegido, que es el derecho a la libre determinación.
 
Sobre este particular, es preciso recalcar que las reuniones realizadas por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre del año pasado, no pueden ser consideradas como un proceso de consulta indígena, en principio porque se efectuaron a través de instancias no representativas de las comunidades y pueblos. En segundo porque no se cumplió con los estándares mínimos del derecho a la consulta, establecido en el Convenio 169 de la OIT, situación que incluso fue señalada por la Oficina para México del Alto Comisionado de Naciones Unidas[1]. Así también, porque durante las mismas, los funcionarios presentes aceptaron no tener toda la información sobre el diseño de la obra, la ruta del tren y, los impactos ambientales y socioeconómicos. Los procesos de consulta (y de pagos simbólicos por derechos de vía) a ejidos y comunidades indígenas continúan durante la emergencia sanitaria en contra de las recomendaciones de organismos internacionales y sin otorgar información suficiente con respecto a las afectaciones. Aún siguen sin definirse la ubicación y número de los llamados polos de desarrollo así como el funcionamiento de las FIBRAS (Fideicomisos de Infraestructura y Bienes Raíces) que estimamos son acciones para «bursatilizar la tierra» y contra los cuales se ha pronunciado con una opinión negativa el mismo Procurador Agrario (19 mayo 2020).
 
Decidir el futuro de las comunidades y pueblos indígenas unilateralmente, afirmando que serán los principales beneficiados de un proyecto que desconocen y en el cual su papel principal será el de la mano de obra barata, significa reproducir la discriminación sistémica que ha impulsado por años el Estado mexicano y que les ha negado a esos pueblos ser los dueños de su propio destino y futuro. La actual administración dilapida una oportunidad histórica de hacer las cosas de manera distinta y generar condiciones adecuadas para llevar a cabo un diálogo intercultural que permita generar condiciones de desarrollo a partir de las realidades, especificidades, historias y prácticas de esos pueblos. Según los mismos informes del gobierno federal, los miles de empleos que supuestamente se crearían, muy probablemente serían empleos precarios, mal pagados, temporales y sin garantías de seguridad social para las y los trabajadores, es decir que tampoco contribuiría al desarrollo regional, como se ha dado en otros proyectos impulsados por el FONATUR.
TERCERO. Existen serios cuestionamientos en torno a la viabilidad ambiental del proyecto denominado Tren Maya. Esta afirmación tiene sustento no sólo en lo señalado por académicos, académicas y comunidades desde sus instituciones de forma independiente, sino también por instancias del propio gobierno federal. Al respecto es preciso recordar que existe un estudio realizado por un grupo de 30 científicos convocados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología para determinar el impacto del Tren Maya en los territorios donde se planea su construcción, mismo que concluye que existen riesgos ambientales y sociales en este proyecto de desarrollo. Éste y otros estudios concluyen que el Tren Maya propiciará la degradación, deforestación y fragmentación de veintitrés Áreas Naturales Protegidas, entre las cuales se encuentran Áreas Naturales Protegidas de Quintana Roo como Yum Balam, Manglares de Nichupté, Uaymil y las Reservas de la Biosfera de Sian Ka‘an y Calakmul, ambas patrimonio de la Humanidad, así como siete Regiones Terrestres Prioritarias, y once Regiones Hidrológicas Prioritarias, a tal grado que podría convertirlas en áreas biológicamente inhóspitas. Estos estudios resaltan que no existe información suficiente acerca de los distintos proyectos económicos que este conllevaría, como las nuevas ciudades, los parques industriales y nuevos enclaves de desarrollos turísticos. Asimismo, los estudios exponen riesgos para la identidad cultural y posible mercantilización de la propia cultura indígena; violación al derecho a la tierra y mecanismos de financiamiento que no favorecen a los propietarios de las parcelas en los polos de desarrollo, así como la sobre-densificación del corredor turístico Cancún-Tulum.
Pero además, el estudio determina, claramente, que el Proyecto Tren Maya traza una ruta de infraestructura no sólo ferroviaria sino de desarrollos turísticos, habitacionales y de traslado, almacenamiento y comercio de mercancías de tipo diverso, situación que supone un profundo reordenamiento territorial en los cinco estados afectados por el proyecto. Como consecuencia de lo anterior, y dada las condiciones naturales excepcionales y altamente vulnerables de la región así como diversidad biológica que existe en las cinco entidades federativas, se afectarán grandes macizos de selva, manglares y otros humedales, con la consecuente pérdida de servicios ambientales como las recargas al manto freático o su capacidad para capturar dióxido de carbono. Estas afectaciones en un contexto de alta conflictividad socio-ambiental vigente caracterizado por el despojo de bienes comunes de territorios campesinos e indígenas conllevan a su vez al deterioro de sistemas ambientales. La infraestructura ferroviaria y los llamados polos de desarrollo significarán también, irremediablemente, especulación y privatización de tierras ejidales. En este sentido también se pronunciaron académicos frente al Congreso de la Unión en septiembre de 2019.
