REGISTRO CON NOMBRES Y FECHAS DE LOS PERIODISTAS, TRABAJADORES DE PRENSA; FAMILIARES Y AMIGOS DE COMUNICADORES Y CIVILES ASESINADOS DESDE 1983

en Actualidad

Fapermex.org .- Monitoreo Permanente elaborado por Teodoro Rentería Arróyave

Actualización al 29 de agosto de 2017

PERIODISTAS ASESINADOS DE 1983 AL 2000.

Eliseo Morán Muñoz. Medio de comunicación: La Voz. Muerto en 1983. El 19 de marzo se le encontró asesinado a tiros en Puente de Ixtla, Morelos. Las circunstancias de su muerte no han sido esclarecidas. Había denunciado casos de corrupción policial.
Salvador Cruz Cervantes. Reportero del periódico El Mundo de Orizaba. 25 de diciembre de 1983. Un individuo le disparó a quemarropa en el vientre. La policía dijo que se trató de un incidente callejero, sin embargo, nunca se identificó al agresor.
Manuel Buendía Téllez-Girón. Medio de comunicación: Excelsior. Asesinado de un disparo en la espalda el 30 de mayo de 1984. Periodista de investigación. Poco antes de su muerte había escrito sobre casos de corrupción en el sindicato de trabajadores del petróleo. Nuestra versión no desmentida es que fue secuestrado en su casa, llevado a su oficina donde le confiscaron sus archivos, los más completos de la época, donde fue muerto a golpes. Su columna “Red Privada” trataba crímenes y corrupción institucional.
Javier Juárez Vázquez. Medio de comunicación: Primera Plana. Muerto en 1984. Su cuerpo fue hallado el 31 de mayo maniatado, torturado y acribillado a balas. Era el director de su publicación semanal en Minatitlán, Veracruz.
Fernando Piña Pérez. Reportero independiente. Murió el 9 de noviembre de 1984, en Oaxaca, supuestamente en un accidente vial. El reportero investigaba plantíos de mariguana.
Roberto Ornelas Reyes. Reportero de El Sol del Pacífico, de Mazatlán, Sinaloa, y corresponsal de El Noroeste de Culiacán. El 19 de octubre de 1985, desconocidos lo golpearon en la cabeza, le dispararon con arma de fuego y luego lo agredieron con arma punzocortante. Como siempre, las autoridades aseguraron que el homicidio no tenía relación con el trabajo de la víctima.
José Luis Nava Landa. Periodista independiente. Muerto el 7 de mayo de 1986, en Guerrero, asesinado de un balazo ante testigos por un regidor de ayuntamiento. El homicida fue absuelto en segunda instancia por influencias políticas.
Jorge Breñas Araya. Medio de comunicación: El Río. Muerto en 1986. El 17 de junio recibió varios disparos de unos sujetos que irrumpieron en su casa de Río Bravo, Tamaulipas, cerca de la frontera de México con Texas. Era el propietario del periódico.
Pablo Nájera López. Periodista independiente de Sinaloa. 14 de julio de 1986, asesinado a tiros cuando cenaba con una mujer a bordo de su auto. Dos años después un par de pandilleros fueron detenidos y formalizados como presuntos autores del crimen.

Ernesto Flores Torrijos y

Norma Moreno Figueroa. Medio de comunicación: El Popular. Muertos en 1986. El 17 de julio fueron asesinados por unos pistoleros no identificados, después de haber expuesto casos de corrupción y tráfico de drogas. El primero era el director y editor del diario de Matamoros, estado de Tamaulipas, y la segunda una popular columnista del mismo medio.

Juan Manuel Félix Uzeta. Reportero gráfico de El Sol de Sinaloa. 14 de agosto de 1986. En una céntrica calle de Culiacán su vehículo fue embestido por una camioneta que momentos antes había sido robada. El responsable no fue detenido, sin embargo fueron arrestados por encubrimiento dos policías de la Dirección de Seguridad Pública.

En el atentado descrito falleció la esposa del periodista,

María De Jesús Gil de Félix, y su hija quedó gravemente herida.

Odilón López Urías. Medio de comunicación: Onda. Muerto en 1986. Fue secuestrado el 7 de octubre y dos días después se le encontró muerto a balazos. Algunos testigos afirmaron que siete pistoleros habían detenido su coche en una autopista fuera de Culiacán. En su periódico trataba la corrupción y el tráfico de drogas.

Su muerte siguió al secuestro y asesinato de su hijo, Héctor Odilón López López, a principios de aquel mismo año. En ambas muertes se sospechó de traficantes de drogas.

Antonio Iván Menéndez Marcín. Director de la revista “Le Monde Diplomatique en español”. El 5 de noviembre de 1986 fue asesinado a balazos en la ciudad de México. Las autoridades sostuvieron que se trató de un simple asalto.

Martín Ortiz Moreno. Columnista del periódico Nueva Ola, de Acapulco, Guerrero, y corresponsal de Ovaciones. 2 de marzo de 1987. Fue asesinado de un disparo de pistola calibre 45. El homicida fue detenido luego de que se enfrentó a tiros con la policía. Se dijo que el asesinato fue una venganza sin precisar detalles.

Jesús Michel Jacobo. Medio de comunicación: El Sol de Sinaloa. Muerto en 1987. El 16 de octubre le dispararon unos hombres no identificados. Probablemente fue asesinado por su trabajo como periodista y su defensa jurídica de acusados por tráfico de drogas.

Manuel Burgueño Orduño. Medio de comunicación: El Sol del Pacífico. Muerto en 1988. El 22 de febrero fue tiroteado por tres hombres enmascarados que irrumpieron en su casa y le dispararon siete balas. Habitualmente escribía sobre drogas, crímenes y violencia. También era el director de Deslinde y enseñaba periodismo en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en Mazatlán.

Héctor Félix Miranda. Medio de comunicación: Zeta. Muerto en 1988. Fue abatido a tiros el 20 de abril en su coche. Era un rastreador de casosde corrupción, un crítico del gobierno y un columnista popular en Tijuana. Cuando fue asesinado estaba investigando el blanqueo de dinero proveniente del tráfico de drogas.

Ronay González Reyes. Medio de comunicación: El Mundo. Muerto en 1988. Unos asaltantes no identificados le dispararon en su oficina el 13 de julio. Los motivos no han sido esclarecidos.

Linda Bejarano. Medio de comunicación: XHIJ-TV. Muerta en 1988. Esta periodista, que dirigía un programa en un canal de Ciudad Juárez, fue tiroteada el 23 de julio por la policía en un suceso que el gobierno calificó de error de identificación. La policía afirma que disparó al menos 47 veces al Chrysler New Yorker que ella conducía, por haberlo confundido con otro coche que supuestamente transportaba a traficantes de droga.

Rigoberto Coria Ochoa, reportero del diario Trópico. 15 de octubre de 1988. Fue asesinado a machetazos por un pescador en San Isidro, Guerrero, cerca de Pie de la Cuesta, en Acapulco. El presunto asesino declaró que mató al comunicador por venganza.

Total del sexenio de Miguel de la Madrid: 24; 21 periodistas y 3 familiares.

5 de febrero de 1986. Carlos Loret de Mola. Editorialista de Excelsior y la revista Impacto. Exgobernador del estado de Yucatán.

Y su pareja, cuando se trasladaban a bordo de un auto de la ciudad deMéxico a Ixtapa Zihuatanejo. Mueren al volcarse su automóvil, según se dijo, después de que no obedecieron la orden de detenerse en un retén militar.

Humberto Gallegos Sobrino. Colaborador de varios medios y director de los Talleres Gráficos del estado de Chiapas. 11 de abril de 1989. Fue asesinado con armas punzocortantes y martillazos por el dueño y empleados del antro de comidas Los Faroles, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Armando Sánchez Herrera. Reportero independiente y corresponsal del periódico Momento de San Luis Potosí. 21 de abril de 1989. Fue asesinado a puñetazos por venganza de que publicó notas de la vida privada del presunto asesino que huyo fuera del país.

Elvira de Marcelo Esquivel. Medio de comunicación: Agencia Notimex. Asesinada el 23 de diciembre de 1989 cuando salía, con otros dos colegas, de un brindis de fin de año de una fuente informativa en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Policías preventivos del Distrito Federal los interceptaron y, por motivos pendientes de precisar, dispararon contra ella. Los policías fueron consignados sin pruebas convincentes y salieron libres. El caso continua impune.

Rodolfo Mendoza Morales. Reportero de El Heraldo de México. 18 de diciembre de 1989. En una calle de la ciudad de Puebla fue asesinado a golpes en la noche. El presunto asesino fue detenido y consignado pero jamás se informó del móvil del crimen.

Alfredo Córdova Solórzano. Medio de comunicación: Uno-Mas-Dos. Muerto en 1990. Falleció el 9 de junio, tres días después de que unos pistoleros no identificados le dispararan en su casa en Tapachula. Había escrito sobre tráfico de drogas. Era el fundador y director de su periódico de Chiapas, desde hacía 5 años. Anteriormente ya había sido agredido y golpeado.

Jaime Huitrón Vega. Director del semanario Tollan, de Tula de Allende, Hidalgo. Al hacer caso omiso en un retén, elementos del cuerpo de seguridad del gobierno del Estado le dispararon, causándole la muerte.

Víctor Manuel Oropeza. Medio de comunicación: El Diario de Juárez. Muerto en 1991. Este columnista y homeópata fue asesinado a puñaladas el 13 de julio en su consultorio en Ciudad Juárez. Las razones no están claras, pero era conocido por sus críticas columnas que acusaban al Partido Revolucionario Institucional de fraude electoral. Sus heridas apuntaban a que pudo haber sido torturado antes de ser asesinado. Tenía 60 años.

Juvencio Arenas Gálvez. Medio de comunicación: Cuestión. Muerto en 1991. Este especialista en cuestiones policiales fue hallado acuchillado el 7 de octubre junto a su coche, estacionado a las afueras de la ciudad de México. Algunos colegas del periódico afirmaron que había acordado encontrarse con un policía justo antes de su muerte.

Gabriel Venegas Valencia. Medio de comunicación: Televisa. Muerto el 14 de octubre de 1991. Fue asesinado a balazos. Cubría temas sindicales, pero los motivos del crimen siguen sin esclarecerse.

Ramón Silviano de la Mora Bueno, periodista independiente. Marzo de 1992. Asesinado por el Ejército de Guatemala, bajo sospecha de haber sido guerrillero.

Flor de María Zapata Ledezma, periodista independiente. 7 de julio de 1992. Asesinada en la frontera con Guatemala. Su muerte se produjo a manos del Ejército del vecino país, argumentando supuesta filiación guerrillera.

Maximiano Quirino Escobar, fotógrafo del diario Consigna, de Reynosa, Tamaulipas. 23 de enero de 1993. Asesinado a tiros.

Roberto Mancilla Herrera, articulista de Cuarto Poder, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 2 de febrero de 1993. Fue muerto de tres balazos en su auto. Era maestro universitario y periodista de crítica irónica. Quedaron detenidos los autores materiales, fueron encarcelados 14 años, sin que se castigara al autor intelectual.

José Herrera Cañas, fotógrafo de Servicios Fotográficos Profesionales. 5 de marzo de 1993. Asesinado en el Distrito Federal, hallado muerto en el interior de una camioneta.

Jéssica Elizalde de León, reportera de radio. 16 de marzo de 1993. Fue asesinada en Ciudad Juárez, Chihuahua. Un individuo disparó en su contra con arma de fuego de calibre 9.

Araceli Caballero Hernández. Medio de comunicación: corresponsal del periódico “El Día”, sección Metrópoli. La periodista de 24 años de edad fue asesinada de un balazo en la cabeza el miércoles 2 de Junio de 1993. Su cuerpo fue encontrado en el cruce de Avenida Central y SUTERM de la Colonia Río de Luz, en el municipio de Ecatepec, Estado de México. En su momento se culpó como autor intelectual al presidente municipal, Vicente Coss Ramírez, por las constantes publicaciones de Araceli en contra de la administración municipal y, principalmente por la publicación en que Jorge Luis Coss Tirado, hijo del entonces mandatario local, fue señalado de defraudar a decenas de familias con la venta de terrenos del “Grupo Solidaridad, 90 desarrollos habitacionales de la República Mexicana, A. C.”.

Gregorio Sánchez Mora, reportero de La Voz del Pueblo, de Veracruz. Asesinado el 30 de julio de 1993.

José Agustín Reyes. Medio de comunicación: Corresponsal del periódico El Heraldo y de la cadena de Radio Rasa. Asesinado el 16 de marzo de 1994 en La Paz, Baja California. Fueron detenidos el ex militar Alberto Salas Carrillo o Humberto Cano Carrillo quien confesó el crimen.

Jorge Martín Dorantes. Medio de comunicación: El Crucero. Muerto en 1994. El 6 de junio le dispararon desconocidos en Cuernavaca. Dirigía un semanario y era crítico con los funcionarios del gobierno local.

Enrique Peralta Torres. Medio de comunicación: La Unión de Morelos. Muerto en 1994. El 6 de julio murió en Cuernavaca de múltiples heridas de bala. Era reportero.

José Luis Rojas. Medio de comunicación: La Unión de Morelos. Muerto en 1994. El 12 de julio fue hallado estrangulado y golpeado cerca de Chamilpa. El cuerpo fue envuelto con una sábana y bolsas de plástico. Tenía 46 años, era director de su periódico de Cuernavaca y un crítico tenaz de los miembros del gobierno estatal.

Total del sexenio de Carlos Salinas de Gortari: 23: 22 periodistas y 1 familiar.

Ruperto Armenta Gerardo. Medio de comunicación: El Regional. Muerto el 5 de febrero de 1995. Editor de El Regional, periódico de Guasave, Sinaloa. Por este crimen fue detenido el abogado Felipe de Jesús Lizárraga.

Dante Espartaco Cortés. Medio de comunicación: El Mexicano. Asesinado el 18 de junio de 1996. Fotógrafo del diario en Tijuana, Baja California. Fue acribillado.

Fernando Martínez Ochoa. Vocero de la Secretaría de Desarrollo Social en Chihuahua. Asesinado el 25 de octubre de 1996.

Abel Bueno León. Medio de comunicación: La Crónica de Chilpancingo y Siete Días. Muerto en 1997. Fue victimado de un disparo en la cabeza el 23 de mayo cerca de una autopista en el estado de Guerrero. La policía informó que Bueno León también tenía la columna vertebral rota. Era director del semanario Siete Días, y también había servido como asesor de prensa del gobernador del estado. León fue uno de los siete periodistas acusados de difamación por publicar artículos que vinculaban a Rubén Robles Catalán con el asesinato por parte de la policía de un abogado en 1995.

Benjamín Flores González. Medio de comunicación: La Prensa. Muerto en 1997. El 15 de julio fue objeto de una emboscada y asesinado por un hombre que le disparó 16 veces. Fue director del periódico La Prensa, de 29 años de edad, en San Luis Río Colorado. Flores González había recibido amenazas de muerte después de publicar artículos sobre corrupción y tráfico de drogas. Un capo de la droga local estuvo implicado en su asesinato.

Víctor Hernández Martínez. Medio de comunicación: Revista Cómo. Muerto en 1997. El 26 de julio falleció por lesiones en la cabeza producidas por los golpes que le propinaron unos sujetos no identificados cuando abandonaba un cuartel de policía en la ciudad de México. Trabajaba como reportero para su revista y estaba investigando casos de corrupción policial local.

Margarito Morales Ramírez. Medio de comunicación: El Nuevo Zitlán. Asesinado el 14 de diciembre de 1997. Director del diario en Cocula, Jalisco. Le dispararon por la espalda; el crimen fue calificado como “político”. Por este crimen fue detenido el abogado Felipe de Jesús Lizárraga.*

Luis Mario García Rodríguez. Medio de comunicación: La Tarde de D.F. Muerto en 1998. El 12 de febrero recibió nueve disparos, cinco en la cara, en la ciudad de México. Salía de las oficinas del fiscal general cuando cuatro hombres con armas automáticas abrieron fuego. García cubría los temas jurídicos para su periódico y había estado escribiendo sobre corrupción policial. “Era uno de mis mejores reporteros”, afirmó el director Miguel Rocha Valencia. García, de 42 años, estaba casado y era padre de seis hijos.

Pedro Valle Hernández. Medio de comunicación: Radio Variedades. Asesinado el 30 de septiembre de 1998. Corresponsal de XEUQ en Zihuatanejo, Guerrero. Recibió un balazo en la nuca, su cuerpo fue hallado al interior de un vehículo.

