Hernan Villatoro y Roger Caceres, suegro y yerno que asaltan el poder para amasar su fortuna:Uno por el PT y otro con Carlos Joaquín

en Reportajes

PT Q. Roo, la otra familia
(Primera parte)
Reportaje Especial
Pedro Canché*

Una conducta que conjuga la simulación con los excesos, la opacidad en el manejo de dinero público para pagar viajes al extranjero y comilonas en exclusivísimos restaurantes, los ataques mediáticos orquestados –pagados también con dinero ajeno-; la mentira, una montaña de adulaciones alrededor, la incongruencia, el allanamiento a toda convicción de libre pensamiento y un rosario de traiciones definen a la familia petista en Quintana Roo.

Integrantes de la clase política en el estado, lo mismo oficiales que fundacionales de la izquierda, sostienen que Hernán Villatoro Barrios, el dueño de la franquicia, ha sido el artífice de negociaciones cupulares que le convienen en cada proceso electoral, no sólo para el financiamiento amañado del PT, sino de supervivencia y amasamiento para su fortuna personal, la que reparte entre otras tres concubinas y la esposa legítima que mantiene en Chiapas.image

Incrustar en la nómina del agonizante instituto político “de la estrella solitaria” ha sido la particularidad del Partido del Trabajo (PT) en la entidad. Mas no lo único. Ha habido (y se dice que siguen allí, incrustados) parentela de todos los órdenes en el árbol genealógico oriundo de Hidalgo, Frontera, Chiapas en el amasiato de más de 12 años (tíos, cuñadas y cuñados, sobrinas y sobrinos, hijas e hijos, hermanos) que el dirigente estatal y diputado Hernán Villatoro Barrios –uno de los que traicionó al pueblo alzando el dedo para votar a favor de las reformas del gobernador Borge—encontró con Lorena Martínez Bellos, quien ha sabido capitalizar su condición de concubinato para beneficiar a sus familiares.

Caso particular, ahora, hasta los de forma indirecta, como su yerno Roger Enrique Cáceres Pascacio, priísta con cargos de institucionalidad, luego regidor por el PRD y en esta nueva etapa, ex candidato a diputado local por el Distrito VI de la coalición con el PAN, aspiración que tiró junto con la millonada gastada en los cientos de botiquines de primeros auxilios que regaló, así como una gris campaña de difusión mediática que tampoco le sirvió. Ufano, ahora piensa él que después de hacer el ridículo ante las masas “se encuentra muy bien en la primera línea del equipo del gobernador electo”.   image

La conducta política de Roger Cáceres Pascacio no sería tomada en cuenta sino porque ha hecho todo lo contrario a lo que su suegra dice rechazar y defender “a favor del pueblo y por una izquierda verdadera”, como se subraya en volantes dispersos en cada campaña donde “Lore” ha repetido, repetido y repetido como candidata.

“El caso de Pascacio es toda una aberración, el cambio de camiseta que ha traído”, es la versión que circula por los pasillos del Ayuntamiento de Benito Juárez entre el personal sindicalizado, donde por cierto, previo a renunciar (dijo él por dignidad para servir a Quintana Roo) gozó de las mieles millonarias que le brindó ser director de Tenencia de la Tierra y Asentamientos Humanos en el Ayuntamiento de Benito Juárez con el priísta Paul Carrillo de Cáceres, uno de los pupilos de Roberto Borge. Y también el dinero que le dejó ser regidor siendo perredista apoyando las intentonas de su suegra por enfrentar a Ricalde Magaña y gente afín como el entonces secretario de la comuna, Jorge Aguilar Osorio (hechos documentados en febrero de 2013).image

Roger Cáceres Pascacio está casado con Alejandra Aguirre Martínez, hija mayor del único matrimonio de la ex directora del Instituto de la Mujer sacada a palos de la dirección municipal que perdió, al quererla cobrar como cuota de poder en la malograda megaalianza de partidos en 2009. Burócratas del ayuntamiento benitojuarense recuerdan que Roger y “Lore” se conocieron allí mismo, en las butacas de la comuna, y fue desde aquel entonces que ella presentó a su hija con su compañero de cabildo, pues Roger Cáceres ocupaba la décimo segunda regiduría presidiendo la Comisión de Industria y Comercio durante la administración de Julián Ricalde Magaña, que posteriormente terminaría en enemistad tras el abuso comprobado a su suegra y la posterior garrotiza que recibió de policías a los que narran reporteros testigos de aquel hecho “se liaron a golpes atacando primero”.image

