Tres levantones en municipios del Partido Verde; el de Remberto Estrada y Laura Fernández

Cancún despidió el 2016 y dio la bienvenida al 2017 con un ejecutado con el que casi se alcanzaron los 60 asesinados de manera brutal por la “delincuencia organizada” y levantón “grupal”, el tercero en un mes.
Tremendamente golpeados en todo el cuerpo aparecieron -el sábado por la mañana- dos hombres de alrededor de ocho que fueron levantados entre la noche del viernes y madrugada del sábado por plaza Caracol en zona hotelera.
De acuerdo a los primeros informes, dos hombres fueron asistidos por bomberos de la base de la 510, y uno de ellos ameritó ser internado en el hospital general.
Los hombres fueron liberados horas después de haber sido presuntamente “levantados”, junto con aproximadamente seis más, cuando se encontraban en una reunión en las cercanías e Caracol por sujetos que llegaron a bordo de tres camionetas suburban.
Con ellos serían tres grupos de “levantados” en un mes. El primero fue el 27 de noviembre cuando 6 hombres venían a bordo de un vehículo cuando camionetas les cerraron el paso a la altura de Crococum en la carretera Playa-Cancún.
Poco después apareció descuartizado uno de ellos en las cercanías de la Presidencia municipal de Puerto Morelos, mientras que otro murió por estallido de vísceras en el hospital general, mientras que el martes fueron “levantados” 5 en el hotel Cerezas de la carretera Cancún Playa.
En este caso un comando armado exigía que empleados les informaran en qué habitación se encontraba uno de los huéspedes y como se rehusaban dar esa información se metieron a la fuerza hasta dar con el “objetivo” al cual se llevaron junto con su acompañante, pero llevándose también a dos guardias y un camaristo que fueron liberados horas después.
Decapitado
Cuando apenas despuntaba el primer día del nuevo año se recibió el reporte de un cuerpo decapitado, cubierto con una sábana en el interior de una camioneta abandonada a un costado de City Club en la avenida Tikal, casi esquina “Andrés Quintana ROo”, en la Supermanzana 39.
La Fiscalía General del Estado (FGE), informó del inicio del expediente CI 2/2017 por el homicidio en agravio de un desconocido, encontrado al interior de un vehículo plata marca Honda tipo CRV.
“Se trata de una persona del sexo masculino, de complexión media, de 1.70 metros de altura apróximadamente, mismo que se observa en posición decúbito ventral ubicado en la parte posterior del vehículo mismo que se observa decapitado, apreciándose el miembro superior (Cabeza) sobre el asiento del copiloto del vehículo tipo HR-V, Marca Honda, sin placas de circulación color gris”.
Hasta ayer la dependencia desconocía la identidad del decapitado de alrededor de 25 a 3º años, aunque detalló que tenía puesto un bóxer negro, playera de color negro y zapatos de color azul, y un corte irregular a la altura del cuello (decapitado) y amputación del brazo izquierdo.
“Cerezas”
El martes 28 de diciembre, tres de las cinco personas “levantadas” en un motel del bulevar Luis Donaldo Colosio fueron liberadas, mientras que las otras continúan desaparecidas.
Las autoridades de la Fiscalía General del Estado afirmaron que hasta el momento ningún familiar ha acudido a interponer alguna denuncia por la desaparición y tampoco han declarado las personas que fueron liberadas.
De acuerdo con información policiaca, las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) iniciaron el número de caso 8551/2016 y la carpeta de investigación 819/2016 por privación ilegal de la libertad, en contra de quien o quienes resulten responsables.
Asimismo, afirmaron que ningún familiar se había presentado a realizar la denuncia formal por la desaparición de las cinco personas “levantadas” la madrugada del martes en el motel “Las Cerezas”, ubicado en la carretera federal Cancún-Puerto Morelos, en la Supermanzana 307.