Los cuestionamientos se agravan con el hecho de que no existe una evaluación de impacto ambiental del proyecto en su totalidad, ni de ningún centro urbano que se propone, así como tampoco hay estudios realizados ni información sobre cuál sería el impacto acumulativo del Tren Maya en toda el área de afectación. Esta falta de evaluaciones violenta el marco jurídico nacional e internacional que establece la obligación de llevar a cabo estudios de impacto ambiental para este tipo de proyectos. FONATUR se escuda en que por el momento no se construirán nuevas vías, sin embargo esto es sólo parcialmente cierto puesto que las vías serán ampliadas en toda su extensión y se construirán y habilitarán carriles para un tren nuevo para el cual se requieren nuevos sistemas de durmientes y de rieles. Como reconoce el mismo Fonatur, los contratos firmados con los concesionarios tienen también la finalidad de que se construyan estructuras para el nuevo tren.
En este sentido, aún y cuando FONATUR anunció que el gobierno federal contaba con el 95% del derecho de vía, esto se ha comprobado incorrecto (por más del 40%) por estudios independientes y por el mismo FONATUR en el reciente informe del Director General Rogelio Jiménez Pons en la rueda de prensa del 18 de mayo pasado.
CUARTO. El proyecto del Tren Maya genera graves riesgos al patrimonio histórico y cultural, todos bienes nacionales, particularmente de la península. En los alrededores del trazo del Tren Maya el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) tiene registro de siete mil 274 sitios arqueológicos. De éstos, mil 288 se encuentran a distancias no mayores a 10 kilómetros de la vía férrea, de manera que tendrían una afectación directa, según el citado estudio encargado por el CONACYT. En el mismo se afirma que «Atendiendo a los cálculos de pasajeros y carga del tren, podrían implicar la destrucción irrecuperable de posibles vestigios culturales, daño físico, adulteración o uso turístico excesivo». En una denuncia penal realizada por arqueólogos, antropólogos, historiadores y expertos de diversas organizaciones e institutos de investigación por daños a los bienes nacionales a raíz de los proyectos de los trenes maya y transistmico, se denunció que los estudios de salvamento fueron realizados por una persona que no cuenta con experiencia ni títulos en la materia.
QUINTO. Aún y cuando el gobierno federal ha buscado publicitar un supuesto apoyo desde las Naciones Unidas al proyecto, dicho apoyo no existe. Existen consultores contratados por FONATUR a través de ONU-Habitat y la UNESCO que colaboran actualmente con estudios para el proyecto, sin embargo esto no representa un espaldarazo al proyecto por parte de las Naciones Unidas. Es más, las acciones de ONU-Habitat para el proyecto han sido denunciadas porque han puesto en peligro la salud de las personas al realizar censos, entrevistas y encuestas para su desalojo y despojo de sus hogares durante la emergencia sanitaria declarada desde el gobierno federal.
Finalmente queremos señalar que, frente a este proyecto que desde un inicio ha sido opaco por la ausencia de información, que beneficiará a grandes consorcios empresariales y que ha avanzado aún durante la pandemia dela Covid-19, poniendo en riesgo la salud de las trabajadoras, trabajadores, comunidades y la población en general, representantes de distintas comunidades indígenas y campesinas en los estados afectados han presentado diversas acciones legales. Lo han hecho ante instancias nacionales e internacionales, en las cuales han señalado la violación a diversos derechos. Dichas comunidades, a pesar de la dificultad que históricamente han tenido para acceder a la justicia, han logrado, hasta ahora, tres suspensiones, una en Calakmul, otra en Palenque y una más en Campeche, así como la emisión de medidas cautelares por parte de la CNDH.
En dichos procesos se han evidenciado claras violaciones a la ley, contradicciones y falsedades en la implantación del proyecto por parte fundamentalmente del FONATUR, pero sobre todo se ha expresado la voluntad de la población de mantener la exigencia y la batalla jurídica y política para hacer efectivos sus derechos a preservar su territorio y medio ambiente.