Claudio Cortés García. Medio de comunicación: Le Monde Diplomatique. Asesinado el 23 de octubre de 1998. Corresponsal Jefe de diagramación del Diario en México. Estrangulado. Su cuerpo fue encontrado en el asiento trasero de su automóvil.

Philip True. Medio de comunicación: San Antonio Express-News. Muerto en 1998. El 16 de diciembre apareció asesinado en un barranco. Se encaminaba a las montañas de la Sierra Madre para escribir sobre los indios huicholes. Dos indígenas que fueron arrestados afirmaron que no querían que se tomaran fotografías de su tierra sagrada. True, de 50 años, era el jefe de la representación de su periódico en la Ciudad de México.

Justino Domínguez, reportero del estado de México, asesinado en esa entidad en 1998.

Armando Meléndez Sánchez, periodista independiente, asesinado en Tamaulipas en 1998. Recibió 3 disparos al parecer de 2 sujetos.

Mario Morales Palacios. Medio de comunicación: El Bravo. Asesinado el 15 de abril de 1999. Editorialista del diario en Matamoros. Ejecutado al salir de su domicilio.

Ramiro Ramírez Duarte. Medio de comunicación: El Heraldo. Asesinado a balazos el 28 de abril de 1999. Subdirector del diario, en Zacapu, Michoacán.

Luis Roberto Cruz Martínez, 1 de febrero de 2000, reportero de la revista Multicapas, de Reynosa, Tamaulipas, asesinado a balazos.

José Ramírez Puente, 28 de abril de 2000, periodista de Radio Net, de Ciudad Juárez, Chihuahua, asesinado de 36 puñaladas.

Hugo Sánchez Eustaquio, 19 de julio de 2000, editor del diario La Verdad, Atizapán de Zaragoza, Estado de México, se encontró su cadáver después de haber sido secuestrado.

Total del sexenio de Ernesto Zedillo: 18 homicidios: 18 periodistas

Total de 1983 al año 2000: 65 homicidios; 61 periodistas y 4 familiares.

9 de febrero de 2001, Humberto Méndez Rendón, reportero y conductor del Canal 9 de Durango, asesinado de 6 puñaladas en su domicilio en Gómez Palacio, Durango.

19 de febrero de 2001, José Luis Ortega Mata, director del semanario Ojinaga, muerto en Ojinaga, Chihuahua.

9 de marzo de 2001, José Barbosa Bejarano, corresponsal de la revista Alarma, asesinado en Ciudad Juárez, Chihuahua.

24 de marzo de 2001, Saúl Antonio Martínez Gutiérrez, subdirector editorial del diario El Imparcial, de Matamoros, Tamaulipas; fue encontrado muerto con cuatro balazos en la cabeza en las inmediaciones de las poblaciones de Río Bravo y Matamoros.

Total en 2001: 4 periodistas

17 de enero de 2002, Félix Alonso Fernández García, director de la revista Nueva Opción, de Miguel Alemán, Tamaulipas, asesinado con disparos de metralletas AK-47.

9 de abril de 2002, Pablo Pineda Guacán, reportero del diario La Opinión, de Matamoros, Tamaulipas. Su cuerpo fue encontrado con un balazo en la cabeza cerca de Arlington, Texas, Estados Unidos, en la zona limítrofe con México.

16 de octubre de 2002, José Miranda Virgen, columnista del diario El Sur de Veracruz, murió por una explosión de gas en su domicilio. Se mantiene la sospecha de que fue intencional debido a su actividad crítica contra las autoridades locales.

Total en 2002: 3 periodistas

10 de julio de 2003, Jesús Mejía Lechuga. Conductor de los noticiarios A Primera Hora, y Voz y Palabra, del grupo MS-Radio, de Martínez de la Torre, Veracruz; su osamenta fue encontrada en Papantla. Las autoridades estatales fueron acusadas de desviar las investigaciones al relacionar el crimen con un asunto de carácter personal.

13 de diciembre de 2003, Gregorio Urieta Guerrero, corresponsal en Ciudad Altamirano del periódico El Sur, de Acapulco. Tras ser amenazado fue asesinado en Acapulco.

13 de diciembre de 2003, Rafael Villafuerte Aguilar, director del periódico La Razón de Ciudad Altamirano y Coyuca de Catalán, Guerrero, asesinado a balazos en Tierra Caliente, del mismo estado de Guerrero. Según sus compañeros, los asesinos fueron identificados pero nunca fueron detenidos.

Total en 2003: 3 periodistas

21 de febrero de 2004, Miriam Denisse Ramos Delgado, reportera gráfica de Notimex en Hermosillo, Sonora. Asesinada con arma blanca en un negocio de su propiedad. La Procuraduría del estado dijo tener identificado al homicida, pero que había huido a Estados Unidos. Jamás se le detuvo.

19 de marzo de 2004, Roberto Javier Mora García, editor del diario El Mañana y de la revista North México Business, de Nuevo Laredo, Tamaulipas, fue asesinado de 26 puñaladas cuando llegaba a su domicilio. Antes había sido amenazado a raíz de las investigaciones que realizaba, relacionadas al secuestro de un compañero reportero. Se detuvo a cuatro individuos que fueron consignados, y también a Mario Medina Vázquez, que se le consideró autor intelectual del homicidio.

22 de mayo 2004, Leodegario Aguilar Lucas, editor de la revista “Mundo Político” de Acapulco, Guerrero, fue “levantado” el 22 de mayo; su cadáver incinerado fue encontrado el 8 de septiembre. Los restos presentaban impactos de disparos. Las autoridades detuvieron a tres individuos como responsables del secuestro y homicidio. Uno de los presuntos asesinos, Alfonso Vargas, informó detalladamente que agentes judiciales le obligaron a firmar documentos donde aceptaba su culpabilidad. La hermana de la víctima, aseguró que los tres jóvenes acusados y sentenciados son “chivos expiatorios”.

22 de junio de 2004, Francisco Javier Ortiz Franco, coeditor del Semanario Zeta, de Tijuana, Baja California, ultimado a disparos frente a sus dos hijos menores, en la colonia Revolución, de Tijuana, a 300 metros de la oficina de la Procuraduría de Justicia. Ortiz Franco había publicado una lista y fotografías de 76 sicarios del Cártel de los Arellano Félix, quienes portaban credenciales apócrifas de la PGJ de Baja California. Fueron detenidos tres sujetos y el semanario Zeta siempre ha dicho que no se detuvieron a todos los culpables.

31 de agosto de 2004, Francisco Arratia Saldierna, articulista de los periódicos El Imparcial, El Regional y El Mercurio, de Matamoros, y El Cinco, de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Fue baleado en una céntrica calle de esa ciudad. Había publicado investigaciones sobre ajustes de cuentas entre el narcotraficante Raúl Castelán Cruz y otro grupo antagónico.

28 de noviembre 2004, Gregorio Rodríguez Hernández, reportero gráfico y corresponsal de El Debate de Mazatlán en Escuinapa, Sinaloa, fue acribillado cuando cenaba con sus dos hijos.

Total en 2004: 6 periodistas

5 de abril de 2005, Dolores Guadalupe García Escamilla, reportera y conductora de noticiarios de Stereo 91 de Nuevo Laredo, Tamaulipas. Fue baleada el 5 de abril y falleció el día 16 del mismo mes en la Clínica Hospital de Especialidades de esa ciudad fronteriza.

8 de abril de 2005, Raúl Gibb Guerrero, director del diario La Opinión de Poza Rica, fue asesinado a balazos en Papantla, Veracruz, al parecer por bandas relacionadas con el narcotráfico.

17 de septiembre de 2005, José Reyes Brambila, reportero del periódico Vallarta Milenio, de Guadalajara, Jalisco. Se le encontró apuñalado dentro de la cajuela del automóvil propiedad de la empresa.

24 de octubre de 2005, Julio César Pérez Martínez, Jefe de redacción de la revista Siglo de México, de Tamaulipas. Su muerte se registró en una aparente balacera cuando la policía iba a realizar un rescate.

30 de octubre de 2005, Hugo Barragán Ortiz, radioreportero y conductor de noticiarios de la estación Radio MAX, de Tierra Blanca, Veracruz, golpeado y apuñalado en su propio domicilio.

Total en 2005: 5 periodistas

6 de enero de 2006, José Valdés, periodista radiofónico, asesinado en Sabinas, Coahuila. Su amiga y colega Pilar Cortázar, acusó del hecho a narcotraficantes ligados con militares, investigados por la víctima.

9 de marzo de 2006, Jaime Arturo Olvera Bravo, de La Piedad, Michoacán. Fungía como periodista independiente y había sido corresponsal del diario La Voz de Michoacán. Llevaba a su hijo de cinco años a la escuela cuando fue ultimado a mansalva.

10 de marzo de 2006, Ramiro Téllez Contreras, de Nuevo Laredo, Tamaulipas, baleado frente a su domicilio, murió en el hospital. Periodista radiofónico de EXA 95.7 FM. Director del Centro de Control, Comando y Cómputo C-4, del Consejo Estatal de Seguridad Pública. Fue titular de Protección Civil Municipal.

29 de marzo de 2006, Rosendo Pardo Ozuna, periodista de La Voz del Sureste, de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Durante su rutina de ejercicios matinales en bicicleta fue atropellado y luego rematado por sus asesinos con el mismo vehículo que lo embistió.

8 de julio de 2006, Rafael Ortiz Martínez, reportero del periódico Zócalo, de Monclova, Coahuila, y conductor del noticiario matutino Radio Zócalo, al parecer fue asesinado por sicarios del crimen organizado.

9 de agosto de 2006, Enrique Pérez Quintanilla, asesinado en Chihuahua. Fundador de la revista Dos Caras, una Verdad, de contenido policíaco, denunciaba con frecuencia casos de corrupción dentro del gobierno. Se encontró su cadáver con signos de tortura y balazos.

26 de octubre 2006, Bradley Roland Will, periodista norteamericano, originario de Nueva York, corresponsal acreditado por la agencia Indymedia e integrante de la ONG humanitaria Asociación de Asesores de Derechos Humanos. Tenía alrededor de dos meses trabajando sobre la situación en Oaxaca. De acuerdo con informaciones periodísticas murió en un ataque perpetrado por un grupo de paramilitares contra miembros de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca, APPO, durante los disturbios en esa entidad.

10 de noviembre de 2006, Misael Tamayo Hernández, director del periódico “El Despertar de la Costa”, se le encontró muerto con varios impactos de bala y huellas de tortura en un hotel ubicado a la salida de la carretera Zihuatanejo-Ixtapa, Guerrero.

15 de noviembre de 2006, José Manuel Nava, ex director de la cooperativa que editaba el periódico Excélsior, fue encontrado muerto a puñaladas en su domicilio. No se descarta que esté relacionado con la publicación de su último libro “Excélsior, el asalto final” en el que denunció la conjura entre el gobierno de Fox, cooperativistas traidores e intereses privados. Otra versión implica su muerte con su libro “El Vórtex del Mal”, donde denuncia a la pandilla que se apoderó del gobierno de Estados Unidos y en el que por primera vez dio a conocer la tesis de que el atentado a la Torres Gemelas de Nueva York, fue un autoatentado. A la fecha las investigaciones están en suspenso.

21 de noviembre de 2006, Roberto Marcos García, reportero de la Revista Testimonio, ejecutado en la carretera Veracruz-Alvarado.

30 de noviembre de 2006, Alfonso Sánchez Guzmán, ex corresponsal de Televisa y reportero de las páginas de noticias enlaceveracruz212.com.mx y Orizaba en Vivo. Su cadáver fue encontrado en las aguas del Río Blanco, del municipio de Orizaba, estado de Veracruz. Presentaba 4 impactos de bala, uno de ellos en la cabeza. Se le dio por desaparecido, dos días antes de su asesinato.

Total en el sexenio foxista: 32 periodistas

14 de diciembre de 2006, Raúl Marcial Pérez, redactor del diario regional El Gráfico de la ciudad de Oaxaca. Autor de la influyente columna “El otro lado de la moneda”. Sus sicarios, en un acto totalmente inédito, entraron hasta la redacción del rotativo para acribillarlo con disparos de armas de fuego calibres 22 y 9 milímetros. Se reveló que el periodista había denunciado las violaciones a los derechos humanos cometidos por el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz.

Total en 2006: 12

11 de enero de 2007, Gerardo Guevara Domínguez, editor de la versión digital del semanario Siglo 21, dirigida a la comunidad hispánica de Estados Unidos y con sede en Oxnar, California, www.siglo21web.com. Su cadáver fue encontrado en un barranco cercano al municipio de Ocampo, Chihuahua. El 7 de octubre de 2006 Guevara Domínguez salió en motocicleta de Guadalajara, Jalisco para ir a Creel, Chihuahua, a cumplir con un trabajo periodístico; desde entonces se le dio por desaparecido. Las autoridades declararon que al parecer la causa de su muerte fue un accidente de carretera. Lo cuestionable es que tuvieron que pasar 3 meses para localizar su cuerpo.

20 de enero de 2007. Rodolfo Rincón Taracena, reportero del diario Tabasco Hoy, de Villahermosa. Se le tuvo como secuestrado, y el 1 de marzo de 2010 la Procuraduría General de Justicia del estado de Tabasco dio a conocer que había aclarado el caso en el sentido de que presuntos delincuentes de los Zetas lo habían “levantado” y asesinado.

6 de abril de 2007, Amado Ramírez Dillanes, corresponsal de Televisa en Acapulco y titular del noticiario local de Radiorama fue muerto en pleno centro del puerto en el estado de Guerrero, inmediatamente después de terminar la edición nocturna de su informativo. Cuando salía de las instalaciones radiofónicas, fue ejecutado de cuatro balazos por dos sicarios que lo esperaban, el comunicador todavía tuvo fuerzas para descender de su vehículo y llegar a un hotel cercano para pedir auxilio, lugar donde finalmentese desplomó sin vida.

23 de abril de 2007, Saúl Noé Martínez, reportero del Diario de Agua Prieta, Sonora, quien cubría la fuente policíaca, su cadáver fue encontrado en el municipio de Nuevo Casas Grandes, Chihuahua. El lunes anterior fue subido con lujo de fuerza a un vehículo por cuatro o cinco sujetos armados, cuando llegaba a la estación de policía de su localidad, adonde corrió para evitar ser víctima de sus captores. Según la autopsia fue muerto a golpes.

5 de septiembre de 2007, Oscar Rivera Izunza, periodista con trayectoria que lo llevó a ocupar la presidencia de la Asociación de Periodistas “7 de Junio” del estado de Sinaloa. Fue ejecutado por esbirros que usaron armas de alto poder. La víctima ocupaba el puesto de vocero de los operativos conjuntos del Ejército, autoridades federales y estatales contra el crimen organizado. El atentado ocurrió en pleno centro de la ciudad capital, Culiacán. Rivera Izunza conducía una camioneta oficial y a unas cuadras de su oficina fue baleado desde otro vehículo en marcha.

8 de octubre de 2007. Mateo Cortés Martínez,

Flor Vásquez López y

Agustín López Nolasco, todos empleados de “El Imparcial de Oaxaca”, fueron asesinados cuando se dirigían a distribuir el diario a la región del Istmo. Un comando con armas de alto poder a bordo de una camioneta Equinox, de vidrios polarizados, interceptó el vehículo propiedad del periódico, rotulado con el nombre de la empresa, en la carretera federal 185, kilómetro 291+700, entre Tehuantepec y Salina Cruz, dando muerte a los trabajadores sólo porque distribuían los ejemplares del diario.

3 de diciembre de 2007, Gastón Alonso Acosta Toscano, periodista y abogado del semanario Noticias de la Frontera, fue muerto a golpes en Agua Prieta, Sonora; momentos antes lo habían secuestrado a las puertas de la Comandancia de Policía. Al momento de quitarle la vida fungía como representante legal de la Asociación Regional de Periodistas, con sede en la misma localidad, que surgió a raíz del asesinato del reportero Saúl Noé Martínez, ocurrido en abril pasado. Además de articulista ocupaba el cargo de asesor jurídico en el semanario Noticias de la Frontera, también fue agente del Ministerio Público estatal.

8 de diciembre de 2007, Gerardo Israel García Pimentel, joven reporterodel diario la Opinión de Michoacán, de apenas 24 años de edad, en Uruapan, Michoacán, fue ejecutado a tiros. Sus asesinos lo persiguieron hasta el hotel propiedad de su suegra, donde había recibido alojamiento ante las amenazas recibidas.

