Carretera a Punta Sam, una vialidad a merced de la delincuencia y los accidentes vehiculares

 

 

 

Isla Mujeres.- La carretera a Punta Sam, que comunica a Cancún con la parte continental de Isla Mujeres, no ha dejado de ser una vialidad famosa por su peligrosidad y el descuido el que se encuentra desde hace tiempo, pese a que hace algunos años fue pavimentado su carril en dirección norte.

El mal estado en que se encuentra no solo la carpeta asfáltica, sino sus alrededores, ha hecho que esta vialidad sea escenario de aparatosos accidentes vehiculares y, sobre todo, lugar para que los grupos delictivos de la región abandonen restos humanos en las zonas verdes.

El mal estado inicia incluso cuando esta vialidad lleva el nombre de Bonampak, ya en la parte de Benito Juárez, y se prolonga por al menos 15 kilómetros hasta el camino polvoriento que desemboca hasta Isla Blanca.

Además de baches, en esta vialidad hay tramos donde los señalamientos quedan total o parcialmente cubiertos debido a la excesiva maleza, la cual también impide a los automovilistas la existencia de retornos e indicadores de curvas.

Todo lo anterior genera incertidumbre en los locales y turistas que se ven obligados a tomar esta carretera, sobre todo durante la noche, en donde algunos tramos, los colindantes a Benito Juárez, carecen de alumbrado público.

Esta carretera, cabe mencionar, ha cobrado más relevancia en los últimos años, toda vez que es una vialidad que comunica a Costa Mujeres, una nueva zona hotelera y comercial, ubica en la parte continental del municipio isleño, la cual recientemente ha expandido su oferta turística y nivel de inversión.

Pedro Canché es un periodista independiente y el fundador de Pedro Canche Noticias. El ha sido perseguido por el Gobierno Mexicano por darle voz al pueblo indígena Maya y los campesinos del Yucatan y pasó 9 meses en la cárcel en un caso de persecución politico que Reporteros Sin Fronteras llamaban absurdo. "Podrán encerrar el cuerpo humano pero nunca podrán encerrar la libertad de expresión." dijó Pedro Canché.

Deja un comentario

Your email address will not be published.