Gente cercana al círculo dicen que Roger Cáceres, Lorena Martínez y Hernán Villatoro han hecho negocios de todo, algunos no con billetes de alta denominación en mano, sino favores de control político, como utilizar la fachada del edificio ubicado en la avenida José López Portillo esquina con avenida Kabah, Unidad Morelos, Supermanzana 59, donde despachaba Roger, y en cuya sede se colocan lonas de más de 25 metros de dimensión en cada campaña donde Lorena ha buscado seguir viviendo a costa del dinero del pueblo.

PALEROS

En Bolivia, Panamá y Costa Rica al término ‘palero’ se le relaciona con la mentira. En Uruguay, también se le conoce así al mentiroso. En México se dice palero a una persona que ayuda a otra fingiendo no conocerla, a hacer trampas de todo tipo. “Es una persona que favorece o ayuda a alguien, es un ayudante convenenciero de grupos o dirigentes políticos”, definen los diccionarios.

Las definiciones encajan en la familia Villatoro-Martínez-Cáceres y conexos. Aupados en que son familia, durante el proceso electoral pasado dividieron su tiempo para hacer campaña con petistas –que rechazaron la alianza UNE—y por otra parte hicieron comparsa en las caminatas de la coalición PAN-PRD. A la prensa, en repetidas ocasiones, Villatoro Barrios dijo que el propio Carlos Joaquín había ido hasta la dirigencia nacional petista a pedir que el PT se le uniera, señalando que él se opuso argumentando los hechos ocurridos tras la megaalianza de partidos. “…Alberto Anaya nos insistió, nos dijo que Joaquín era un candidato ganador, pero no vamos a dar marcha atrás porque así lo decidimos”, apuntó.image

Trabajadores de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo (CDHEQROO) donde Alejandra Aguirre Martínez labora dicen que la tarea de ellos no era precisamente ganar la diputación y que tampoco les importa haber hecho el ridículo con la pírrica cantidad de votos que Roger Cáceres sacó en el Distrito VI, ubicado en la porción central de Cancún, con un padrón de 34 mil 195 hombres y 32 mil 750 mujeres. “Lo que les interesaba era sacar la posición política porque el señor Villatoro se enojó con Joaquín, bueno, eso dice, que se enojó, pero aquí Ale siempre dijo que su marido iba para otra condición y hasta no una sino varias fiestas le hicieron a Carlos Joaquín y a su mujer, Gaby Rejón. Ella misma lo puso en Facebook”, aseveró la fuente.

En campaña, Lorena Martínez criticó públicamente la conducta de Alicia Magaña Ricalde y de Gregorio Sánchez Martínez, quienes colocaron en suplencias a su hija, e hijo, respectivamente. ‘Lore’ olvidó que ella también, en dos procesos electorales pasados, ha inscrito a su hija Alejandra como su suplente. En esta elección, consta en las actas presentadas por el Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) también Villatoro hizo lo propio con un familiar directo, inscribiéndolo como suplente.

En su libro “Para entender las instituciones políticas. México en su Bicentenario” el politólogo mexicano Jorge Romero Vadillo sostiene que la izquierda en nuestro país se ha desdibujado. “Sólo basta ver quiénes son los dueños de las franquicias electorales del país que existen enquistados para darse cuenta de ello, por lo que el panorama político del país se recompone en lo que pudieran ser los comicios donde la chiquillada oficial dé la sorpresa, pero haciendo alianzas de facto, de último momento, en el modo más ruin del llamado fast-track que bien han dominado”.

El profesor investigador del Departamento de Política y Cultura de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) hizo un análisis sobre las alianzas que tejió, desarmó y recompuso durante este proceso electoral 2016 el Partido del Trabajo (PT) en todo el país. “Todo en política es volátil”, concluyó. En líneas rebosantes de observaciones señala: “El PT, que comenzó con una base de trabajadores, de teología de la liberación y de movimientos de democratización se ha vuelto parte de la jalea general del sistema partidista. Pero con más descaro, porque al menos se tienen partidos oficiales que ya se sabe cómo son, y no los de supuesta izquierda, que simulan y en el último momento hacen el amarre de intereses propios, sus candidatos invitan a sentarse para un diálogo a modo, e incluso, hasta se venden las estructuras”.