Sin embargo, horas después confirmaron que tres de los secuestrados –una camarista y dos guardias de seguridad privada- fueron liberados, aunque no interpusieron denuncia por este hecho.
Como se recordará, los hechos ocurrieron a las 04:00 horas del martes en el motel denominado “Las Cerezas”, ubicado en la carretera federal Cancún-Puerto Morelos, en la Supermanzana 307, cuando un grupo de sujetos llegó a bordo de tres vehículos portando armas de fuego.
De acuerdo con personal del lugar, varios sujetos armados descendieron de un automóvil BMW de color blanco, un Jeep de color verde y una camioneta de color blanco, sin poder precisar el dato de las placas, y amagaron a dos guardias de seguridad y a una camarista para obligarlos a decir dónde estaba la habitación 8. Debido a que se negaron a dar la información, los delincuentes los subieron a uno de los vehículos.
El comando se dirigió a la habitación y sacó a una pareja para obligarla a subir a otra de las unidades, y luego salir en convoy con rumbo hacia el bulevar Luis Donaldo Colosio.
Las autoridades pusieron en marcha el llamado Código Rojo pero no pudieron localizar los automóviles en que huyó el comando.
“Crococum”
Exactamente un mes antes, el 28 de noviembre, familiares del vendedor de artesanías, cuya cabeza, manos y orejas, fueron arrojados en las proximidades de Palacio municipal de Puerto Morelos, esperan que las autoridades recuperen su cuerpo para darle sepultura, pero además localicen con vida a Rubén R y uno más, apodado El Chile, los cuales fueron parte del grupo de 6 personas “levantadas” por un comando de 25 sujetos que le cerraron el paso en varias camionetas en la carretera federal Cancún-Playa, a la altura de Crococun, el jueves pasado.
Isidro R, de 23 años de edad, originario de Veracruz y vendedor de artesanías en la zona de playa Crococun, fue declarado desaparecido, junto con 5 personas más, luego de encontrar abandonada su Honda tipo Civic, de color blanca, en las proximidades del kilómetro 31 de la carretera.
A las 05:49 horas del sábado 26, la policía recibió el reporte de partes de un cuerpo tirado en la avenida Joaquín Zetina Gasca, de la colonia del mismo nombre en Puerto Morelos. Horas después se supo que pertenecían al vendedor de artesanías que había sido secuestrado apenas dos días antes.
Los familiares reconocieron al “ejecutado” y esperan que las autoridades o quienes lo secuestraron indiquen en dónde está el cuerpo porque no le han podido dar cristiana sepultura por esa causa.
De a cuerdo a la información proporcionada a la agencia Marcrix, en total fueron 6 los “levantados”, dos fueron liberados sanos y salvos momentos después, mientras que uno más, de nombre Abisail, fue torturado a “tablazos” que le hicieron estallar las vísceras, causa de su fallecimiento el sábado en el Hospital General y cuyo cuerpo era velado ayer en su empobrecida casa en la supermanzana 70.
Dos más siguen “desaparecidos”, Rubén de 21 años, primo del decapitado, y la familia teme lo peor, aunque esperan que quienes lo tienen tengan piedad de ellos y los liberen.
Según las versiones de allegados a la familia, los “desaparecidos” y asesinados no estaban metidos en cosas chuecas o algo que ver con la venta de estupefacientes, sino que se habían negado a participar en este tipo de “negocios” a pesar de las amenazas.
No obstante la sospecha es que el crimen fue cometido precisamente por un “ajuste de cuentas”, mientras que la Fiscalía General del Estado (FGE) guarda total hermetismo sobre el caso.
Mientras estos acontecimientos tiene su sangriento curso, en Cancún fue colocada otra narcomanta, pero esta vez en pleno corazón de Cancún, en las confluencias de las avenidas Uxmal y Tulúm, con amenazas a un celador de la cárcel.
Así también, ayer se registró un apuñalado en las inmediaciones del mercado 23.
(MarcrixNoticias/Diario de Quintana Roo)

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.