En esa lógica, el Gobierno Federal tiene la oportunidad histórica, a partir de las promesas de cambio que su titular ha expresado, de generar un proceso en donde las demandas, puntos de vista y exigencias de las comunidades indígenas, académicos y diversos colectivos que han expresado su oposición al tren, puedan ser escuchados, de tal manera que se genere un proceso realmente democrático en la definición de la política de desarrollo de las comunidades y pueblos.
Atentamente,
Firmamos:                                          
  1. Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, A.C.
  2. Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil S.C.
  3. Red de Litigio Estratégico en favor de Comunidades Indígenas y Campesinas de la Península de Yucatán.
  4. Diálogo y Movimiento, A.C.
  5. Asamblea de Defensores del Territorio Maya Múuch‘ inbal
  6. Consejo Civil Mexicano para la Silvicultura Sostenible A.C.
  7. Centro Comunitario U Kúuchil K Chiibaloon de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo
  8. Colectiva K-luumil Xkooleloob, Poniente de Bacalar
  9. Centro Cultural y de Derechos Humanos Casa Colibrí, Valladolid, Yucatán
  10. Red de Resistencia y Rebeldía Jo
  11. Consejo Indígena maya de José María Morelos U Yóol Luum
  12. Comunidad de Maya Balam, Quintana Roo
  13. Colectivo de Semillas, Bacalar, Quintana Roo
  14. Colectivo Felipe Carrillo Puerto de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo.
  15. Colectivo Xa’aybej por la defensa del territorio, Chetumal, Quintana Roo.
  16. Consejo Regional Indígena Maya de Bacalar, Quintana Roo.
  17. Ka’ Kuxtal Much’ Meyaj AC, Hopelchén, Campeche
  18. U yich lu’um A.C. de Sanahcat, Yucatán
  19. Escuela de Agricultura Ecológica U Yits Kaan, Maní, Yucatán.
  20. Colectivo Tres Barrios de Campeche, Campeche.
  21. Due Process of Law Foundation
  22. Servicios y Asesoría para la Paz A.C.
  23. Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C.