Total en 2007: 10 homicidios: 7 periodistas; 3 trabajadores de prensa

7 enero de 2008, Claudia Rodríguez Llera, fundadora de la Revista Cine Magazine, y conductora del programa periodístico “En Pantalla Grande”, que se transmitía por la estación Radio Mix de Ecatepec, Estado de México, de Grupo Acir, fue encontrada muerta de dos tiros en la sien, a bordo de una camioneta localizada en la Delegación Venustiano Carranza de la Ciudad de México. El crimen se trató de hacerlo aparecer como suicidio, cuando todo hace saber que es otro asesinato. Claudia era esposa de

Phillip Alexander, director en México de Columbia Pictures, Había desaparecido desde días antes y su cadáver fue encontrado en el interior de una camioneta Durango el mismo lunes 7, e identificado hasta el miércoles 9.

5 de febrero de 2008, Francisco Ortiz Monroy, corresponsal del Diario de México en Camargo, Tamaulipas, fue asesinado enfrente de la Presidencia Municipal. El informador fue baleado desde una camioneta en la calle Iturbide con Flores, de la zona centro de ese municipio fronterizo, aproximadamente a las 12:20 horas.

8 de febrero de 2008, Bonifacio Cruz Santiago y

Alfonso Cruz Pacheco, su hijo. Director y jefe de redacción respectivamente del periódico El Real de Ciudad Netzahualcóyotl, Estado de México, fueron asesinados cuando se disponían a abordar una camioneta, a unos metros de las oficinas del Síndico Procurador de la localidad, en el barrio de Xochiaca, Chimalhuacán. Los esbirros les dispararon a quemarropa con lo que se desacredita la hipótesis de que la agresión iba dirigida contra el funcionario público.

7 de abril 2008. Felicitas Martínez Sánchez y

Teresa Bautista Merino, de apenas 21 y 24 años de edad, respectivamente, periodistas indígenas de la radio comunitaria “La Voz que Rompe el Silencio” del municipio de San Juan Copala, Oaxaca, fueron acribilladas a tiros por varios individuos cuando viajaban a bordo de un automóvil a la capital del estado para participar en un seminario en defensa de su comunidad.

24 de junio de 2008, Candelario Pérez Rodríguez de 31 años, periodista independiente y editor de la revista policíaca Sucesos de Chihuahua. La víctima, originaria de la ciudad de Chihuahua, se encontraba visitando a sus familiares de Ciudad Juárez y murió baleado en el cruce de las calles Libertad y Juan de Oñate, en el barrio de la Chaveña, cerca del centro de la ciudad, la noche del lunes. Su cadáver fue encontrado en el interior de un vehículo.

23 de septiembre de 2008, Alejandro Zenón Fonseca Estrada, conductor del programa noticioso “El Padrino”, en la radiodifusora “Exa FM” de Villahermosa, Tabasco. Fue asesinado a balazos por un comando, cuando colocaba una cuarta manta en un céntrico cruce de la ciudad, acompañado de su personal y radioyentes, por medio de las cuales se manifestada en contra del crimen organizado y el incremento de secuestros. No obstante que varios días anunció su propósito, las autoridades no le brindaron la más mínima protección.

9 de octubre de 2008, Miguel Ángel Villagómez Valle, director y editor del periódico regional “La Noticia” de Lázaro Cárdenas, Michoacán, al salir después del cierre del diario rumbo a su domicilio fue “levantado” por un comando y al día siguiente fue encontrado su cuerpo con 6 balazos en la espalda y el tiro de gracia, en un paraje cercano del vecino estado de Guerrero.

9 de octubre de 2008, David García Monroy, columnista del “Diario de Chihuahua”, fue ultimado con ráfagas de metralleta por un comando que entró a un bar de la ciudad capital Chihuahua. Se informó que 4 individuos dispararon indiscriminadamente contra los ahí presentes. Otras 4 personas en persecución resultaron heridas.

17 de octubre de 2008, Francisco Javier Salas, voceador del diario “El Mexicano” de Tijuana, Baja California. Fue ultimado por un comando a las 5:00 horas, cuando se disponía a iniciar su trabajo. Se informó que los sicarios lo mataron por haber sido testigo de unas amenazas.

13 de noviembre de 2008, José Armando Rodríguez Carreón, reportero de El diario de Ciudad Juárez, Chihuahua. Fue asesinado con arma de fuego de alto poder a bordo de su vehículo, cuando se disponía a llevar al colegio a su menor hija.

14 de diciembre de 2008, Raúl Martínez López, reportero del periódico Noroeste, de Poza Rica. Fue hallado muerto con heridas por arma punzocortante en el tórax.

Total en 2008: 14: 12 periodistas; 1 trabajador de prensa y 1 familiar

13 de febrero de 2009, Jean Paul Ibarra Ramírez, reportero gráfico deldiario El Correo de Iguala, especializado en cubrir noticias policíacas, fue muerto a tiros cuando viajaba en una motocicleta, después de cubrir una información en el anfiteatro de la ciudad de Iguala, Guerrero, acompañada de su colega Liliana Marchán Arroyo, del Diario 21; desde otra moto 2 sicarios les dispararon, ya caído le dieron el “tiro de gracia”, y murió en el acto. La reportera herida de gravedad fue atendida en hospital de zona.

22 de febrero de 2009, Luis Daniel Méndez Hernández, reportero de la radiodifusora “La Poderosa” de la cadena Radiorama, fue asesinado por la espalda de cuatro impactos de bala durante una riña que se registró en las fiestas del Carnaval de Huayacocotla, en la Huasteca veracruzana. Lo extraño del caso es que el Procurador General de Justicia de la entidad, Salvador Mikel Rivera, se apresurara a rechazar que el asesinato haya tenido que ver con su actividad profesional, cuando existe la versión de que la riña fue fraguada para ultimarlo. En el ataque resultó herido el menor Fernando, de 14 años de edad.

27 de febrero de 2009, Juan Carlos Hernández Mundo de 40 años de edad, director del rotativo de circulación local “El Quijote”, cuando transitaba por la calle Encino de la comunidad de Tehuilotepec perteneciente al municipio de Taxco de Alarcón, Guerrero, fue interceptado por dos presuntos sicarios que viajaban a bordo de una camioneta, los cuales le dispararon con armas calibre 40 hasta en tres ocasiones para provocarle la muerte. Los familiares del occiso se negaron, por temor, a proporcionar información sobre los presuntos homicidas.

3 de mayo de 2009, Carlos Ortega Melo Samper, reportero y abogado de 52 años, quien laboraba en el diario local Tiempo de Durango, fue abatido la tarde del domingo 3; precisamente la fecha en que a nivel mundial se celebra “El día de la Libertad de Prensa”, de tres disparos en la cabeza en el municipio de Santa María de El Oro, Durango.

25 mayo de 2009, Eliseo Barrón Laguna, de 36 años, reportero en temas policiacos del diario La Opinión de Torreón, cabecera del diario Milenio en esa zona, fue secuestrado la noche del 25 de mayo en su domicilio de la localidad de Gómez Palacio, en el estado de Durango, por un grupo de once encapuchados, en presencia de su esposa e hijos. Al día siguiente fue encontrado su cuerpo con heridas de bala.

12 de julio de 2009, Martín Javier Miranda Avilés, reportero del periódico Panorama y corresponsal de la agencia Quadratín de la ciudad de Zitácuaro, Michoacán, fue hallado muerto en el interior de su vivienda, su cadáver presentaba heridas con arma blanca.

14 de julio de 2009, Ernesto Montañez Valdivia, editor de la revista Enfoque de El Sol de Chihuahua, fue asesinado en un ataque armado en Ciudad Juárez, cuando circulaba en una camioneta manejada por su hijo adolescente, quien resultó gravemente herido de un tiro en el cuello.

28 de julio de 2009, Juan Daniel Martínez Gil, periodista y conductor de Radiorama de Acapulco, Guerrero, desaparecido el lunes 27 de julio, fue hallado semienterrado con huellas de tortura en diferentes partes del cuerpo y el rostro cubierto con cinta adhesiva, luego de una denuncia anónima al servicio telefónico de emergencias 066.

20 de septiembre de 2009, Jaime Omar Gándara San Martín, fotógrafo independiente y colaborador de El Heraldo de Chihuahua, asesinado a cuchilladas.

24 de septiembre de 2009, Norberto Miranda Madrid, reportero de Radio Visión, y autor de la columna “Cotorreando con el gallito”. Asesinado en Casas Grandes, Chihuahua.

9 de octubre de 2009, Gerardo Esparza Mata, auxiliar de la oficina de Comunicación Social de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de la ciudad Durango, fue ejecutado de un tiro en la cabeza. El colega salió de su trabajo el viernes 9 a las 15 horas porque su esposa y sus cuatro hijos le festejarían su cumpleaños 40, donde estuvo toda la tarde en la fiesta; por la noche salió del domicilio para atender al parecer asuntos de la oficina, nunca llegó a la misma y ya no se supo de él hasta que su cuerpo fue encontrado la mañana del sábado cerca del puente Dalila, ubicado en la salida a la carretera a Zacatecas, a dos kilómetros de donde se encuentra la oficina policial.

11 de octubre de 2009, Fabián Ramírez López, radiorreportero de Magia 97.1 FM, asesinado en Mazatlán, Sinaloa. Su cuerpo apareció degollado entre matorrales; en su espalda un escrito al parecer de sus sicarios con las siglas “ITYS”.

2 de noviembre de 2009, José Bladimir Antuna Vázquez García, reportero y encargado de la sección policíaca del diario “El Tiempo de Durango”, fue secuestrado y asesinado por un comando armado. El periodista había sido “levantado”, por la mañana del lunes 2, fecha en la que en México se celebra el Día de Muertos, y su cadáver apareció cerca de las 21:00 horas en un baldío que se localiza atrás de la clínica-hospital del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, ISSSTE. Al cuerpo le fue colocado una cartulina con un mensaje que decía: “Esto me pasó por dar información a los militares y escribir lo que no se debe. Cuiden bien sus textos antes de hacer una nota. Atentamente Bladimir”.

22 de noviembre de 2009, José Emilio Galindo Robles, director de Radio Universidad de Guadalajara, en Ciudad Guzmán, Jalisco. Fue asesinado después de haber salido de su cátedra.

23 de diciembre de 2009, José Alberto Velázquez López, director de la revista Expresiones, y colaborador del canal 30 de Tulum, Quintana Roo. Fue agredido la víspera a balazos.

31 de diciembre de 2009, José Luis Romero, reportero del noticiario Radio “Línea Directa” de la ciudad de Los Mochis, municipio de Ahome, Sinaloa, fue secuestrado -“levantado”- el 30 de diciembre y su cuerpo fue encontrado dentro de una bolsa de plástico el viernes 15 de enero con señales de que fue torturado y luego asesinado de 3 balazos, dos en la cabeza. Según el peritaje fue muerto el 31 de diciembre.

Total en 2009: 16 periodistas

8 de enero de 2010, Valentín Valdés Espinosa de 28 años, reportero fundador del “Zócalo de Saltillo”, fue asesinado de 5 balazos en los primeros minutos de ese día, después de ser privado de la libertad la noche anterior en compañía de otro colega, quien posteriormente fue liberado. Otro que los acompañaba no fue levantado. El diario se guardó de revelar la identidad de los colegas que salvaron la vida.

29 de enero de 2010, Jorge Ochoa Martínez, director y editor de los semanarios El Oportuno y El Despertar de la Costa, de circulación en la Costa Chica del estado de Guerrero, fue asesinado a bordo de su automóvil de un balazo en la cabeza, disparado a corta distancia, a unos metros del palacio municipal de Ayutla de los Libres, a cien kilómetros de Acapulco, después de cenar en el restaurante El Charco de las Ranas, hechos ocurridos el viernes pasado y conocidos hasta el siguiente día.

14 de febrero de 2010, Rosario Oropeza Ontiveros, hijo de Rosario Oropeza Cota,ex director y columnista de “El Debate” de Culiacán,

Irwin Oropeza León, su sobrino, y

Víctor Higuera Araujo, amigo de los anteriores, fueron secuestrados por varios hombres armados en la ciudad de Guamúchil, 100 kilómetros al suroeste de Culiacán, a donde habían asistido a las fiestas de carnaval. Un día después aparecieron los cuerpos de Oropeza León y de Higuera Araujo, este último decapitado. Sin embargo, el paradero de Oropeza Ontiveros se desconocía. Ese mismo día, fueron encontrados tres cadáveres calcinados en La Brecha, Guasave, y tras seis meses de estudios e investigaciones, uno de los cuerpos fue identificado como el del hijo, Rosario Oropeza Ontiveros.

19 de febrero de 2010, Jorge Rábago Valdez de 49 años de edad, reportero del grupo radiofónico Radio Rey y de Reporteros en Red, es uno de los comunicadores plagiados en Reynosa, Tamaulipas en el término de 14 días. Fue secuestrado tras salir de una fiesta y posteriormente, el 1 de marzo, liberado y abandonado por los criminales en la carretera de Matamoros, Tamaulipas. Ingresó a un hospital de zona por un supuesto coma diabético, posteriormente se supo que tenía huellas de tortura y que fue amordazado. Falleció en el nosocomio.

12 de marzo de 2010, Evaristo Pacheco Solís de 33 años de edad, reportero del semanario Visión Informativa, fue ejecutado de tres balazos calibre 25, “por individuos hasta ahora desconocidos” en la ciudad de Chilpancingo.

10 abril de 2010, Enrique Villicaña Palomares, médico, abogado, conductor radiofónico en CB Noticias, articulista de La Voz de Michoacán, ex director del Sistema Michoacano de Radio y Televisión y ex secretario general de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, fue secuestrado y asesinado con arma blanca. El secuestro ocurrió el lunes 5. Sus familiares habían pedido hermetismo con la esperanza de rescatarlo con vida, según informó la Procuraduría General de Justicia del Estado. Su cadáver fue localizado la madrugada del sábado 10 en la ciudad de Morelia.

15 de abril de 2010, María Isabella Cordero Martínez, ex conductora de Televisa-Chihuahua. Hasta su muerte se desempeñaba en el área de relaciones públicas de la Cámara de Comercio Local. Fue ultimada a tiros con armas de alto poder juntamente con:

su amiga Maris Catalina Flores Aguayo, por un comando frente a un local de comidas en la noche de ese viernes en la ciudad capital Chihuahua del estado del mismo nombre.

22 de junio de 2010, Miguel Ángel Bueno Méndez, reportero del diario “Nuestro Distrito”, en Huixquilucan, Estado de México, fue “levantado” y ejecutado junto a dos hombres más, de los cuales uno logró salvar la vida. El cuerpo del periodista fue encontrado en el camino nuevo a Huixquilucan, en la colonia Canteras, en los límites con el municipio de Naucalpan, dentro de un vehículo Ford Ghia, con placas de circulación MMS 2207.

Y el amigo no identificado.

28 de junio de 2010, Periodistas y esposos Juan Francisco Rodríguez Ríos,

y María Elvira Hernández Galeana, el primero dirigente de la sección 34 del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa, en Coyuca de Benítez, Guerrero, se desempeñaba como corresponsal del periódico El Sol de Acapulco, en ese municipio; ella era directora del semanario “Nueva Línea”, que se edita en la Costa Grande de ese estado. Como muchos de los periodistas, el matrimonio realizaba otras actividades para ayudarse económicamente, los colegas tenían un negocio –un café internet-, lugar donde fueron asesinados a tiros por dos sujetos que utilizaron pistolas calibre 380.

7 de julio de 2010, Hugo Alfredo Olivera Cartas, director de la agencia de noticias local ADN de Apatzingán, Michoacán; colaborador de la agencia Quadratín de Morelia; corresponsal de La Voz de Michoacán, y editor de El Día de Michoacán, fue muerto de cuatro tiros. Su cuerpo esposado fue localizado en una brecha dentro del vehículo de su propiedad. Hugo Olivera era un activo periodista de Tierra Caliente. La noche anterior recibió una llamada telefónica y desapareció. La familia denunció que al trasladarse a identificar el cadáver personas desconocidas se apoderaron de las computadoras del comunicador victimado.

10 de julio de 2010, Marco Aurelio Martínez Tijerina de 45 años, director del noticiero Contrapunto en la emisora local XERN 950 AM, conductor del Informativo 800 en la radiodifusora XEDD y corresponsal de TV Azteca, Grupo Multimedios y W Radio, en Monterrey, Nuevo León, fue localizado sin vida en Monte Morelos, Nuevo León, con un balazo en la cabeza.

