México protesta por el asedio policial en sus recintos diplomáticos en Bolivia

en México

El Gobierno de México denuncia el hostigamiento tanto a su Embajada como a su Residencia Oficial y agradece las muestras de solidaridad de distintos países y representantes de organismos internacionales ante esta preocupante situación. Asimismo refrenda su llamado a la comunidad internacional a seguir condenando la intimidación de la que están siendo objeto la Embajada y Residencia Oficial de México en Bolivia, lo que constituye una flagrante violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

Cuerpos de seguridad e inteligencia bolivianos continúan rodeando ambos recintos de México en La Paz, contrario a lo que han declarado funcionarios de ese país. Actualmente existe un cerco policial que registra el movimiento de las personas que entran y salen de los recintos diplomáticos mexicanos; agentes realizan grabaciones y han intentado detener el libre tránsito de la embajadora de México y del personal diplomático, mientras que oficiales motorizados siguen los desplazamientos de vehículos oficiales.

Es evidente que estas acciones no corresponden a las prácticas habituales de vigilancia y protección de los inmuebles diplomáticos, basadas en las normas que regulan la buena convivencia entre las naciones, y sólo se pueden explicar a la luz de la situación política interna por la que atraviesa ese país.

El Gobierno de México exige al Estado Plurinacional de Bolivia cumplir con sus obligaciones internacionales, garantizar la inviolabilidad de las misiones diplomáticas y cesar la política de hostigamiento y amedrentamiento. De mantenerse esta situación, México responsabiliza a Bolivia por cualquier afectación a la sede diplomática, a su personal acreditado y a toda persona que se encuentre bajo la protección del Estado mexicano en ese país.

Fuente

El subsecretario para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes, denunció el riesgo de una incursión armada en la Embajada de México en Bolivia, la cual se encuentra con excesiva vigilancia desde el 21 de diciembre.

Por ello, Reyes Zúñiga afirmó, a través de Twitter, que están en alerta permanente ante una incursión armada en la sede diplomática.

El funcionario mexicano cuestionó la excesiva vigilancia por parte del gobierno de facto de Bolivia. “Para dar seguridad a la sede diplomática de México en Bolivia es que la excesiva presencia policíaca revisa a nuestro personal, o sea ¿nos cuidan de nosotros mismos?”.

Por su parte, el Gobierno de México denunció el hostigamiento tanto a la Embajada como a la Residencia Oficial en Bolivia, al tiempo que reiteró su llamado a la comunidad internacional a seguir condenando la intimidación de la que están siendo objeto dichas sedes diplomáticas, lo que constituye una flagrante violación a la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas.

A través de un comunicado, la SRE señaló que los cuerpos de seguridad e inteligencia bolivianos continúan rodeando ambos recintos de México en La Paz, “contrario a lo que han declarado funcionarios de ese país. Actualmente existe un cerco policial que registra el movimiento de las personas que entran y salen de los recintos diplomáticos mexicanos; agentes realizan grabaciones y han intentado detener el libre tránsito de la embajadora de México y del personal diplomático, mientras que oficiales motorizados siguen los desplazamientos de vehículos oficiales”.

La SRE apuntó que es evidente que estas acciones no corresponden a las prácticas habituales de vigilancia y protección de los inmuebles diplomáticos, basadas en las normas que regulan la buena convivencia entre las naciones, y sólo se pueden explicar a la luz de la situación política interna por la que atraviesa ese país.

Fuente

Bolivia justificó este miércoles la vigilancia policial en la embajada de México en La Paz porque existen amenazas “creíbles” de ataques contra la sede diplomática, mientras el gobierno mexicano ve riesgo de una “incursión armada” contra su delegación, en el marco de una escalada de tensión bilateral.

“El gobierno de Bolivia comunica que ha recibido información creíble de amenazas de violencia por parte de movimientos sociales […] e índigenas”, dice un comunicado leído por el secretario privado presidencial, Erick Foronda.

Para “precautelar la tranquilidad de la misión” y “la seguridad” de los funcionarios diplomáticos, el gobierno de la mandataria interina Jeanine Áñez “incrementó la presencia de fuerzas policiales” en las afueras de la embajada.

México, que más temprano este miércoles había celebrado un relajamiento en la vigilancia alrededor de su sede diplomática, se quejó de su lado de que la presencia militar y el “cerco” fuera retomado.

Fuente

 15,131 total views,  1 views today

Banner

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*

Más reciente de México

Ir a Arriba