  24. Asamblea de los pueblos indígenas del Istmo en defensa de la tierra y el territorio (APIIDTT)
  25. Centro de Derechos Humanos – Espacios para la defensa, el florecimiento y apoyo comunitario
  26. Resistencia Civil de Candelaria Campeche
  27. Espacio DESCA
  28. Proyecto de Derechos económicos, sociales y culturales A.C.
  29. Jornada de Derechos Humanos A.C.
  30. Greenpeace México A.C.
  31. Maderas del Pueblo del Sureste, A.C.
  32. Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas
  33. Tequio Jurídico A.C.
  34. Proceso de Articulación de la Sierra de Santa Marta
  35. Casa Común A.C., Oaxaca, Oaxaca
  36. Centro de Derechos Humanos de las Mujeres A.C. (CEDEHM)
  37. Alianza Sierra Madre A.C.
  38. Casa Aarmaluz, Organización de Educación Acción Comunitaria del Pueblo Originario de San Pedro Cuajimalpa
  39. Derechos de la Infancia y la Adolescencia A.C.
  40. Ocean Futures Society de Jean-Michel Cousteau.
  41. Iniciativas para el Desarrollo de la Mujer Oaxaqueña (IDEMO)
  42. Bowerasa A. C
  43. Kalli Luz Marina A.C.
  44. Educación, Cultura y Ecología, A.C. de Mérida, Yucatán
  45. Consultoría Técnica Comunitaria, A.C.
  46. Centro de Investigación Escénica El Teatrito Yucatán
  47. Foro para el Desarrollo Sustentable
  48. Compañeras de Comaletzin A.C.
  49. Centro de Educación Integral de Base (CEIBA A.C.) Chiapas
  50. Mujeres transformando Mundos A.C (Chiapas)
  51. Coordinación Interregional Feminista Rural, Comaletzin A. C.
  52. Misión de Observación de la Consulta Indígena Maya (MO)
  53. Centro de Derechos Humanos «Bartolome Carrasco Briseño» A.C.
  54. Articulación Yucatán
  55. Fundación Mexicana para la Planeación Familiar, A.C.
  56. Universidad de la Tierra en Puebla
  57. Colectivo Utopía Puebla
  58. Red de Rebeldía y Resistrenzas – Puebla
  59. Colectivo Sí a la Vida (Desierto de Chihuahua)
  60. Custodios de la Hermana Agua (Ejidos ubicados en los municipios de Parras de la Fuente y General Cepeda, Coahuila)
  61. Centro Diocesano para los Derechos Humanos Fray Juan de Larios
  62. Bifanzine Colectivo
  63. EQUIS Justicia para las Mujeres
  64. Luna del Sur A.C.
  65. Muuch Kambal, A.C., Hopelchén, Campeche.
  66. Red Temática Conacyt de Economía Solidaria y Seguridad Alimentaria
  67. Jóvenes ante la Emergencia Nacional
  68. Comité 68 Pro Libertades Democráticas
  69. Nueva Constituyente Ciudadana Popular
  70. Guerreros Verdes A.C.
  71. Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec A.C.
  72. Abogadas y Abogados para la Justicia y los Derechos Humanos
  73. Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos «Todos los Derechos para Todas y Todos» (conformada por 86 organizaciones en 23 estados de la República mexicana):
  74. Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos A.C. (ACADERH)
  75. Agenda LGBT (Estado de México)
  76. Alianza Sierra Madre, A.C. (Chihuahua)
  77. Aluna Acompañamiento Psicosocial, A.C.(Ciudad de México)
  78. Asistencia Legal por los Derechos Humanos, A.C. (AsiLegal) (Ciudad de México)
  79. Asociación Jalisciense de Apoyo a los Grupos Indígenas, A.C. (AJAGI)              
  80. Asociación para la Defensa de los Derechos Ciudadanos «Miguel Hidalgo» (Jacala Hgo.)
  81. Bowerasa, A.C. «Haciendo Camino» (Chihuahua, Chih.)
  82. Casa del Migrante Saltillo (Saltillo, Coah.)
  83. Católicas por el Derecho a Decidir, A.C. (Ciudad de México)
  84. Centro de Capacitación y Defensa de los Derechos Humanos e Indígenas, Asociación Civil (CECADDHI) (Chihuahua)
  85. Centro «Fray Julián Garcés» Derechos Humanos y Desarrollo Local, A. C. (Tlaxcala, Tlax.)
  86. Centro de Apoyo al Trabajador, A.C. (CAT) (Ciudad de México)
  87. Centro de Derechos de la Mujeres de Chiapas (San Cristóbal de Las Casas, Chis.)
  88. Centro de Derechos Humanos «Don Sergio» (Jiutepec, Mor.)
  89. Centro de Derechos Humanos «Fray Bartolomé de Las Casas», A. C. (San Cristóbal de Las Casas, Chis)
  90. Centro de Derechos Humanos «Fray Francisco de Vitoria O.P.», A. C. (Ciudad de México)
  91. Centro de Derechos Humanos «Fray Matías de Córdova», A.C. (Tapachula, Chis.)
  92. Centro de Derechos Humanos «Juan Gerardi», A. C. (Torreón, Coah.)
  93. Centro de Derechos Humanos «Miguel Agustín Pro Juárez», A. C. (Ciudad de México)
  94. Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, A. C. (Tlapa, Gro.)
  95. Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (Chihuahua)
  96. Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del Sur de Veracruz «Bety Cariño», A.C. (Tatahuicapan de Juárez, Ver.)
  97. Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, A.C (Tonalá, Chis.)
  98. Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (Cd. Juárez, Chih.)
  99. Centro de Derechos Humanos Toaltepeyolo (Orizaba, Veracruz)
  100. Centro de Derechos Humanos Victoria Diez, A.C. (León, Gto.)
  101. Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero (CDHZL) (Estado de México)
  102. Centro de Derechos Indígenas «Flor y Canto», A. C. (Oaxaca, Oax.)
  103. Centro de Derechos Indígenas A. C. (Bachajón, Chis.)
  104. «Centro de Estudios Sociales y Culturales Antonio de Montesinos, A.C.» (CAM) (Ciudad de México)
  105. Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica A. C. (Propuesta Cívica) (Ciudad de México)
  106. Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, A. C. (CEPAD) (Guadalajara, Jal.)