En marzo pasado, el periodista Rivelino Rueda, adscrito al sector de Política para el diario El Financiero, de circulación nacional, escribe: “Luego de haber recibido oxígeno por parte de las autoridades electorales para conservar su registro como partido político, el Partido del Trabajo (PT) va por mantenerse en la escena política a través de una desesperada búsqueda de alianzas incomprensibles y de candidatos efímeros, tomados al azar, recomendados por capitales no conocidos, hasta circulan especies que apuntan al panorama que bien saben hacer, amarres de último momento”.

Su análisis periodístico tuvo razón: Los híbridos electorales de ese instituto político, propiedad de Alberto Anaya para los comicios del 5 de junio fueron desde coaliciones electorales con partidos antagónicos, como en Aguascalientes y Chihuahua, donde fueron de la mano con el PRI, el PVEM y Nueva Alianza, hasta la virtual pepena de candidatos, como en Oaxaca, con el ex perredista Benjamín Robles. Todo lo que, en Quintana Roo, Villatoro ha condenado flamígeramente.

En cabal muestra de cinismo, uno de los máximos dirigentes de ese partido, Gonzalo Yáñez, defendió estas coaliciones electorales con partidos de ideología diametralmente opuesta a la del PT, al señalar que cada entidad tiene sus propias circunstancias y su específico escenario político.

Argumentó que en Durango, Puebla, Aguascalientes, Chihuahua, Veracruz o Hidalgo es “sacar del poder a un pequeño grupo que se ha enquistado en él y que mal gobierna”. Sobre el caso de Quintana Roo, donde van solos dijo: “Es decisión única. Sí tuvimos reuniones con el candidato Carlos Joaquín, con las dirigencias del PRD y el PAN, pero te digo, es un caso único, aunque se ve que es un candidato ganador”, admitió.

ARTÍFICES DE LA DISPERSIÓN

A lo largo del proceso electoral las incongruencias de ese partido lo colocaron en un limbo ideológico y de principios. Este año el PT también concretó una coalición electoral en Puebla con el PAN, Nueva Alianza, Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI). Artífices de la dispersión ideológica, los petistas no dejaron fuera de estas elecciones a su histórico aliado, el PRD y plantearon ir juntos en los comicios de Hidalgo, donde su abanderado a la gubernatura es el ex operador electoral del PRI, José Guadarrama. Pero apenas en marzo pasado, el Tribunal Electoral de Hidalgo disolvió la solicitud puesto que por un lado la plantearon entre PRD-PAN y en una segunda solicitud se registraron con el PT.

MERCADERES POLÍTICOS

En Quintana Roo los panistas hicieron corillo de una supuesta alianza de facto entre el PT y el candidato de la coalición UNE, una nueva esperanza conformada por el PAN-PRD, Carlos Joaquín.“Hay vínculos de personajes fuertes del partido con Carlos Joaquín. No se dice, pero mucho se sabe”, subrayó una fuente al interior del panismo.

La versión es creíble, al ver postulaciones familiares entregadas a la coalición PAN-PRD; por ejemplo, la de Roger Cáceres Pascacio, candidato a diputado por el Distrito VI, el ex regidor del Ayuntamiento de Benito Juárez durante la administración perredista de Julián Ricalde Magaña, que brincó a otro cargo en el gobierno saliente de Paúl Carrillo de Cáceres, sólo que como priísta, al frente de la dirección que regula la tenencia de la tierra en el municipio y forma parte de la desbandada tricolor a conveniencia que sigue a Carlos Joaquín. Roger resulta ser yerno de Lorena Martínez Bellos, también candidata del PT a una diputación local, dirigente municipal de este partido y pareja sentimental del dueño petista en Quintana Roo, Hernán Villatoro Barrios, quien jugó como candidato para la Presidencia del mismo municipio que se disputan su familiar político y su concubina.

MÁS DE LO MISMO…

Norma Solano González, ex candidata de Morena a la diputación federal por el Distrito 03 en 2015, identifica a otros familiares de la pareja Villatoro-Martínez incluidos dentro del equipo de Carlos Joaquín. Se refiere a los sobrinos Abraham Santana y José Manuel Martínez, que siempre han coordinado la avanzada y logística de Lorena en las desgastadas campañas electorales en que ha participado. Son los dedos chiquitos y caminaron con el PT y otro día con Carlos Joaquín, cuando éste anduvo repartiendo despensas el año pasado.