10 de julio de 2010, Guillermo Eduardo Alcaraz Trejo, camarógrafo de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y colaborador en el periódico digital Omnia, fue acribillado por un comando armado, en calles de la ciudad capital Chihuahua del estado del mismo nombre.

7 de septiembre de 2010, Marcelo de Jesús Tejero Ocampo, locutor y colaborador eventual del diario Tribuna de Campeche. Fue encontrado sin vida en el interior de su vivienda, con la nariz y boca tapadas con cinta canela.

16 de septiembre de 2010, Luis Carlos Santiago Orozco de 21 años de edad, fotógrafo de “El Diario” de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue abatido a tiros por un grupo de sicarios cuando circulaba acompañado de Carlos Manuel Sánchez Colunga quien resulto herido, a bordo de un automóvil propiedad de Alejo de la Rosa, hijo del visitador de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, Gustavo de la Rosa Hickerson, quien se había bajado del vehículo cuadras atrás. Con este crimen, “El Diario”, en su editorial, se dirigió a las bandas del crimen organizado que se disputan la plaza, para que “nos expliquen qué es lo que quieren de nosotros, que es lo que pretenden que publiquemos o dejemos de publicar para saber a qué atenernos”. Dicho editorial molestó al Gobierno Federal a tal grado que el vocero de Seguridad Pública, Alejandro Poire Romero, declaró que “ningún actor puede pactar, promover una tregua o negociar con el crimen organizado. El subdirector del rotativo y respetado colega, Pedro Estrada había precisado que se habían dirigido “a las autoridades de facto porque los mandos instituidos legalmente no han podido hacer nada” y porque “ya no queremos más muertos”.

27 de septiembre de 2010, Rafael Armando Muro. Editor del diario en línea chihuahuapost.com fue asesinado en un taller de autolavado en Ciudad Juárez. Un grupo de sujetos armados le disparó al periodista, quien unas horas antes había difundido en su página de internet la noticia del robo de armas y equipo táctico al comando C-4 de la policía estatal.

1 octubre de 2010, Juan Francisco García Márquez, voceador del periódico de información policíaca “PM”, vespertino de la empresa editora de El Diario, rotativo que ha sufrido en los últimos dos años otras dos bajas con los asesinatos de los colegas. Después de gritos de los sicarios de que estaba prohibido vender ese periódico, lo acribillaron a mansalva en la esquina del bulevar Zaragoza con Daniel García, colonia Oasis Revolución, Ciudad Juárez, Chihuahua.

4 de octubre de 2010, José Juan Núñez Sarabia, voceador de 35 años, fue muerto a balazos dentro de su puesto ubicado en el Parque Zaragoza de la ciudad de Santiago Papasquiaro, Durango; un grupo de al menos cuatro sujetos que iban a bordo de una camioneta le dispararon.

27 de octubre de 2010, Selene Hernández León, reportera del diario Cambio 3PM, y del quincenario Nuestro Tiempo. Personal del Hotel Colonial, de ciudad de Toluca, la encontró colgada con cuerdas de cortina. La policía nunca aclaró los móviles del crimen.

5 de noviembre de 2010, Carlos Alberto Guajardo Romero de 37 años, reportero del diario Expreso de Matamoros, cubría el tiroteo que se produjo en el cruce de las avenidas Pedro Cárdenas y Longoria, según se informó oficialmente, cuando fue alcanzado por el fuego cruzado entre elementos de la Armada de México y grupos delictivos. Fue en uno de los múltiples enfrentamientos que tuvieron lugar en la ciudad fronteriza y que terminaron por abatir a tiros a Antonio Ezequiel Cárdenas Guillén, “Tony Tormenta”, jefe del Cártel del Golfo. Donde surge la duda es que el informador no terminaba de bajar de su automóvil cuando fue recibido con ráfagas de metralletas; en el auto se contabilizaron cuando menos 20 impactos.

Total en 2010: 24. El año más cruel: 17 periodistas; 2 trabajadores de prensa;

2 familiares; 3 amigos

31 de enero de 2011, Maribel Hernández, empleada de distribución de los periódicos El Diario y PM de Ciudad Juárez, Chihuahua. Fue asesinada dentro de un vehículo de la empresa. La policía detuvo a Ramsés Robles Morales, quien dijo ser integrante de La Línea, grupo que forma parte del Cártel de Juárez, y haber recibido tres mil pesos por cometer ese homicidio.

9 de febrero 2011, Rodolfo Ochoa Moreno, ingeniero de Canal 9 Milenio-TV de la Laguna, fue asesinado a consecuencia del ataque perpetrado la madrugada de ese día a la emisora Radiorama de la Laguna; por tanto es una víctima inocente puesto que formaba parte del equipo técnico del Canal 9 de Milenio-TV, cuyas instalaciones comparten ambas empresas ubicadas en la calle de Cerro de las Noas sin número, Torreón, Coahuila. Multimedios ha sido atacado anteriormente en el propósito de acallar sus emisiones y en franca violación a las libertades de prensa y expresión.

8 de marzo de 2011, Noel López Olguín, reportero de los diarios Noticias y Horizonte de Acayucan, y corresponsal del rotativo Verdad, del estado de Veracruz. Un comando lo “levantó” al salir de su domicilio. Sus restos fueron localizados en una fosa clandestina en el ejido Malacate, del rancho 3 Hermanos, Chinameca, del municipio de Jaltipan. Primero fue detenido uno de los sicarios, quien reveló el lugar donde fue sepultado. El detenido, confeso, dijo llamarse Alejandro Castro Chirinos, alias “El Dragón”. No se detuvo a los demás cómplices ni al autor intelectual.

25 de marzo de 2011, José Luis Cerda Meléndez, “La Gata”, conductor periodístico de Televisa Monterrey, Nuevo León;

Luis Emanuel Ruiz Carrillo, fotógrafo de La Prensa, y camarógrafo de la televisora Canal 4 de Monclova, Coahuila, y

el primo y ayudante del presentador, Juan Roberto Gómez Meléndez. Todos fueron “levantados” por desconocidos en Monterrey, y doce horas después fueron encontrados sus cadáveres con el tiro de gracia y en el primer caso con signos de tortura y un mensaje de un cártel del narcotráfico dirigido a otra organización delictiva.

13 de junio de 2011, Pablo Aurelio Ruelas Barraza. Reportero de 38 años de edad, especializado en fuentes policíacas, colaboraba en medios regionales como El Diario del Yaqui y El Regional de Sonora, fue acribillado el lunes en la madrugada por dos hombres que al parecer trataron de secuestrarlo antes de asesinarlo, hecho ocurrido en la madrugada del lunes 13 en Huatabampo, Sonora.

20 de junio de 2011, Miguel Ángel López Velasco, “Milo Vela”; columnista del diario Notiver de Veracruz, así como su esposa

Agustina Solano de López, y el hijo de ambos,

Misael López Solano, fotógrafo del mismo medio, fueron asesinados a tiros. La madrugada de ese día fue perpetrado el asesinato de los periodistas, y de la esposa y madre. El artero triple homicidio ocurrió en el domicilio familiar ubicado en colonia Playa Linda del Puerto de Veracruz, donde un comando ingresó y abrió fuego con armas de alto poder. Autoridades de procuración de justicia del estado de Veracruz, según informaron tres días después, identificaron a Juan Carlos Carranza Saavedra, alias “El Ñaca”, como el presunto asesino intelectual y material. No ha sido detenido ni él ni sus cómplices.

3 de julio de 2011, Ángel Castillo Corona, columnista de Portal, Diario del Estado de México y su hijo,

Ángel Castillo Téllez, de 16 años, fueron asesinados la madrugada de ese domingo en las inmediaciones del municipio de Santiago Tianguistenco, Estado de México. El periodista viajaba con su hijo por la carretera México Santiago-Chalma alrededor de las 3:30 de la madrugada cuando cerca del kilómetro 12 fue víctima de un supuesto asalto, para despojarlo de su automóvil, sin embargo de inmediato lo bajaron del vehículo para golpearlo brutalmente. Su hijo, al tratar de huir, fue atropellado varias veces hasta quitarle la vida, al parecer porque reconoció a los agresores, quienes de inmediato se dieron a la fuga sin percatarse que el columnista seguía con vida. Por desgracia, cuando recibía los primeros auxilios en un hospital de la zona expiró. Ángel Castillo Corona, muy apreciado en el medio, eramiembro de Grupo 80 Periodistas del Valle de México, organización afiliada a FAPERMEX y a la FELAP.

21 de julio de 2011, Fermín Rosas Quesada de 25 años de edad, hijo del jefe de información de la cadena periodística “El Debate” de Culiacán, Fermín Rosas Rodríguez, fue asesinado mientras circulaba en su auto en la ciudad de Culiacán, capital del estado norteño de Sinaloa, y cuyo cadáver, con dos impactos de bala, fue encontrado en su propio vehículo en marcha, sentado al volante, frente a una plaza comercial. Con su inmolación se abrió la vía de ataques a las libertades, al masacrar en forma directa a los familiares y amigos de los periodistas. Los antecedentes lo comprueban con el triple homicidio del 14 de febrero de 2010, que consignamos en los numerales 73.74 y 75.

27 de julio de 2011, Yolanda Ordaz de la Cruz, reportera y columnista del periódico Notiver, del puerto de Veracruz. A 48 horas de haber sido “levantada”, fue localizado su cuerpo decapitado la madrugada de ese martes 27 en el conurbado municipio de Boca del Río, exacto atrás de las instalaciones del periódico amigo “Imagen” de Veracruz, al parecer cómo una intimidación más al gremio o a ese medio.

25 de agosto de 2011, Humberto Millán Salazar, conductor del noticiario estelar de Radio Fórmula Culiacán y director del diario digital “A Discusión”, plagiado la víspera, fue asesinado y horas después su cuerpo fue localizado en un cultivo agrícola al norte de la ciudad capital de Sinaloa. Al momento del plagio, según las indagatorias, el informador enfrentó a sus captores para pedirles que dejaran en libertad a su hermano discapacitado que los acompañaba ya que era ajeno a su labor. Así salvó la vida de su consanguíneo. Además, Berzahi Osuna Enciso, colaborador del diario digital, reveló contar con un video que en vida le entregó para su resguardo Humberto Millán, el cual le pidió divulgar en caso que le sucediera alguna tragedia. Hasta la fecha las autoridades no han revelado su contenido.

1 de septiembre de 2011, Ana Marcela Yarce Viveros, reportera, y

Rocío González Trápaga, colaboradora de la valiente revista de investigación “Contralínea”. Este es el primer doble homicidio de mujeres periodistas. El director de la publicación, Miguel Badillo, informó que los cuerpos semidesnudos, atados, amordazados, con signos de ahorcamiento y torturas fueron encontrados en las inmediaciones de las calles de Morelos y Luis Donaldo Colosio, en un parque de la delegación Iztapalapa, jurisdicción que corresponde a los domicilios de las víctimas.

24 de septiembre de 2011. María Elizabeth Macías Castro de 39 años de edad, editora jefa del periódico local “Primera Hora”, propiedad del alcalde de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Benjamín Galván Gómez, del Partido Revolucionario Institucional, PRI, fue asesinada, degollada y luego su cuerpo fue colgado de un puente peatonal de ese municipio. La policía encontró un mensaje sobre el cuerpo de la informadora que usaba el seudónimo de “@NenaDLaredo” donde se la acusaba de difundir información a través de redes sociales.

Total en 2011: 18: 12 periodistas, 1 trabajador de prensa; 4 familiares; 1 civil.

6 de enero de 2012, Raúl Régulo Garza Quirino, de 30 años de edad, reportero del periódico local “La última Palabra”, fue asesinado a balazos en el municipio petrolero de Cadereyta, Nuevo León, a escasos metros de la presidencia municipal, en la que también prestaba sus servicios en labores sociales.

23 de enero de 2012, Antonio Pedraza Álvarez, reportero y locutor del programa “Los amos del camino”, de W Radio, de Tizayuca, Hidalgo. Su cadáver calcinado fue encontrado en su propio domicilio, en esa localidad.

11 de abril de 2012, Gustavo Flores Trenado, coeditor de Metro del Grupo Reforma, muere en un hospital de San Juan del Río, Querétaro, tras ser recogido de la carretera por la Policía Federal en estado de coma por un golpe en la cabeza.

20 de abril de 2012, Javier Moya Muñoz y

Héctor Javier Salinas Aguirre, fusilados en Chihuahua, Chihuahua. El primero conductor de radio, director de noticieros, impulsor incansable de campañas altruistas por la Tarahumara, fundador y director de instituciones educativas de nivel medio superior, impulsor del profesionalismo de los locutores y líder gremial nacional. El segundo líder estudiantil, jefe de oficinas de prensa políticas y gubernamentales, director de medios de comunicación, periodista valiente en su portal www.futuro.mx.Según versiones de testigos, 10 hombres armados irrumpieron después de las 21 horas en un negocio ubicado en la colonia Granjas de esa ciudad, formaron a los clientes y les dispararon. Trece murieron en el lugar, cuatro fueron traslados con heridas graves a hospitales y dos fallecieron horas más tarde. Algunas autoridades señalaron que los periodistas son considerados “víctimas colaterales”, designación acuñada por el presidente, Felipe Calderón Hinojosa, para impugnar las críticas a su guerra decretada contra el crimen organizado.

28 de abril de 2012, Regina Martínez Pérez, corresponsal en el estado de Veracruz de la revista Proceso y de la agencia informativa Apro de la misma casa editorial, antes se desempeñó con el mismo cargo para el diario La Jornada, en el ámbito local fue reportera durante 20 años del periódico Política, que se edita en la capital del estado, Xalapa. Era originaria del municipio de Gutiérrez Zamora, norte del estado, y egresada de la Facultad de Comunicación de la Universidad Veracruzana. El cadáver de la comunicadora fue hallado con huellas de golpes en la cara y en diferentes partes del cuerpo, la Procuraduría General del estado informó que el cuerpo fue encontrado en el baño de la casa y “aparentemente, la causa de la muerte pudo ser por asfixia por estrangulamiento”.

1 de mayo de 2012, Gabriel Hugo Córdoba,

Esteban Rodríguez Rodríguez y

Guillermo Luna Varela, fotoreporteros del periódico Notiver, del diario AZ y de la Agencia Veracruznews, respectivamente, así como

la novia de Guillermo, Irasema Becerra, ejecutiva del diario El Dictamen, fueron asesinados a golpes. Los cuerpos de las víctimas, de entre 30 y 37 años de edad, fueron encontrados desmembrados y con señales de tortura la mañana del jueves 3 -Día mundial de la Libertad de Prensa-, en el Canal de la Zamorana, del municipio porteño de Boca del Río, conurbado al Puerto de Veracruz. Todos habían sido reportados como desaparecidos desde el martes anterior. Las autoridades explicaron que Gabriel Huge recién acababa de llegar a Veracruz luego de autoexiliarse tras el asesinato de la reportera del periódico Notiver, Yolanda Ordaz, ocurrido el mes de julio anterior y cuyos restos fueron arrojados en las inmediaciones de las oficinas del rotativo Imagen del Golfo.

12 de mayo de 2012, René Orta Salgado, reportero policíaco del El Sol de Cuernavaca. Su cuerpo fue localizado por elementos de la Policía Estatal en el interior de una camioneta de lujo en la calle del Hueso de la Colonia Buena Vista, a unos metros de la 24 Zona Militar y de la sede de la Secretaría de Auxilio Ciudadano de Cuernavaca. Orta Salgado hacía tres meses que se había retirado de la profesión para encabezar la organización priista Emprendedores por la Nación.

18 de mayo de 2012, Marco Antonio Ávila García de 39 años de edad, reportero del diario “El Regional de Sonora”, fue levantado por un grupo de sujetos armados y encapuchados el jueves 17, mientras limpiaba el automóvil utilitario de su casa editorial en un negocio afín, un día después su cuerpo sin vida fue localizado en el libramiento San José-Puente Douglas con signos de tortura y estrangulamiento. José Larrinaga Talamantes, vocero de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, PGJE, indicó que el reportero fue encontrado envuelto en bolsas de plástico y estaba acompañado de un mensaje del cual a la fecha no se ha informado su contenido.

