Observatorio: En la guerra sucia para llevarse la candidatura, Marybel Villegas usa a Rafael Rodríguez para “denunciar” a Mara Lezama, un ex funcionario que vendía licencias de conducir falsas

 

 

Por Pedro Canché

 

Cancún.- Esta semana Rafael Rodríguez López, presidente del Movimiento Nacional por la Seguridad y Procuración de Justicia, interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de la presidente municipal y aspirante a la candidatura de Morena para la gubernatura del estado, Mara Lezama Espinoza, señalandola de emitir autorización para la apertura del casino Macao.

El ex funcionario público que fue destituido hace 7 años por vender licencias falsas alegó un permiso ilegal para la construcción de un casino. En realidad fue un documento de opinión favorable pero remitiéndose a la Secretaría de Gobernación quien es la única autorizada para otorgar permisos de casinos.

Rafael Rodríguez López se ha reunido constantemente con Marybel Villegas y su esposo Jorge Parra, abandera a Marybel para ser candidata y las acusaciones lo hacen en plena recta final para elegir a la candidata a la gubernatura por Morena.

Para Andrés Manuel López Obrador los ataques en tiempos electorales no los valida por las circunstancias de la guerra sucia que él conoce.

Rodríguez López fue director de Tránsito Municipal hace 7 años, puesto del que fue removido tras ser señalado de vender ilegalmente licencias falsas. Un acto de corrupción que se comprobó y quedó al descubierto. Estas prácticas delictivas se las heredó a su hijo David Rodríguez Corona, quién en una ocasión fue detenido por personal de la Agencia de Investigación Criminal de la entonces Procuraduría General de la República (PGR) delegación Cancún, con dos armas de fuego calibre 380 y 95 cartuchos del mismo calibre, al igual que una camioneta de origen extranjero y con placas de California, Estados Unidos. Rodríguez Corona fue puesto a disposición de un juez penal y fue ingresado al penal de Cancún.

Estos casos evidencian la calidad de persona que es Rafael Rodríguez y ponen en tela de juicio la denuncia que a presentado en contra de Mara Lezama. Es el tipo de personas con quienes Marybel Villegas pretende gobernar un sexenio además de Carlos Canabal, quien despechado por habérsele quitado la concesión de basura en Cancún con su empresa Inteligencia México pone a disposición de Marybel su pasquín “La Verdad”.

Ante los señalamientos de los que ha sido sujeto, la precandidata de Morena ha declarado que todo se trata de una guerra sucia infundada con mentiras en su contra para desestabilizar su trabajo rumbo a la gubernatura.

Tanto la presidente municipal, Mara Lezama, como la secretaria general, Flor Ruiz Cosío, han manifestado que todo se trata de una mentira, ya que el otorgar ese tipo de permisos es competencia de la Secretaria de Gobernación Federal, y probablemente el objetivo de los señalamientos sea desestabilizar el trabajo de la también precandidata de Morena a la gubernatura de Quintana Roo.

Hoy un columnista de El Universal tocó el tema de nuevo con los sesgos que le hicieron sus fuentes. Ayer la secretaria de gobierno Ruiz Cosío aclaró que las autorizaciones para la instalación y operación de ese tipo de establecimientos corresponde exclusivamente a la SEGOB.

La funcionaria aclaró que en noviembre de 2018 la alcaldesa Mara Lezama suscribió a la persona moral El Palacio de los Números, S.A. de C.V., el oficio oficial 1339/2018 en el que informó que el gobierno benitojuarense otorgaba una opinión favorable para la instalación de un Centro de Apuestas Remotas con Sala de Sorteos de Números, pero este “no constituye un permiso.

Estás declaraciones han sido analizadas en Twitter por el usuario @AmirIbrahimQRoo, quien compartió una fotografía en la que se aprecia a Rafael Rodriguez López, sentado a la mesa junto con la Senadora Marybel Villegas Canché y su esposo Jorge Parra. Lo que deja en claro que este sujeto opera para la también aspirante a candidata de Morena y su esposo.

Está no sería la primera ocasión en que Rafael Rodríguez trabaja para Jorge Parra pues en el marco de la mega marcha del 15 de noviembre de 2020 en Cancún por parte de “grupos feministas” se denunció en redes sociales que el esposo de la senadora Maribel Villegas se coordinó con Rafael Rodríguez López para contratar en regiones de Cancún a personas para tornar el movimiento en violento.

En este contexto queda expuesto el verdadero objetivo de Rodriguez López, su denuncia y sus nexos con Marybel Villegas y su esposo.

Mara Lezama aventaja por mucho a la senadora, quien busca con guerra sucia una oportunidad de subir algunos puntos en todas las encuestas que puntúa la alcaldesa benitojuarense.

En Morena el canibalismo a todo lo que da. No hemos llegado a una democracia madura donde las propuestas sean las que ganen.

Al verse perdida Marybel Villegas ya amenazó de irse a otro partido en caso de no tener la candidatura de Morena, el PRD le tiene abierto las puertas y lo hace para utilizarla para que el partido en declive conserve su 3 por ciento y no pierda el registro. Lo que no es novedad, pues su estilo chapulín es su estrategia para obtener puestos de elección popular y en 2022 no sería la excepción. Marybel o Palazuelos enamora el perdido PRD. Como dijo la perredista y diputará Iris Mora lo importante es conservar el registro del PRD. ¿Y Julián Ricalde? Pues anda viendo a ver qué negocia , carros de golf tal vez ya no, tiene cien qué le otorgó Roberto Borge, ¿o si se atreve a tener más concesiones?

No constituye un permiso… advierte el documento con el que dan golpes de pecho los marybelistas

 

 

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.