  107. Centro de los Derechos del Migrante (Ciudad de México)
  108. Centro de Reflexión y Acción Laboral (CEREAL-Guadalajara).    
  109. Centro Diocesano para los Derechos Humanos «Fray Juan de Larios», A.C. (Saltillo, Coah.)
  110. Centro Juvenil Generando Dignidad (Comalcalco, Tabasco)
  111. Centro Kalli Luz Marina (Orizaba, Ver.)
  112. Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) (Ciudad de México)
  113. Centro Mujeres (La Paz, BCS.)
  114. Centro Regional de Defensa de DDHH José María Morelos y Pavón, A.C. (Chilapa, Gro.)
  115. Centro Regional de Derechos Humanos «Bartolomé Carrasco«, A.C. (BARCA) (Oaxaca, Oax.).        
  116. Centro Universitario por la Dignidad y la Justicia Francisco Suárez, S.J. (CUDJ)(Guadalajara, Jal.)
  117. Ciencia Social Alternativa, A.C. KOOKAY (Mérida, Yuc.)
  118. Ciudadanía Lagunera por los Derechos Humanos, A.C. (CILADHAC) (Torreón, Coah.)
  119. Colectivo contra la Tortura y la Impunidad (CCTI) (Ciudad de México)
  120. Colectivo Educación para la Paz y los Derechos Humanos, A.C. (CEPAZDH) (San Cristóbal de Las Casas, Chis.)
  121. Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste (Mexicali, Baja California)
  122. Comisión de Derechos Humanos y Laborales del Valle de Tehuacán, A.C. (Tehuacán, Pue.)
  123. Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos, A.C. (COSYDDHAC) (Chihuahua, Chih.)
  124. Comisión Regional de Derechos Humanos «Mahatma Gandhi», A. C. (Tuxtepec, Oax.)
  125. Comité Cerezo (Ciudad de México)
  126. Comité Cristiano de Solidaridad Monseñor Romero (Ciudad de México)
  127. Comité de Defensa de las Libertades Indígenas (Palenque, Chis.)
  128. Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. (CODIGODH) (Oaxaca, Oax.)
  129. Comité de Derechos Humanos «Fr. Pedro Lorenzo de la Nada«, A. C. (Ocosingo, Chis.
  130. Comité de Derechos Humanos «Sierra Norte de Veracruz«, A. C. (Huayacocotla, Ver.)
  131. Comité de Derechos Humanos Ajusco (Ciudad de México)
  132. Comité de Derechos Humanos de Colima No Gubernamental A. C. (Colima, Col.)
  133. Comité de Derechos Humanos de Comalcalco, A. C. (CODEHUCO) (Comalcalco, Tab)
  134. Comité de Derechos Humanos de Tabasco, A. C. (CODEHUTAB) (Villahermosa, Tab)
  135. Comité de Derechos Humanos y Orientación Miguel Hidalgo, A. C. (Dolores Hidalgo, Gto.)
  136. Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos «Hasta Encontrarlos»(Ciudad de México)
  137. Comité Sergio Méndez Arceo Pro Derechos Humanos de Tulancingo, Hgo A.C. (Tulancingo, Hgo.)
  138. Consultoría Técnica Comunitaria AC (CONTEC) (Chihuahua)
  139. El Caracol, A.C (Ciudad de México)
  140. Estancia del Migrante González y Martínez, A.C. (Querétaro, Qro.)
  141. Frente Cívico Sinaloense. Secretaría de Derechos Humanos (Culiacán, Sin.)
  142. Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho (Ciudad de México)
  143. Indignación, A. C. Promoción y Defensa de los Derechos Humanos (Mérida, Yuc.)
  144. Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuria, S.J. Universidad Iberoamericana- Puebla (Puebla, Pue.)
  145. Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (Ciudad de México)
  146. Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, A. C. (IMDEC) (Guadalajara, Jal.)
  147. Justicia, Derechos Humanos y Género, A.C. (Ciudad de México)
  148. La 72, Hogar-Refugio para Personas Migrantes (La 72) (Tenosique, Tabasco)
  149. Mujeres Indígenas por la Conservación, Investigación y Aprovechamiento de los Recursos Naturales, A. C. (CIARENA) (Oaxaca).            