13 de junio de 2012,Víctor Manuel Báez Chino, editor del diario Milenio, El Portal de Xalapa e integrante del Consejo Editorial del portal de noticias www.reporterospoliciacos.mx. El Diario Milenio informó que el periodista fue secuestrado el mencionado día alrededor de las 23:30 horas y su cuerpo sin vida fue hallado la madrugada siguiente en la céntrica calle Úrsulo Galván, en las inmediaciones del zócalo de Xalapa. El diario digital es propiedad del ex secretario de Seguridad Pública y luego diputado federal, Alejandro Montano Guzmán. En mayo de 2008, el reportero sacrificado presentó una denuncia formal ante la desaparecida Fiscalía para Periodistas y Comunicadores en contra del coordinador de la extinta Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río (PIVB), así como del Subsecretario B de la SSP, Remigio Ortiz Olivares, por la golpiza, detención y robo de que fue objeto por parte de elementos policiacos de Veracruz, cuando cubría el desalojo violento de choferes del servicio urbano.

29 de junio de 2012, Armando Montaño Alters, joven reportero mexicano- estadounidense, becario en México de la agencia de noticias The Associated Press, AP, fue hallado sin vida ese viernes 29 en el hueco del elevador de un edificio ubicado en la Colonia Condesa; la víctima tenía 22 años y era originario de Massachusetts, Estados Unidos. Según se supo, el becario cubrió varias notas, entre ellas el caso de los tres policías federales asesinados por tres de sus compañeros en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en el marco de una investigación por una red de tráfico de drogas.

18 de agosto de 2012, Ernesto Araujo Cano de 38 años, reportero gráfico de El Heraldo de Chihuahua; según versión de las autoridades de Chihuahua se trató de un asalto: “Araujo Cano regresaba de cubrir una nota, mientras se encontraba detenido por una luz roja en el cruce de las avenidas Periférico Lombardo Toledano y Justiniani alrededor de las nueve de la noche, el fotógrafo fue atacado por tres sujetos que bajaron de otro vehículo e intentaron despojarlo de su auto, Araujo opuso resistencia y fue agredido con un arma blanca y un bate, la víctima fue recogida por los servicios de emergencia y llevado a un hospital donde le declararon muerte cerebral, horas más tarde falleció”.

19 de agosto de 2012, Arturo Barajas López y

José Antonio Aguilar López, de 46 y 26 años respectivamente, el primero de ellos prestaba sus servicios en el Diario de Zamora y el segundo trabajaba como fotógrafo independiente, pero siempre en pareja. Los cuerpos sin vida de los mencionados colegas fueron localizados en la cajuela de un automóvil con placas del Distrito Federal abandonado en la zona rural de Tinaja de Vargas, municipio de Ecuandureo, Michoacán. El lugar, a 145 kilómetros de Morelia, capital del estado, es un área considerada por la policía como zona con presencia de grupos armados al servicio del narcotráfico, se precisa que el grupo delincuencial “Los Caballeros Templarios” logró apoderarse de la zona que antes mantenía la “Familia Michoacana”.

15 de octubre de 2012, Ramón Abel López Aguilar, fotoperiodista y director del portal www.tijuanainformativo.info, fue muerto de un disparo en el cráneo y su cuerpo fue localizado la madrugada del lunes 15 en la calle Lago Balkash de la colonia Torres del Lago, en la delegación Cerro Colorado de la ciudad de Tijuana, Baja California, el día anterior fue sacado con lujo de fuerza de su domicilio ubicado en la misma localidad. El comunicador, quien contaba con 53 años de edad y con 25 en el ejercicio de su profesión, se desempeñaba también como fotógrafo en los diarios “La Voz de la Frontera” y “El Sol de Tijuana”.

27 de octubre de 2012, Pascual Tarín Ávila, reportero del diario El Norte de Cananea, Sonora, quien se encontraba desaparecido desde junio pasado fue encontrado muerto en un solar de Costa Rica. Según el reporte de las autoridades de esa nación centroamericana, hallaron en la zona de Bello Horizonte de Escazú dos cadáveres, uno de los cuales pertenece al periodista mexicano de 53 años de edad, por lo que de inmediato informaron a sus familiares.

14 de noviembre de 2012, Adrián Silva Moreno, reportero de policía de Global México, Radio 11.70 de Tehuacán y el periódico Puntual de la ciudad de Puebla, y

su ayudante Mizrael López González, ex policía municipal, fueron asesinados en Tehuacán, Puebla. Según informaciones de testigos y autoridades, Adrián y Mizrael, después de reportear el descubrimiento de una bodega en la que presuntamente se almacenaba combustóleo robado que hicieron elementos de la XXIV Zona Militar, fueron interceptados por sujetos que viajaban en una camioneta Ford Lobo color rojo con placas KY-81-023 del Estado de México y en otra tipo Suburban, sobre el libramiento San Marcos, quienes de inmediato les dispararon con armas de alto calibre. Como siempre, los sicarios se dieron a la fuga. De acuerdo con periodicocentral.mx, el comunicador asesinado trabajaba también al servicio de Juan Elías Cesin Mussi, director general de Análisis Político del gobierno del estado de Puebla, y durante el anterior gobierno, de Mario Marín, colaboró con la desaparecida Secretaría de Gobernación, a las órdenes de Javier Jofre Morales y Maribel Palma Marín, exsubdelegados de la citada dependencia estatal.

21 de noviembre de 2012, Edgar Haaz Herrera, columnista del periódico local Nueva Imagen Informativa, del puerto de Veracruz y ex jefe del DIF Municipal; pariente del ex gobernador Fidel Herrera. Fue asesinado en esa localidad; estrangulado con un cable de acero quemado mientras dormía.

Total en 2012: 22: 20 periodistas; 1 trabajador de prensa; 1 familiar

Total en el sexenio Calderonista: 105 homicidios; 85 periodistas; 8 trabajadores de prensa 8 familiares; 3 amigos y 1 civil.

Total en la llamada docena trágica: 136:

117 periodistas, 8 trabajadores de prensa, 7 familiares, 3 amigos y 1 civil.

Total en el sexenio de Vicente Fox Quesada: 32 homicidios

Total en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa: 105 homicidios

27 de febrero de 2013, un civil murió en el tercer ataque con armas largas contra las instalaciones del diario El Siglo de Torreón, no obstante que policías federales resguardaban el edificio del periódico. El Siglo de Torreón, por razones de seguridad de los deudos, no se reveló la identidad de la víctima; en el atentado al rotativo, además del civil acribillado, una mujer embarazada sufrió una grave crisis nerviosa.

3 de marzo de 2013, Jaime Guadalupe González Domínguez de 38 años de edad, director del medio electrónico www.ojinaganoticias.com.mx, fue ejecutado por un comando armado la tarde de ese domingo, precisamente, en el municipio de Ojinaga, Chihuahua, cuando el reportero realizaba trabajos propios de su profesión, “al parecer tomando una serie de fotografías, acompañado de una mujer, “quien fue perdonada por los sicarios”. El reporte pericial arroja que los asesinos “atacaron al reportero cuando se encontraba a bordo de su vehículo en las calles Trasviña y Retes y 13, de la colonia Centro en la ciudad de Ojinaga”, fronteriza con Presidio, Texas. Al ser “suspendido” el sitio de la Internet, el mismo medio de información dio cuenta de la ejecución de su director y compañero en la edición del domingo, y advirtió que “podría significar su última noticia”.

11 de marzo de 2013, Víctor Javier Campos, corrector del departamento de Fotografía del Diario de Ciudad Juárez, fue encontrado muerto colgado en su habitación de un hotel de Agua Prieta, Sonora. Había sido reportado como desaparecido desde el día 6 anterior.

15 de abril de 2013, Alonso de la Colina Sordo, conductor de noticias de TV Azteca en Guerrero, fue asesinado de un tiro por un solitario sujeto que le disparó al salir de una sucursal bancaria en la ciudad de Puebla, a donde se había refugiado con un hermano después de recibir amenazas de muerte.

22 de abril de 2013, José Cuauhtémoc Sánchez Arreola, Director de Prensa y Propaganda del Ayuntamiento Constitucional de Ruiz, Nayarit. Fue “levantado” y se presume que el mismo día fue asesinado a tiros. Su cadáver fue encontrado en un predio al norte de la Plaza de Toros Juan Calleros.

24 de abril de 2013, Daniel Alejandro Martínez Basaldúa, reportero gráfico del diario Vanguardia de Coahuila y

su amigo, el estudiante de ingeniería Julián Alejandro Zamora Gracia, de 22 y 23 años de edad respectivamente, fueron asesinados a tiros y sus cuerpos desmembrados fueron encontrados en un apartado lugar de la ciudad capital Saltillo.

4 de mayo de 2013, Alfredo David y

Diego Alejandro, de 20 y 21 años, respectivamente, hijos de los colegas David Páramo comentarista de Imagen y TV Azteca y de Martha González Nicholson, editora del periódico El Peso, filial del Diario de Chihuahua; también nietos del maestro José Alfredo Páramo, ex director de Servicios Escolares de la Escuela de Periodismo “Carlos Septién García”, fueron asesinados a balazos a escasos metros de la puerta de su casa en una colonia de la ciudad capital Chihuahua. Las autoridades informaron la detención de tres presuntos autores del doble homicidio y aseguraron que el móvil fue una deuda de 10 mil pesos por venta de droga.

18 de mayo de 2013, Ángel Humberto Marín Licona, quien contaba con sólo 25 años de edad, hijo del periodista Antonio Marín, fue secuestrado y asesinado. De acuerdo las primeras investigaciones, el mencionado primogénito del mencionado colega viajó a la Ciudad de México, el 1 de mayo, aprovechando el puente vacacional, según dijo a su padres, para visitar un parque de diversiones; posteriormente les llamó vía telefónica para informarles que se quedaría un día más para conocer de una oferta de trabajo, desde ese momento perdieron todo contacto con su vástago. Horas después, recibieron la llamada de un sujeto, el cual con insultos les informó que tenían secuestrado a Ángel Humberto y les exigieron un millón de pesos por su rescate. El periodista les hizo saber que no contaba con tal cantidad, por lo que les pidió tiempo para conseguir el dinero. Su esposa vendió pertenencias y puso en venta la casa, sin embargo, no se volvió a recibir ninguna llamada más. Fue hasta el sábado, cuando un familiar les informó a los adoloridos padres que en el Servicio Forense del municipio de Ecatepec, Estado de México, se encontraba un cuerpo con las características del hijo secuestrado; el colega Toño Marín viajó en autobús para reconocer a su vástago. Marín Cardín, quien además es Jefe de Redacción del periódico Notiver, después de los trámites de identificación, trasladó el cuerpo de su hijo a Veracruz la mañana del sábado, donde fue velado.

24 de junio de 2013, Mario Ricardo Chávez Jorge, director del periódico El Ciudadano. Había sido secuestrado dos semanas atrás en Reynosa, Tamaulipas, cuando salía del cine con su familia. Sus restos fueron hallados semienterrados.

17 de julio de 2013, Christian Alberto López Bello, reportero policiaco de El Imparcial, de Oaxaca, y

su amigo, Arturo Alejandro Franco Rojas, informante del ayuntamiento capitalino. Sus cadáveres fueron encontrados con huellas de tortura. En mayo anterior habían sido detenidos, acusados de colgar una manta con mensajes del narco cuando en realidad estaban tomando fotografías.

4 de noviembre de 2013. Alberto Angulo Gerardo, reportero y conductor del programa radial DL Deportes, de Hermosillo, fue asesinado con armas de fuego por un grupo armado que viajaba en 3 vehículos, en una carretera cercana a Angostura, Sinaloa. Como siempre sucede, sin mayores elementos, el director de la policía ministerial, Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, informó que “aparentemente los delincuentes pretendían despojar al periodista victimado de su vehículo”. En el atentado resultaron heridas sus acompañantes: Luz Aydé y Marlyn Angulo Gerardo, hermanas del comunicador.

Total en 2013: 14 homicidios: 8 periodistas; 3 familiares; 2 amigos y 1 civil.

2 de enero de 2014, Miguel Ángel Guzmán Garduño, columnista del diario local “Vértice”, primer periodista asesinado en México en 2014. Como siempre las autoridades ubican como posible móvil el robo; su cuerpo presentaba golpes, fue encontrado 3 días después en su propio domicilio de Chilpancingo, Guerrero. En efecto fueron extraídos un vehículo y aparatos electrónicos. Sin embargo la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, no descarta que el crimen tenga conexión con su labor periodística.

5 de febrero de 2014, Gregorio Jiménez de la Cruz, reportero de los periódicos Notisur y El Liberal del Sur, fue secuestrado de su propio domicilio en la localidad de Villa Allende del municipio de Coatzacoalcos, Veracruz y llevado a Las Choapas donde fue asesinado y enterrado su cuerpo en una fosa clandestina. El crimen que tuvo repercusión nacional internacional, obliga a las renuncias del procurador de la entidad, Amadeo Flores Espinosa y de otros funcionarios por haber criminalizado a la víctima. Primero se ubicó a uno de los autores materiales, quien confesó haber participado en el asesinato y situó el lugar de la fosa clandestina a donde habían enterrado a otros dos plagiados, que el periodista había denunciado. La autora intelectual, quien había pagado por el asesinato, Teresa de Jesús Hernández Cruz, y cinco sicarios, están detenidos y en proceso.

16 de febrero de 2014, Omar Reyes Fabián, corresponsal del diario Tiempo en Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca; según los primeros peritajes fue herido en tres ocasiones con arma de fuego, lesiones que provocaron su muerte. Durante la inspección ocular en el lugar de los hechos fueron localizados seis casquillos percutidos calibre 9 mm, así como otras evidencias. El colega abatido se desempeñó como Alcalde Municipal de esa localidad durante el trienio 2011-2013, además de ejercer la abogacía. En el sitio Linkedin, su ficha señala: “Periodista Protector de los Derechos Humanos”.

2 de junio de 2014, Jorge Torres Palacios, director de Comunicación Social de la Dirección de Salud del Ayuntamiento de Acapulco y anteriormente conductor del noticiario nocturno de la cadena estatal de Radio y Televisión de Guerrero, después de haber sido “levantado” -secuestrado-, 24 horas después fue hallado el cuerpo del colega con huellas de tortura, en una bolsa de plástico, en la zona rural del puerto, exacto un día antes de la celebración Internacional del Día de la Libertad de Prensa y Expresión. No fue la primera vez que la familia Torres Palacios sufre un ataque, el 1 de enero de 2001, Jorge perdió a su padre Tomás Torres, a su hermano Juan y a su primo Juan Torres Miranda en una balacera que se suscito en el poblado Kilómetro 30, cuyo responsable, según las autoridades, fue José Isabel Flores Arizmendi, “El Chabelo”, hasta la fecha, prófugo.

29 de julio de 2014, Nolberto Herrera Rodríguez camarógrafo, reportero y editor en el Canal 9 de televisión de Zacatecas y en otros medios de comunicación. Los asesinos irrumpieron en su propio domicilio ubicado en el municipio de Guadalupe, Zacatecas, donde lo asesinaron a puñaladas. El cuerpo de la víctima, hallado por familiares, presentaba cuando menos 20 heridas de arma punzocortante. Alfredo Valadez Rodríguez, jefe de Información de Canal 9 de Zacatecas, en declaraciones a la prensa, aseguró que Herrera era “muy trabajador”, “una persona muy activa, porque además de producir un noticiero salía a reportear información general y cultural”. Como siempre ocurre en estos casos, la Procuraduría de Justicia del Estado de Zacatecas, sin mayor averiguación, declaró que probablemente “el posible móvil del crimen sea pasional, pero mientras no se agoten todas las líneas de investigación no debe descartarse el ejercicio periodístico como móvil”.

1 de agosto de 2014, niño Benítez, hijo de Indalecio Benítez, fundador y locutor de la radiodifusora comunitaria La Calentana de Luvianos, estado de México, en un ataque armado muere el pequeño.

11 de agosto de 2014, Octavio Rojas Hernández, corresponsal del diario El Buen Tono de Córdoba, Veracruz. Muere ejecutado en su domicilio de Cosoloapa, Oaxaca.

20 de agosto de 2014, Marlene Valdez García, corresponsal en el municipio de Juárez, Nuevo León del semanario “La última Palabra” de Cadereyta de ese mismo estado. Según información recabada, en una sucesión de hechos no aclarados, fue asesinada en su domicilio, precisamente cuando abrió las puertas de su casa para auxiliar a una conocida que venía siendo perseguida por un individuo que la amenazaba con arma blanca. Las dos mujeres habrían intentado refugiarse para escapar de dicho sujeto, mismo que las agredió a puñaladas, en el hospital falleció la reportera. El presunto homicida fue detenido y fue identificado como “El Chucky”, según se dijo hijo de una mujer policía del mencionado municipio de Juárez y sobrino de un agente de tránsito. Aunque las versiones situaron a la víctima como reportera de la sección deportiva del semanario, en realidad Marlene Valdez trabajaba información general en las colonias más marginadas del municipio administrado por el panista Rodolfo Ambriz.