Simpatizantes del PT en las regiones de Cancún y en poblados de la zona rural del municipio de Othón P. Blanco aseguraron que hay grupos divididos dentro del partido. Se refieren a la ruptura pública entre Lorena Martínez con Sandino Villatoro, hijo del “candidato” Hernán, quien a la vez es su suplente dentro de la planilla para el Ayuntamiento de Benito Juárez. También al descontento de Miroslava Reguera Martínez, candidata a diputada, sobrina de Lorena Martínez, quien le ha cuestionado a su familiar eventos, fiestones (ver fotos) y desacuerdos que han sido constatados por su propia gente. “Están en desacuerdo con esta alianza, que no la reconocen, pero que bien saben que se está haciendo. Es así este juego. Es un juego familiar”, concreta la fuente.

A todos estos señalamientos se suma el que la verdadera relación entre esta pareja es que ante la aversión ciudadana que hay hacia Hernán Villatoro –acusado penalmente de violación y al que en Chetumal cuestionan por exigir justicia para la muerte del Che Guevara, pero no para la de Marco Antonio May Molina, ex regidor del PT en Othón P. Blanco asesinado en 2014—y al desconocimiento de causas palpables de su voluntad política; Lorena Martínez y varios de sus familiares operan estructura electoral a favor de las negociaciones de facto. “Por años se han dedicado a armar y vender estructuras y le guardan tantas cosas a Villatoro, la cantidad de propiedades que puso a nombre de su mujer y no le queda otra que someterse. Ahora poco adquirieron una súper propiedad en un residencial afuera de Cancún, que tiene hasta un lago”.

NOTA INDENTADA
Un poquito de historia…

En enero de 2013, siendo regidora Lorena Martínez salió a las calles para protestar por el supuesto despido injustificado que hizo el gobierno de Julián Ricalde de trabajadores del Instituto Municipal de la Mujer, pero siguió teniendo a sus familiares en nómina municipal, además de siete personas a su servicio personal.
Lorena hizo que del dinero de los ciudadanos se le pagara a sus dos hermanos y a un sobrino, sueldos de casi 50 mil pesos entre los tres. Pero también colocó a su hija (Alejandra) en el grupo del personal que tuvo a su disposición en la regiduría.
Consta en hemeroteca: los familiares de la entonces dirigente del PT-Cancún fueron dados de alta entre 2002 y 2009.
Su hermana, Consuelo Martínez Bellos fue asignada a la Dirección de Gobierno con un sueldo mensual de siete mil 745 pesos, cuando Alor ocupó la presidencia municipal y Lorena fue regidora.
Su hermano, Jorge Gabriel Martínez Bellos ingresó el 16 de noviembre de 2002 con un sueldo de 22 mil 778 pesos mensuales, en la Dirección de Tránsito, dependencia que tuvo también bajo su nómina a su sobrino, José María “Chema” Martínez González, cobrando 18 mil 400 pesos. Su alta está registrada el 16 de abril de 2009, cuando Lorena era la directora del Instituto de la Mujer.
Un documento interno de la comuna, señala que Lorena Martínez tuvo adscritas a siete personas, entre ésta una supuesta hija de nombre Daniela Monserrat Martínez Chávez, cobrando 10 mil 800 pesos al mes.
Otros incrustados en aquella nómina fueron: La sobrina de Villatoro, Jennifer Guzmán Sibaja; Felipe Reyes García, Elizabeth Blanquet Aguilar, Glendi Loría Poot y Claudia Aguirre Palacios, con un sueldo de 5 mil 345 pesos.     ( Si te gusta él periodismo independiente dona anónimamente en HSBC cuenta 6116225831  con ello seguirá vigente y creciendo este medio )  .

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

0 Comments

  1. Pinches,ratas todos los petistas,junto con su líder y su querida no tienen madre pero la gente que les cree ya no voten por los mismos ratas nomas se disfrazan pero son lo mismo a México todos esos políticos-funcionarios,(la mayoría)han llevado a México a una crisis económica social porque han hecho mal manejo del dinero que es del pueblo ya es hora de tumbar a esta gentes del poder los ciudadanos debemos de hacer n cambio profundo en lo que se refiere a política ya basta que seamos tan sumidos estas personas merecen carcel todos ellos.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de Reportajes

Ir a Arriba