  150. Promoción de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PRODESC AC) (Estado de México)
  151. Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (ProDESC) (Ciudad de México)
  152. Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (PODER) (Ciudad de México)
  153. Red Solidaria de Derechos Humanos, A.C. (Morelia, Michoacán)
  154. Respuesta Alternativa, A. C. Servicio de Derechos Humanos y Desarrollo Comunitario (San Luis Potosí)
  155. Servicios de Inclusión Integral, A.C. (SEIINAC) (Pachuca, Hgo.)
  156. Tequio Jurídico A.C. (Oaxaca, Oax.)
  157. Uno de Siete Migrando A. C.(Chihuahua, Chih.)
  158. VIHas de Vida (Guadalajara, Jal.)
  159. Voces Mesoamericanas, Acción con Pueblos Migrantes AC (San Cristobal de las Casas, Chiapas).            
 
También suscriben:
  1. Elisa Cruz Rueda
  2. Rodrigo Olvera, CEJUDESC
  3. Areli Sandoval Terán
  4. Wendy Jocelyn Bazan Landeros
  5. Jorge Pelaez Padilla, Universidad Iberoamericana, Ciudad de México
  6. Tatiana Alfonso, ITAM
  7. Felipe I. Echenique March. DEH INAH
  8. José Pablo Quiñones Guzmán
  9. Luis Arturo Fuentes Gomez
  10. María de Lourdes Fernández Madrigal
  11. Patricia Guarneros Marcué
  12. . Cecilia Vázquez Ahumada, profesor investigador del INAH
  13. María Consuelo Sánchez González, Universidad Autónoma de Campeche
  14. Rosa María Garza Marcué. INAH-DEAS
  15. Pablo V. Monroy Gómez
  16. Sara Mildred Rosalía Vázquez Morales, Colegio Mexicano de Arquitectos Restauradores
  17. Alberto Athié, CDMX.
  18. Gilberto Lopezy Rivas
  19. José Luis Peralta Higuera
  20. Pablo Neptali Monterroso Rivas, del centro INAH Morelos
  21. Gabriela Torres-Mazuera, CIESAS Sureste
  22. Susana Montes
  23. Victoria Novelo O.
  24. Sara Catalina Pavón Flores
  25. Luz Emilia Aguilar Zinser
  26. Andrea Medina Riancho 
  27. Elena Esperanza Toledo García
  28. Ángela Sandoval Uhthoff
  29. David Sánchez Camacho
  30. Julieta Egurrola
  31. Virginia Jiménez Solares
  32. Ofelia Medina
  33. Hortensia de Vega Nova
  34. Paul Hersch Martinez, INAH
  35. Carmen Ventura, COLMICH
  36. Irma Estela Aguirre Pérez, Puebla
  37. María Teresa Jardí Alonso
  38. Flavia Lepre, Italia
  39. Araceli Espinosa Hernández
  40. Eliana Acosta. DEAS-INAH
  41. Ernesto Torres López
  42. Mauricio Fernando Lavalle Casillas, Morelos
  43. Ezer R. May May de Kimbila, Yuc.
  44. Susana Montes
  45. Patricia Guarneros Marcue
  46. Luis Arturo Fuentes Gomez
  47. José Juan Julián, Abogado en Derechos Humanos
  48. Araceli Espinosa Sánchez
  49. Enrique Leff
  50. Cristina Barros
  51. Patricia Mendoza
  52. Carlos Mendoza-Álvarez, Universidad Iberoamericana
  53. Carolina Tabares Mendoza
  54. Deneb Chavira Martínez
  55. Graciela Cortes Camarillo
  56. Zaide Silvia Gutiérrez
  57. Clara Resendiz
  58. Guillermina Margarita López Corral, Universidad Iberoamericana
  59. Ma. Luz Salgado Briseño
  60. Cecilia Zeledón
  61. Giovanna Zacarías
  62. Eleazar Cabello Palacios
  63. Feliciano López
  64. Dulce María Ramos, Universidad Iberoamericana
  65. Magdalena Gómez, investigadora
  66. Rosalba del Rocío Toledo García
  67. Juan de Dios R. Hernández Monge
  68. Ma. de los Dolores Soto Álvarez, arqueóloga y defensora de derechos humanos
  69. Cristina Martínez Corral, estudiante de la Licenciatura en Desarrollo Local
  70. Abril Angélica Rodríguez Martínez
  71. Patricia Díaz Romo
  72. Mario Bladimir Monroy Gómez
  73. Patricia Cintia León Paoletti
  74. Karla Villaseñor Palma
  75. Alejandro Olivera, Centro para la Diversidad Biológica
  76. Rigoverto Albores Serrano
  77. Magdiel Sánchez Quiroz
  78. Lilia Salomé Mandujano Wild
  79. Paulino Alvarado Pizaña
  80. Daniel Gimenez Cacho
  81. Jorge Fernández Souza (Abogado)
  82. Elena Kahn
  83. Luisa Gonzalez De la Vega
  84. Fabiola Romero Gamboa
  85. Naayeli E. Ramírez Espinosa

1 2 3 7