27 de agosto de 2014, Adrián Gaona Belmonte, periodista y locutor de la estación La Caliente y de Multimedios, fue secuestrado dos semanas antes en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas, y encontrado el lunes 27 agosto en el Municipio de San Fernando, junto al mismo aparecieron varias mantas firmadas por el Cártel del Golfo, CDG, y Los Metros, en las que se deslindaban del asesinato. La familia de Gaona, quien contaba con 39 años de edad, recibió el pésame en un desplegado de prensa “de parte de toda la producción de La Comadrita 97.3 Fm Radio, en Río Bravo, y de todo el staff de Producciones González”.

3 de septiembre de 2014, Víctor Pérez Pérez, reportero de la revista Sucesos fue asesinado en el interior de su domicilio; dos hombres ingresaron al inmueble y le dispararon a corta distancia. Pérez Pérez de 41 años de edad editaba su propia publicación con contenidos políticos y artículos de opinión. El periodista era hijo de Candelario Pérez Rodríguez, quien de igual forma colaboraba en la revista y también fue asesinado hace seis años, en junio de 2008. Pérez, tras la agresión, quedó gravemente lesionado y fue trasladado con vida hasta un hospital cercano, donde falleció momentos después de su llegada a ese lugar. Elementos de la policía municipal detuvieron cerca de la vivienda a una persona que aparentemente participó en la agresión, sin embargo no se ha informado oficialmente si efectivamente está relacionada con el incidente.

21 de septiembre de 2014, Raúl López Mendoza de 47 años de edad, fotorreportero del periódico local Cambio de Michoacán. Su cuerpo fue localizado la mañana del domingo 21, tras de que el jueves anterior su familia denunció su desaparición ante la Procuraduría General de Justicia del Estado. Como siempre la autoridad, en este caso la Secretaría de Seguridad Pública, se apresuró a informar que la muerte del periodista ocurrió “debido a una bronco aspiración de sus fluidos (vómito)” provocada por la ingestión excesiva de alcohol, por lo que el reporte oficial es que el fotógrafo murió de “causas naturales, y su cuerpo no presentaba huellas de violencia, ni heridas de arma de fuego o punzocortantes”. Es de resaltarse que López Mendoza, quien completó 10 años de laborar en Cambio de Michoacán, y dos de sus colegas fueron agredidos, amenazados e intimidados por policías estatales o miembros de la recién creada Fuerza Ciudadana, de la Secretaría de Seguridad Pública que dirige desde febrero de 2014 Carlos Hugo Castellanos. Seguramente por la situación que se vive en el estado de Michoacán, la familia de López Mendoza hizo llegar a varios compañeros del gremio y los medios de comunicación una carta donde solicitó dejar de especular sobre el deceso de Raúl y apoyarlos, así como respetar la solicitud para que no se le practicara la necropsia de ley al cadáver. Por cierto, la directiva del periódico Cambio de Michoacán no fijó postura oficial sobre el deceso y se ha limitado a publicar información que va surgiendo.

11 de octubre de 2014, Atilano Román Tirado, conductor de Radio Fiesta Mexicana, de Mazatlán, Sinaloa. Fue asesinado a tiros por desconocidos que entraron a la cabina, cuando conducía su programa semanal “Así es mi tierra”. También fue líder de campesinos que reclamaban una indemnización por verse afectados por la construcción de una presa.

15 de octubre, 2014, María del Rosario Fuentes Rubio, médica de profesión y colaboradora del blog “Valor por Tamaulipas”, fue secuestrada en la fecha, torturada y luego ejecutada por miembros del crimen organizado. Al día siguiente sus secuestradores publicaron una fotografía de su cuerpo en su cuenta de twitter, junto con varios mensajes de amenaza como: “Cierren sus cuentas, no arriesguen a sus familias como lo hice yo, les pido perdón”.

22 de octubre de 2014, Jesús Antonio Gamboa Urías, director de la revista de información política “Nueva Prensa”, reportado como desaparecido desde el viernes 10 de octubre, fue encontrado muerto el miércoles 22 en terrenos agrícolas en la sindicatura de la Villa de Ahome, en el municipio de Ahome, Sinaloa. Su cuerpo presentaba varias heridas de bala. Como lo informamos en su oportunidad, a la desaparición forzada del colega Gamboa Urías como a su homicidio, no se les dio mayor difusión, seguramente por su conexión directa con las luchas por las libertades y el derecho a la información del gremio organizado, las autoridades han tratado de desvirtuar el móvil del asesinato al querer demostrar que sólo se fue un secuestro por interés pecuniario. Este crimen tiene una especial característica para el gremio organizado, ya que el comunicador había participado en las protestas para exigir la derogación de la “ley mordaza” de la entidad y en una delegación que con tal propósito viajó a Washington.

Total en 2014: 14 homicidios: 13 periodistas; 1 familiar.

2 de enero de 2015, José Moisés Sánchez Cerezo, editor del diario La Unión de Medellín de Bravo, Veracruz, se convirtió en el primer periodista asesinado en el 2015. Mediante una confabulación ordenada, según declaraciones de los propios esbirros, por el presidente municipal panista de la localidad, Omar Cruz Reyes. Un comando fuertemente armado lo secuestro con lujo de violencia en su propio domicilio y su cuerpo fue localizado en bolsas negras en el vecino municipio de Manlio Fabio Altamirano. Los familiares y amigos del reportero y activista social, señalaron al mencionado edil de haberlo amenazado porque le incomodaban las informaciones que publicaba en varios medios relacionados con actos de corrupción y la grave situación tolerada de inseguridad en la localidad. La Procuraduría de Justicia del Estado, arraigó desde el inicio a dos policías que junto con su jefe directo, Martín López Meneses, subdirector de la Policía Municipal, el chofer y escolta personal del Presidente municipal y 4 sujetos más son señalados como los autores del secuestro y posterior homicidio del colega, asimismo solicitó y obtuvo del Congreso local el desafuero del edil blanquiazul, sin embargo a la fecha continúa prófugo Omar Cruz Reyes.

14 de abril de 2015, Abel Manuel Bautista Raymundo, propietario y director de la estación radiofónica “Transmitiendo Sentimientos, La Voz de Juxtlahuaca” de Santiago Juxtlahuaca, región de la Mixteca de Oaxaca, y corresponsal del diario “El Buen Tono” de la capital del Estado, según las investigaciones de la Procuraduría de la entidad, aproximadamente a las 16:00 horas, frente al número 23 de la avenida El Nacimiento de la colonia Santa Fe de la unidad habitacional Constancia, perteneciente al municipio de San José Cosolapa, fue ejecutado el reportero. El cuerpo del comunicador presentó un impacto de arma de fuego -calibre 9 milímetros- en el pecho del lado izquierdo y dos más en la mano izquierda. Abel Manuel había salido de su estación, y se trasladaba a bordo de su automóvil, cuando fue interceptado por otra unidad, desde donde varios sujetos le dispararon a mansalva para luego darse a la fuga.

4 de mayo de 2015, Armando Saldaña Morales, reportero en la radiodifusora “La Ke Buena 100.9 F.M.” de Tierra Blanca, Veracruz y conductor del programa noticioso “La Grilla Punto y Debate”. Según los indicios recabados por las autoridades locales, el colega radiofónico fue ejecutado con armas de fuego por esbirros, después de torturarlo, hechos ocurridos en los límites con el municipio Tezonopa, donde se localiza su domicilio. Los autores materiales del homicidio abandonaron el cuerpo en un paraje de la Región de Cuenca, precisamente en la localidad de Morelos, Acatlán de Pérez Figueroa, Oaxaca, zona limítrofe entre ambos estados.

18 de junio de 2015, Ismael Díaz López, reportero del diario Tabasco Hoy, fue ultimado con arma blanca en el municipio de Teapa, Tabasco. La Fiscalía General de Estado informó que el periodista fue atacado a las puertas de su domicilio ubicado en la calle 18 de marzo, colonia Revolución. El periódico Tabasco Hoy reveló que su reportero “tenía problemas personales con su ex esposa Juana Pérez Ordoñez, quien hace días lo había amenazado y advertido que no se acercara a sus hijas gemelas” quienes cumplieron 15 años en el mismo mes en que fue asesinado su padre, situación que no se ha podido confirmar.

25 de junio de 2015, Gerardo Nieto Álvarez, director del Semanario El Tábano de Guanajuato, se convirtió en el primer periodista asesinado en el estado de Guanajuato. La Fiscalía General local informó que un grupo armado entró a su domicilio ubicado en el fraccionamiento Pradera Dorada, de donde lo sustrajeron con lujo de violencia, luego lo llevaron a su oficina, en el municipio de Comonfort, donde le quitaron la vida, degollándolo. Como se ha hecho costumbre, el procurador de justicia encargado de la investigación descartó de inmediato que el crimen estuviera relacionado con su profesión, lo que rechazaron colegas cercanos al periodista: “porque de que lo mataron por ser reportero, de eso sí estamos convencidos”, declararon.

1 de julio de 2015, Juan Mendoza Delgado (o Alvarado), del sitio web de noticias “Escribiendo la verdad” de la ciudad de Medellín de Bravo, Veracruz, a quien teníamos registrado como desaparecido, fue localizado su cadáver en una morgue del estado de Veracruz; supuestamente un automóvil lo arrolló, sin embargo según las fotografías forenses su cuerpo estaba amordazado. Su muerte ocurrió días después de que el gobernador de Veracruz, Javier Duarte, hiciera duras críticas, acusaciones y advertencias a los periodistas. Acusó a los periodistas de tener vínculos con el crimen organizado, los amenazó y les dijo que “se porten bien”. La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas condenó el homicidio del periodista y exigió el esclarecimiento del caso.

2 de julio de 2015, Filadelfo Sánchez Sarmiento, conductor del noticiero de la estación “La Favorita 103.3 FM” de la ciudad de Miahuatlán, Oaxaca, “fue interceptado y atacado a tiros por dos personas que lo privaron de la vida”. El 6 de junio, en pleno periodo electoral, el periodista denunció en su cuenta de facebook que había recibido amenazas: “Otra vez las amenazas de muerte hacia mi persona y de quemar la radiodifusora este domingo 7 de junio”. Por otra parte, los allegados de Sánchez Sarmiento señalaron que él y uno de sus colegas ya habían recibido varias amenazas de muerte en septiembre de 2014, proferidas por gente cercana al alcalde de Miahuatlán, pero que no se había abierto ninguna investigación por ello. El gobernador de Oaxaca informó en un comunicado de prensa que había pedido al procurador “disponer de las herramientas humanas y legales indispensables, para “realizar” una investigación diligente. Los estados de Veracruz y Oaxaca, ambos al sur de México, son de los más peligrosos en este país para ejercer el periodismo.

9 de julio de 2015. Edgar Hernández García, director del periódico digital “foro político” de Oaxaca, fue acribillado en plena vía pública. Hernández García, de 36 años de edad, según la Procuraduría General de Justicia del Estado, mediante un comunicado de prensa, remarca que el colega “se encontraba en un bar del centro de Huatulco, de ese sitio salió cuando fue alcanzado por la o las personas que lo atacaron con disparos de arma de fuego. Como se puede apreciar, la autoridad ministerial recurre al craso error de querer estigmatizar a la víctima sólo porque había asistido a un “antro”, sin embargo existe constancia por escrito de que Edgar Hernández García había denunciado amenazas con anterioridad. En enero de 2014, en conferencia de prensa, ya había denunciado una agresión y señalado como presunto responsable al expresidente municipal de Huatulco, Lorenzo Lavariega, al considerarlo responsable de que un vehículo lo hubiera sacado de la carretera y lanzado a un barranco cuando conducía su camioneta.

1 de agosto 2015. Rubén Espinosa, fotorreportero de la revista Proceso y de otros medios, fue una de las víctimas del multihomicidio ocurrido en la ciudad de México con conectividad con el estado de Veracruz. En un departamento de la Delegación Benito Juárez, fue hallado el cuerpo de Espinosa,

de la activista social, Nadia Vera,

de la Colombiana Mile Virginia Martín,

la maquillista Yesenia Quiroz,

y la empleada doméstica, Alejandra Olivia Negrete Avilés. Rubén había sido reportado como desaparecido, en realidad el colega había buscado refugio en el Distrito Federal ante el acoso y amenazas en Veracruz, fue autoexilio frustrado. Los cuerpos de las víctimas fueron hallados maniatados, con heridas de arma de fuego y signos inequívocos de tortura, además de que presentaban todos, el tiro de gracia. Según reportes periodísticos, una quinta mujer, quien también ocupaba el departamento, al arribar al inmueble encontró los cinco cadáveres. Tres de las mujeres habitaban en el lugar, y una cuarta corresponde al apoyo doméstico. La hermana de Rubén Espinosa reconoció el cadáver en el Servicio Médico Forense. La revista Proceso, en dónde colaboraba el reportero asesinado, detalla que su cuerpo presentaba un “golpe en la cara y dos impactos de bala”. El semanario mismo aclara que “Artículo 19”, organización internacional que protege los derechos de los periodistas, alertó que el también colaborador de la agencia AVC en Veracruz y de Cuartoscuro, y se encontraba desaparecido”.

13 de agosto de 2015. Juan Heriberto Santos Cabrera, corresponsal de Televisa en Orizaba. Según versión oficial fue asesinado por un comando que irrumpió en un bar, acción en la cual también fueron acribillados José Márquez Balderas, señalado como un jefe “zeta”, y cuatro personas más. En el atentado resultaron ilesos dos reporteros del diario El Buen Tono, mismos que fueron despedidos, según informó el rotativo, por sus supuestos nexos con el crimen organizado.

En 2015: 14 homicidios: 10 periodistas; 3 amigos; 1 civil.

21 de enero de 2016. Marcos Hernández Bautista, corresponsal del diario Noticias Voz e Imagen quién también era colaborador de la radiodifusoras en Pinotepa Nacional y Santiago Jamiltepec, Oaxaca, municipio del cual era regidor de Difusión Cultural. Marcos Hernández Bautista fue asesinado en forma artera, la casa editorial para la cual trabajaba, de inmediato dio cuenta de los hechos y exigió se aclarara el crimen y proporcionó detalles del mismo: el cuerpo del periodista con un tiro en la cabeza, fue encontrado alrededor de las 10 de la noche del jueves 21 de enero a un costado de su auto, un Jetta color blanco, con placas HCH-9430, de Guerrero, en la Carretera Federal Costera 200, en el tramo correspondiente al municipio de San Andrés Huaxpaltepec del mencionado estado. Por su parte el director editorial de Noticias Voz e Imagen, Ismael Sanmartín Hernández, reveló que existía temor en el reportero porque “en algunas publicaciones había tocado intereses políticos y de cacicazgos en la región”.

22 de enero de 2016. Reinel Martínez Cerqueda trabajaba para la estación de radio comunitaria El Manantial. Fue muerto a balazos en el municipio de Santiago Laollaga, estado de Oaxaca.

8 de febrero de 2016. Anabel Flores Salazar, reportera del diario El Sol de Orizaba del Estado de Veracruz. La joven reportera Anabel Flores Salazar, un día después de haber sido secuestrada en su propio domicilio del municipio de Mariano Escobedo, cercano a Orizaba, Veracruz, por hombres armados, según testigos, su cuerpo fue hallado en territorio poblano, exacto en la carretera Cuacnopalan-Oaxaca con dirección al municipio de Tehuacán, aproximadamente a 15 kilómetros del lugar en donde la reportera tenía su domicilio. Asimismo, es de resaltarse el hecho de que la Fiscalía General del Estado, una vez más criminaliza a las víctimas al asegurar que “el 30 de agosto de 2014 en Acultzingo se encontraba la hoy occisa en compañía de Víctor Osorio Santacruz (a) El Pantera, quien fuera detenido en ese momento por elementos del Ejército Mexicano por sus probables nexos con un grupo de la delincuencia organizada. Es de no aceptarse la teoría de la Fiscalía de Veracruz. ¿Si las autoridades estaban conscientes de que el presunto delincuente alias “El Pantera”, fue detenido cuando se encontraba en compañía de la periodista ahora victimada, por qué no se le interrogó y en primera instancia se le ofrecieron los protocolos de seguridad? Nadie puede negar la presunción de inocencia a favor de Anabel Flores Salazar, pues al contrario del dicho de la autoridad, es probable que la reportera hubiera concertado una entrevista con el mencionado sujeto ahora encarcelado.

21 de febrero de 2016. Moisés Dagdug Lutzow, periodista, política de izquierda y concesionario de la radiodifusora XHVX-FM, “La Grande de Tabasco”, en 89.7 Mhz y del canal cibernético, canalTVX.com, ambos en Villahermosa, capital del estado y perteneciente al municipio De Centro. Dagdug Lutzow fue apuñalado éen su propio domicilio en Villahermosa, Tabasco. En él confluían el radiodifusor, el periodista crítico y el político de izquierda. Los temas que abordaba, en los que era especialista, eran los sociales. En su programa periodístico, “Frente a Tabasco”, en la emisión correspondiente al viernes 19, que resultó la póstuma, analizó los candentes temas de los linchamientos y la inseguridad. El crimen conmovió no sólo a Tabasco sino al país, ya que Moisés Dagdug era una de las voces más críticas de su estado y había denunciado constantemente, en los diferentes espacios informativos, haber recibido amenazas en su contra. Jamás se le otorgaron las medidas cautelares a las que tenía derecho por ley.

25 de abril de 2016. Francisco Pacheco Beltrán, director del semanario Foro de Taxco y el periódico “Pacheco Digital” en los que publicaba su participación “Última Columna”. Era corresponsal en la zona norte de Guerrero de El Sol de Acapulco y Capital Máxima 97.1 MHz. de Chilpancingo. Fue asesinado a balazos fuera de su domicilio, después de haber llevado a su hija a la Central Camionera.

14 de mayo de 2016. Manuel Santiago Torres González, dirigía y escribía en el portal http://www.noticiasmt.com, en el que publicaba información de lo que “pasa en el estado de Veracruz, pero lo más importante en la zona norte”, fue colaborador de Tv Azteca Veracruz, del diario local Noreste y de la página web de noticias Radiover en Xalapa; perdió la vida en Poza Rica, Veracruz. Según testimonios y las primeras indagatorias, hacen saber que el comunicador fue alcanzado en la vía pública por un sujeto que activó su arma de fuego contra su cabeza. La Fiscalía Regional zona norte Poza Rica anunció que se investigan los hechos y aseguró que “la indagatoria se integrará hasta esclarecer los hechos y conocer al o los responsables para llevarlos ante los jueces”. La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas condenó el homicidio y expresó sus condolencias y solidaridad con la familia de Torres González. En Veracruz, en los últimos seis años –durante el mandato del gobernador Javier Duarte de Ochoa-, con el crimen en contra de Manuel Torres González, suman 18 los comunicadores asesinados en el territorio, y dos más que ejercían en esa entidad aparecieron muertos en otros estados.

19 de junio de 2016. Elidio Ramos Zarate de 44 años. Reportero del Periódico “El Sur” Diario Independiente del Istmo, fue asesinado mientras cubría manifestaciones en Nochixtlán, Oaxaca.

13 de junio de 2016. Jacinto Hernández Torres de 57 años. Colaborador del periódico “La Estrella”, la edición en español del diario The Fort Worth Star-Telegram. Apareció muerto a balazos en Garland, Texas, mientras escribía historias sobre migración ilegal y trata de personas.

20 de junio de 2016. Zamira Esther Bautista de 44 años. Periodista independiente, colaboradora de los periódicos “El Mercurio” y “La verdad” de Ciudad Victoria, Tamaulipas. Fue asesinada a balazos cuando se dirigía a su trabajo en la mencionada ciudad capital.

26 de junio de 2016. Salvador Olmos García de 31 años. Locutor y periodista de la radio comunitaria “Tu Un Ñuu Savi”. Fue asesinado por la policía municipal de Huajuapan de León, Oaxaca, por estar pintando grafitis. Cuando huía le atropellaron con la patrulla.

20 de julio de 2016. Pedro Tamayo Rosas de 45 años. Reportero y columnista de los portales: “Al Calor Político” y “El Piñero de la Cuenca”. En su nota sobre el hecho, este último sitio reportó que Tamayo Rosas escribía con el pseudónimo de “En la Línea de Fuego”, y que su labor incluía documentar casos de violencia en Tierra Blanca. Fue asesinado frente a su esposa y su dos hijos a las puertas de su casa en Tierra Blanca, Veracruz, pese a tener protección del Estado por medio del Protocolo de Seguridad de Periodistas.

13 de septiembre de 2016. Agustín Pavía Pavía de 34 años. Colaborador también de la radio comunitaria “Tu Un Ñuu Savi” y militante del partido Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, fue asesinado a balazos cuando llegaba a su domicilio en la colonia Santa Fe de la ciudad de Huajuapan de León. Oaxaca.

14 de septiembre de 2016. Aurelio Cabrera Campos de 52 años. Director del semanario policial “El Gráfico de la Sierra. Fue muerto a balazos cuando circulaba a bordo de su vehículo en la carretera federal México-Tuxpan, a la altura de Huauchinango. La víctima, no obstante que recibió atención médica en un hospital del municipio, falleció.

1 de octubre de 2016. Bárbara McClatchie Andrews de 74 años. Fotógrafa canadiense, laboraba para “National Geographic”, fue asesinada por asfixia –estrangulamiento-, su cuerpo fue abandonado en la carretera Mérida-Valladolid. Desde hace esta avecindada en la capital de Yucatán.

18 de noviembre de 2016. Mario Delgadillo Ramos de 40 años. Fotoperiodista de la Dirección de Comunicación Social de Texcoco, fue asesinado a balazos en el municipio de Tezoyuca, Estrado de México.

10 de diciembre de 2016. Jesús Adrián Rodríguez Samaniego de 41 años. Reportero radiofónico de la “Cadena Antena 102.5 F.M de la GRD-Multimedia. Fue asesinado a balazos a bordo de su automóvil afuera de su domicilio, ubicado en la calle Quinta de la colonia Santa Rosa, municipio de Chihuahua, por sujetos armados que los esperaban.

En 2016: 16 homicidios: 16 periodistas.

20 de febrero de 2017 Carlos Alberto García Martínez. Además de cronista deportivo y locutor se desempeñaba como administrador de ventas de Radiorama Colima. Fue el primer periodista asesinado en ese Estado y el primero en el año. Se asegura, que el móvil del crimen no tiene conexión con labor periodística. Ante la escasa difusión en medios, solo se sabe que el colega, García Martínez fue victimado por dos esbirros que se apearon de un vehículo y a mansalva le dispararon y

a su amigo que le acompañaba, un joven de aproximadamente 18 años, cuyo nombre no fue proporcionado. ambos perdieron la vida en forma instantánea. Según versiones de testigos, las víctimas a bordo de un automóvil circulaban ese lunes 20 aproximadamente a las 21:00 horas por la calle de Río Frio de la colonia Primaveras del Real del mencionado municipio, cuando fueron alcanzados por otro vehículo desde el cual les dispararon.

2 de marzo de 2017. Cecilio Pineda Brito periodista colaborador del diario “La voz de Tierra Caliente” fue asesinado a balazos en Ciudad Altamirano, Guerrero cuando esperaba afuera de un taller de lavado de automóviles. El colega “ya había sufrido un atentado, también a balazos, del que afortunadamente salió ileso el viernes 17 de septiembre de 2015, en aquella ocasión, el reportero alcanzó a huir de un hombre armado que se introdujo a su domicilio por la noche, entonces residía en Coyuca de Catalán. En un boletín de la Secretaría de Gobernación se informó que en ese año ofreció protección al periodista Cecilio Pineda Brito a través del Mecanismo de Protección para personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas, sin embargo, en varias ocasiones no pudo contactarlo y, cuando fue posible, el comunicador respondió que no podía trasladarse a un refugio.

19 de marzo de 2017. Ricardo Monlui Cabrera director del periódico “El Político” y autor de la columna “Crisol” de “El Sol de Córdoba”, fue asesinado a balazos en el municipio de Yanga, que se ubica en la zona centro del estado de Veracruz. El ataque al comunicador ocurrió la mañana de ese domingo, cuando desayunaba en un restaurante con su esposa, su hijo y su nieto, quienes fueron llevados al hospital Covadonga, de la zona Orizaba-Córdoba para atenderlos del impacto de nervios que sufrieron. “El colega Ricardo Monlui Cabrera, es la tercera víctima mortal del gremio en lo que va del año y la segunda en este mes. Como siempre, se informó que no hay detenidos, pero eso sí, las autoridades de inmediato declararon que “iniciaron las investigaciones y no pararán hasta dar con los autores intelectuales y materiales del crimen”.

23 de marzo de 2017. Miroslava Breach Velducea. Corresponsal de “La Jornada”, durante más de 15 años, trabajó en el Diario de Chihuahua, y fue directora del periódico Norte de Ciudad Juárez, ahora desaparecido ante el temor de que se cometan otros asesinatos de informadores. Un hombre le disparo a la cabeza cuando la informadora salía de su casa acompañada de uno de sus hijos, aproximadamente a las 7:15 horas. La periodista recibió ocho impactos de bala calibre 38 y murió cuando era trasladada al hospital. El atentado mortal ocurrió en la esquina de las calles Río Aros y José María Mata, colonia Granjas, de Chihuahua capital. La colega se había distinguido por informaciones referentes a hechos delictivos de la llamada narcopolítica.

14 de marzo de 2017. Maximino Rodríguez Palacios de 73 años de edad, colaborador de Colectivo Pericú -portal de noticias y denuncias ciudadanas-, fue asesinado el viernes santo al mediodía, cuando menos recibió 15 disparos de arma de fuego en el estacionamiento de la tienda departamental City Club, ubicada en La Paz, capital de Baja California Sur. Según se informó, sujetos desconocidos dispararon contra el periodista y su esposa, desde una camioneta “Pick up” color blanca, que circulaba sobre el Bulevar Forjadores. La mujer resultó ilesa, mientras que el cuerpo del reportero quedó inerte al interior del vehículo. Había solicitado una silla de ruedas para su esposa, quien tiene problemas de movilidad, en la espera ocurrió el asesinato. Rodríguez Palacios fungió como vocero del Tribunal Superior de Justicia estatal y de la Procuraduría General de Justicia del estado, además trabajó como corresponsal de los diarios El Heraldo y Excélsior. En la actualidad escribía una columna sobre temas de seguridad y política.

16 de abril de 2017. Juan José Roldán Ávila, de 36 años, comunicador y activista a favor de los derechos humanos LGBTI, fue asesinado a golpes en Calpulalpan, Tlaxcala, denunció la Unión de Periodistas de ese estado, UPET. Su cadáver presentaba signos de tortura.

29 de abril de 2017. Filiberto Álvarez Landeros, locutor, poeta, conductor del espacio radiofónico Poemas y Cantares en la frecuencia 89.3 FM, Radio La Señal, de Jojutla, Morelos. Transmitía desde la cabina en Tlaquiltenango. Al salir de su programa radiofónico, fue agredido el comunicador. Se sabe que fue interceptado por desconocidos; recibió tres impactos de arma de fuego. El locutor fue llevado herido de tres impactos de bala al hospital regional Ernesto Meana, en donde falleció; en el lugar fueron asegurados tres casquillos de arma de fuego calibre 9 milímetros.

29 de abril de 2017. Erick Ernesto Bolio López, de 23 años, egresado de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, operador y productor del programa de radio por Internet “México Prioridad” y colaborador de la Revista electrónica “Tierra Baldía”, fue acribillado en un autobús del transporte urbano en la ciudad de Puebla.

15 de mayo de 2017. Javier Valdez Cárdenas, corresponsal del diario La Jornada en Sinaloa y redactor del semanario estatal “Ríodoce”. Según los primeros reportes, Valdez Cárdenas fue interceptado en una calle céntrica de Culiacán, Sinaloa, por un sujeto armado que lo despojó, primero de su camioneta para hacer creer que se trataba de un simple asalto, luego le disparó en repetidas ocasiones hasta cerciorase de que había muerto su víctima. El colega era un experto en el tema de la delincuencia organizada, con un abundante trabajo sobre narcotráfico y violencia, a finales del año pasado presentío su libro “Narcoperiodismo, la prensa en medio del crimen y la denuncia”. Ese fue el último título de una lista de obras publicadas que incluye Huérfanos del Narco, Los Morros del Narco, Miss narco y Con una granada en la boca.

15 de mayo de 2017. Héctor Jonathan Rodríguez Córdova de 26 años reportero del semanario “El Costeño” de Autlán de Navarro, Jalisco, fue asesinado por desconocido, su madre Sonia Córdova de 48, subdirectora del medio, resultó con graves lesiones. El director del semanario, Héctor Rodríguez Peñaloza, precisó en entrevista con el Gremio Periodístico Organizado de México, que tanto su hijo fallecido como su esposa fue y es periodista, Sonia está siendo atendida en Guadalajara y se le está preparando para una intervención quirúrgica delicada. Creo que una nota sobre un enfrentamiento entre miembros del cartel “El Grullo” y elementos del Ejército en el que resultaron muertos 4 presuntos delincuentes y en la que dijimos que el líder del grupo estaba entre los fallecidos, fue el móvil del atentado que sufrieron mis familiares.

18 de mayo de 2017. Salvador Adame, concesionario y director del Canal 4TV de Francisco J. Mujica, Michoacán, fue secuestrado por un comando armado y su cuerpo calcinado fue localizado el 14 de junio y hasta el 29 de ese mes las autoridades de la entidad dieron a conocer los hechos, según dijeron, después de que efectuaron las pruebas de ADN que comprobaron la identidad de la víctima. Además, sin mayores elementos, aseguraron que fueron problemas personales entre víctima y asesino, el posible móvil, no obstante que se señala como presunto autor del homicidio a un sujeto que identifican como el “Chano Peña”, mismo al que dijeron que es el cabecilla de una célula delincuencial del narcotráfico que opera en la región de Tierra Caliente, con las iníciales: F.L.R. En efecto, después de 39 días de conocerse el secuestro ocurrido en el municipio de Nueva Italia, la Procuraduría General de Justicia de ese estado confirmó la identificación de sus restos; el cuerpo calcinado fue encontrado en la Barranca del Diablo, municipio de Gabriel Zamora. La familia se ha negado a reclamar los restos en vista de que duda de la versión de las autoridades.

3 de junio de 2017. Marcela de Jesús Natalia de la Cruz de 54 años, locutora de indígena de la etnia muzga de la Costa Chica de Guerrero, fue baleada en la cabecera municipal de Ometepec, cuando salía de de su turno de locución en la Radio y Televisión de Guerrero, RTG. Falleció cuando era trasladada en un helicóptero a Acapulco para su atención médica.

26 de junio de 2017. Alejandro Zepeda Ortiz de 27 años, camarógrafo del noticiario Núcleo Televisivo de Ocosingo, Chiapas. Fue encontrado colgado de una viga en el estudio de la televisora.

27 de junio de 2017. Pablo Martín Obregón, vocero del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio dependiente de la Secretaría de Gobierno y ex corresponsal de Televisa en Chilpancingo y Acapulco, Guerrero, apareció muerto en la casa de hermana. Las causas de su deceso no fueron informadas por su familia.

9 de julio de 2017. Edwin Rivera Paz, director del programa periodístico “Los Verduleros”, que se transmite en San Pedro Sula, Honduras, de 28 años de edad, fue asesinado a balazos en el Barrio de San Diego de Acuyucan, Veracruz, no obstante que estaba protegido por Naciones Unidas. Con este crimen son tres los periodistas extranjeros asesinados en México y dos mexicanos en el extranjero. Según testigos, los agresores viajaban en una motocicleta y lo siguieron desde la calle Manuel de la Peña y lo alcanzaron en el cruce de las calles de Porvenir y Benito Juárez, lugar en el que lo ejecutaron con armas de alto poder. La víctima tenía su domicilio en la calle de Juan Álvarez del mismo Barrio, según informaciones de la policía de la comunidad y se encontraba en calidad de refugiado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, ACNUR. Edwin buscó quedarse en México, después del asesinato de su amigo y jefe, el periodista Igor Abisaí Padilla Chávez, ocurrido a principios de años y sobre todo porque se señaló como autor del crimen al grupo delincuencial La Mara Salvatrucha. La víctima trabajó como camarógrafo del periodista y titular del programa del canal de televisión HCH “Los Verduleros”, además de ser locutor en diversas estaciones de radio en Honduras. Padilla Chávez, fue asesinado el pasado 17 de enero del presente año, en el Barrio de Suyapa en San Pedro Sula, Honduras. Según las investigaciones de las autoridades de ese país, detuvieron a 18 integrantes de los Maras, quienes fueron señalados como responsables del asesinato. Según testigos, Rivera Paz, había declarado que “tenía miedo de que le hicieran algo porque él era el más cercano a su compañero Igor y que por tanto anunció que mejor se iba de su país”. Así lo hizo unas semana después del asesinato de su pareja en el programa, y salió de su país rumbo a México.

31 de julio de 2017. Luciano Rivera Delgado, conductor del noticiario de CNR Noticias Canal 54 y director de la revista “Dictamen”, fue asesinado de un disparo en la cabeza. Hechos ocurridos un bar de Playas de Rosarito, Baja California. Las autoridades locales se han apresurado en adjudicar la agresión a la defensa, por parte del periodista, de un par de jóvenes mujeres que eran acosadas, sin que exista una investigación a fondo de los hechos. La policía municipal informó de la detención de un presunto responsable del asesinato del hermano del propietario del medio de comunicación, Lic. Mario Rivera. También trascendió que el taxi en el que huyeron los presuntos agresores y el arma utilizados han sido resguardos por la autoridad del municipio de Playas de Rosarito. “Luciano Rivera estaba en activo y daba cobertura principalmente a hechos noticiosos de Tijuana y Rosarito en su página electrónica, cuyas últimas noticias datan de los días 28 y 29 de julio”.

22 de agosto de 2017. Cándido Ríos Vázquez, corresponsal del Diario de Acayucan y fundador de La Voz de Hueyapan no obstante que estaba incorporado al Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación por las amenazas del ahora ex presidente municipal de Hueyapan, Gaspar Gómez, fue asesinado por un comando la tarde de este martes frente a una gasolinera del poblado de Juan Díaz Covarrubias, municipio de Hueyapan de Ocampo. El ahora ex presidente municipal de esa localidad, Gaspar Gómez ni siquiera fue citado a declarar.

El Gremio Periodístico Organizado de México, en resumen denuncia que con el asesinato del colega, Cándido Ríos Vázquez, suman 18 los asesinatos cometido en diferentes partes de la República en lo que va del año; en Veracruz, tres en esta administración del panista Miguel Ángel Yunes Linares; 76 en lo que va del actual sexenio, y de 1983 a la fecha suman 278 de acuerdo a nuestro monitoreo permanente.

Por lo tanto Ríos Vázquez se convirtió en el décimo sexto periodista asesinado en México durante estos primeros ocho meses de 2017, y no en el décimo como se había afirmado.

En consecuencia, la lista lúgubre aumenta exponencialmente y tenemos que sumar una desaparición forzada más.

En resumen, en lo que va de 2017 se han cometido 18 asesinatos: 16 periodistas, 1 locutor, y 1 amigo de uno de los comunicadores sacrificados.

En lo que va del actual sexenio, suman 76 homicidios: 63 periodistas; 1 locutor; 4 familiares y 6 amigos de comunicadores, y 2 civiles.

Total de 2000 a la fecha, son 213 homicidios: 180 periodistas; 1 locutor; 8 trabajadores de prensa; 12 familiares y 9 amigos de comunicadores, y 3 civiles.

Total de 1983 a la fecha 278 homicidios: 241 periodistas; 1 locutor; 8 trabajadores de prensa; 16 familiares y 9 amigos de comunicadores y 3 civiles.

PERIODISTAS VÍCTIMAS DE DESAPARICIÓN FORZADA

CASOS PENDIENTES

Cuauhtémoc Ornelas Ocampo. Medio de comunicación: Alcance. Desaparecido desde el 4 de octubre de 1995. Editor de la revista “Alcance”, en Torreón.

Valentín Dávila. Medio de Comunicación: Radio Ciudad Juárez, Reportero y

su acompañante Mario Flores Vale, fueron desaparecidos en agosto de 2001, cuando se dirigían al municipio de Casas Grandes. La policía dijo que en 2008 fueron localizados los restos, sin embargo nunca se pudo comprobar la veracidad de dicho informe.

10 de julio de 2003. Se denunció la desaparición del periodista radiofónico Jesús Mejía Lechuga, reportero de MS Noticias, en Martínez de la Torre, estado de Veracruz, cuando iba a entrevistar al líder del Comité Directivo Municipal del PRI, Alonso Alegretti. El reportero acababa de revelar en un noticiario radiofónico los posibles vínculos del diputado priísta Guillermo Zorrilla Pérez, con grupos criminales.

20 de abril de 2005. Desaparición del reportero del periódico El Imparcial de Hermosillo, estado de Sonora, Alfredo Jiménez Mota, cuando se dirigía a una entrevista.

8 de julio de 2006. Desapareció Rafael Ortiz Martínez, reportero de Zócalo, de Monclova, Coahuila, al terminar su jornada de trabajo salió de las instalaciones de diario y no se volvió a saber de él.

30 de noviembre de 2006. José Antonio García Apac, director del periódico semanal Ecos de la Costa, de Lázaro Cárdenas, Michoacán, fue secuestrado al realizar un viaje de la ciudad capital, Morelia, al municipio de Tepalcatepec. Según testigos fue interceptado en la carretera y bajado de su automóvil por los tripulantes de una camioneta Ram color guinda, en la cual se lo llevaron con rumbo desconocido.

19 de enero de 2007. Rodolfo Rincón Taracena, reportero del diario “Tabasco Hoy”, de Villahermosa, Tabasco, desapareció desde ese día, luego de que tres días antes su periódico publicó un amplio reportaje acerca de las actividades del narcomenudeo en la entidad.

10 de mayo de 2007. Gamaliel López, reportero,

y Gerardo Paredes, camarógrafo, ambos de TV Azteca del Noroeste, al parecer fueron interceptados por cuatro sujetos cuando salieron a trabajar un reportaje sobre el nacimiento de unas siamesas en Monterrey, Nuevo León. Desde entonces no se sabe nada de ellos.

13 de febrero de 2008. Mauricio Estrada Zamora, reportero del periódico La Opinión de Apatzingán, Michoacán, desapareció la noche de ese día y desde entonces se desconoce su paradero, y no se ha informado de algún llamado de sus posibles secuestradores.

24 de junio de 2008. José Carlos Campos Ezquerra, reportero del periódico Debate de Culiacán, Sinaloa, está desaparecido; desde esa fecha no se sabe nada de él. Se había mantenido en secreto su desaparición.

11 de noviembre de 2009. María Esther Aguilar Casimbe, corresponsal de Cambio de Michoacán en Zamora, Michoacán, desapareció de su domicilio ubicado en un conjunto habitacional del norte de la ciudad. La periodista, especializada en información policíaca, recibió una llamada telefónica en su móvil, por lo que salió de su casa y desde ese día nada se ha sabido de ella”.

6 de abril de 2010. Ramón Ángeles Zalpa, periodista, catedrático y corresponsal del periódico Cambio de Michoacán en el municipio de Paracho, enclavado en la Meseta Purépecha, desapareció al mediodía cuando se dirigía a bordo de su automóvil a constatar los trabajos de construcción en la sede local de la Universidad Pedagógica Nacional, UPN. Ángeles Zalpa recientemente había desarrollado diversos trabajos periodísticos, entre ellos el ataque que surgió a manos de un grupo armado contra una familia indígena en los límites de los municipios de Angahuen y San Juan Nuevo Parangaricutiro.

21 de abril de 2010. Evaristo Ortega Zárate, director del semanario Espacio, de Colipa, Veracruz, desapareció y al parecer sus plagiarios fueron policías municipales. Su hermana Irene Ortega Zárate declaró ante las autoridades que recibió varios mensajes de su consanguíneo en el celular, por los cuales le hacía saber que había sido “arrestado por la policía de Xalapa”. Ortega Zárate, era precandidato a la alcaldía de Colipa por el Partido Acción Nacional, PAN, fue visto en las oficinas de ese partido diez minutos antes de que enviara el mensaje a su hermana. Según testimonios de familiares del periodista, su candidatura provocó fricciones entre grupos contrarios de ese partido político.

31 de mayo de 2011. Marco Antonio López Ortiz, jefe de información del diario Novedades Acapulco, fue secuestrado por hombres armados, según información del propio diario, el cual da a conocer que al no presentarse a trabajar, personal de esa casa editorial se dio a la tarea de buscarlo y se logró saber que alrededor de las 23:30 horas del martes 31, había ido a visitar a unos amigos en la calle Noria, y según testigos, un grupo de hombres se lo había llevado.

21 de septiembre de 2011. Gabriel Manuel Fonseca Hernández de 19 años, reportero policíaco del diario “El Mañanero” de Acayucan, Veracruz, es víctima de desaparición forzada, desde el pasado domingo 18 de septiembre, denunció su padre el miércoles 21, y la noticia se conoció una semana después.

13 de mayo de 2012. El sábado 9 de junio, reportero gráfico, Federico Manuel García Contreras. La hijas del comunicador, Marisol y África Gabriela, presentaron la denuncia ante la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra Las Libertades de Prensa y Expresión, al señalar que el 13 de mayo pasado su padre salió en un autobús desde la ciudad de México hacia Tanquián, San Luis Potosí; por la noche les llamó para informarles que había llegado bien y que estaba alojado en la casa de huéspedes “Aurora”. Al día siguiente se volvió a comunicar con ella para comentarles que la policía municipal le había negado el permiso para promocionar sus obras y realizar entrevistas debido al clima de violencia que se registraba en la entidad y fue hasta el 23 de mayo que Aurora Liz Cano, dueña de la casa de huéspedes, les informó que su padre estaba desaparecido.

21 de mayo de 2012. Zane Alejandro Plemmons Rosales, reportero independiente. Se informó de la desaparición de este reportero quien en el año 2010 trabajó para el periódico La I, de Mazatlán y actualmente se desempeñaba como reportero independiente. El diario El Debate de Sinaloa detalla que las pesquisas con las que se cuenta, sobre la desaparición del colega Plemmons Rosales, fueron obtenidas por miembros de su familia, las cuales indican que al parecer el 21 de mayo por la noche el reportero se encontraba en un hotel de Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde se hospedaba, al escuchar disparos, salió a la calle para la cobertura noticiosa; desde entonces se desconoce su paradero y explica que a dicho hotel habían entrado dos sujetos enmascarados y portando armas de fuego y en la recepción exigieron las llaves de la habitación del reportero y posteriormente se llevaron sus pertenencias aunque no se sabe con claridad cuándo pudo haber ocurrido esto. También se explica en la nota de ese diario que la Cadena Televisiva Fox 29 ha difundido que Alejandro cuenta con la doble nacionalidad méxicoestadounidense y, en información proporcionada por sus familiares, parece ser que el reportero desde la fecha de su desaparición no ha tocado sus cuentas bancarias.

19 de julio de 2012. Miguel Morales Estrada, fotógrafo del periódico Diario de Poza Rica. La víctima fue reportada como desaparecido 5 días después por sus familiares, confirmó la Procuraduría General de Justicia del Estado de Veracruz. De forma oficial dicha Fiscalía detalló hasta el viernes 27 que al iniciar las averiguaciones, “directivos” de ese periódico informaron que el fotógrafo había decidido dejar de trabajar por motivos personales. La esposa del comunicador interpuso la denuncia y declaró que dejó de tener contacto con él desde el jueves antepasado, según el informe de las autoridades.

26 de octubre de 2012. Adela Jazmín Alcaraz López, conductora del noticiario estelar del Canal 12 de Cable del municipio de Río Verde, San Luis Potosí, es la segunda desaparición forzada de una periodista, ocurrió en las postrimerías del gobierno de Felipe Calderón Hinojosa. El gremio organizado sólo tenía registrada la desaparición forzada de María Esther Aguilar Casimbe corresponsal de Cambio de Michoacán en Zamora, Michoacán, quien desapareció el 11 de noviembre de 2009. A la colega Adela Jazmín Alcaraz López, sus familiares la reportan como desaparecida el 26 de octubre, cuando fue vista por última vez. Según informes de prensa local, los secuestradores también capturaron a los dos menores hijos de la periodista, los cuales fueron liberados luego de que un sujeto identificado como Capitán Víctor se comunicó con la familia. La Procuraduría General de Justicia del estado se guardó la información y en un intento de desviar la gravedad del caso, estableció que la evidencia no era clara y que no se sabía si Alcaraz López había sido secuestrada para pedir rescate o si la asesinaron.

7 de marzo de 2013. Víctor Javier Campos de 30 años de edad, humilde empleado del rotativo El Diario de Juárez, se le reporta como desaparecido; según sus familiares, salió de su hogar para dirigirse a su trabajo, sin embargo no llegó a la casa editorial, ni volvió a su domicilio. La Unidad Especializada en Investigación de Personas Ausentes y/o Extraviadas de la Fiscalía Especializada en Investigación y Persecución del Delito Zona Norte del estado de Chihuahua, lanzó la alerta correspondiente sin resultado alguno.

15 de marzo de 2013. Juan José García de 43 años, técnico de Televisa en Jiménez, Chihuahua, a las puertas de su centro de trabajo fue secuestrado por un comando armado. La desaparición forzada del empleado de Televisa, sólo mereció un breve comunicado de la Fiscalía General del Estado de la Zona Sur, el cual en forma escueta da a conocer el hecho ocurrido el viernes 15 por la noche, después de mantener bajo sigilo la privación ilegal de la libertad del empleado especializado de la televisora nacional, y en un principio la dependencia estatal se reservó la identidad del trabajador de prensa.

30 de abril de 2013. Gerardo Padilla Blanquet, director del Grupo Radio Grande Coahuila y conductor de noticia de En Vivo en Radio y Televisión, fue desaparecido al parecer por haber sido testigo de la agresión a su colega reportero, Milton Andrés Martínez.

7 de mayo de 2015. Bernardo Javier Cano Torres, conductor del programa “Hora Cero” de ABC Radio 93.9 FM de Iguala, Guerrero, fue secuestrado junto con otras personas. Según testimonios, Cano Torres desapareció en la carretera Teloloapan-Iguala cuando regresaba a su casa. Las autoridades del estado de Guerrero confirmaron que el periodista fue secuestrado la noche de ese jueves, en plena efervescencia electoral.

28 de junio de 2015. Claudia Robles Terán, reportera de la revista Ser Empresario, especializada en temas económicos y sociales, de Ciudad Juárez, Chihuahua, fue interceptada por varios sujetos a las puertas de su domicilio; según la fiscalía estatal se localizaron las credenciales que la acreditan como tal en el automóvil de su propiedad que fue localizado, sin embargo los propietarios del medio se apresuraron a informar que “ocasionalmente trabajaba como reportera” y más bien era una agente de ventas, esto a pesar de que era ampliamente conocida en el medio. A nadie escapa que algunos medios convierten a los periodistas en agentes de ventas, todas estas argucias en nada disminuyen la gravedad de la desaparición forzada de la reportera.
6 de junio de 2016. Juan Jaimes Jaimes, periodista, locutor y docente y músico, conocido como “El Jonny Jaimes” al través de sus programas periodísticos y artísticos que ha venido transmitiendo en la radiodifusora “La Transmisora 92.9 FM” de Tlatlaya, Estado de México; desapareció desde el pasado 6 de junio.

Total de Desapariciones forzadas: 27: 24 periodistas, 2 trabajadores de prensa y 1 amigo.

El Gremio Organizado: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX; Club Primera Plana, CPP; Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, y su brazo académico, Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, en sus comunicados correspondientes, reitera en forma constante, su demanda a las más altas autoridades del país para que terminen con esta vergonzosa impunidad en cuanto a los atentados a los informadores y cumplan con las medidas cautelares para protegerlos, como lo ordenan las leyes correspondientes.

Redobla su reclamo de justicia y de que se implementen los mecanismos de protección a los periodistas, trabajadores de prensa, de sus familiares y amigos que también han sido victimados en hechos, inclusive directos, para amedrentar a los comunicadores. ¡YA BASTA! Es nuestro grito permanente.

5,270 total views, 2 views today

Banner

1 Comment

  1. Buen post. Aprendo pellizco más duro cada amanecer
    en diferentes blogs. En todo momento será estimulante
    cultivarse contenido de otros escritores y observar poco de su tienda.

    Elegiría usar determinado con el contenido de mi blog hoy sea que no te importe o no.
    Sencillamente, te ofreceré un enlace en tu blog de internet.
    Gracias por compartir.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*