Así operan para robarte tu cuenta de WhatsApp

Cancún.- De manera reciente, en Quintana Roo se han presentado múltiples casos de un nuevo tipo de estafa que hace uso de la confianza que muchas personas tienen en las tiendas virtuales, con la intención de robarles sus cuentas de WhatsApp.
El método que utilizan los estafadores para intentar robar las cuentas de las personas es muy simple, pero también puede ser muy efectivo: llaman al teléfono de la víctima y se hacen pasar por un repartidor de Amazon, asegurando que tienen un paquete por entregarles pero necesitan de un “código de confirmación” para poder entregarlo. Ese código, dicen, lo han recibido como un mensaje de texto (SMS).
Sin embargo, en realidad se trata del código de autenticación que requiere WhatsApp para poder acceder a la cuenta. Lo que intenta el estafador es obtener acceso a su cuenta de WhatsApp para robársela.
Una vez obtenido el acceso, los estafadores suplantar la identidad de las víctimas e intentan estafar a sus contactos, familiares y amigos, normalmente pidiéndoles dinero mediante transferencia.
Esta nueva modalidad de la estafa se ha vuelto tan común que incluso ha tocado las puertas de algunos funcionarios que ha tenido que dar de baja sus números celulares.
Uno de los casos más recientes se trata de un funcionario de la Fiscalía General del Estado, quien denunció que lo habían hackeado y tuvo que avisar a esta corporación sobre lo sucedido para cerrar lis grupos se WhatsApp laborales donde estabas incluidos.
Hasta el momento, este caso no llego a más, pero son comunes las víctimas que han denunciado que, luego de haber sido engañados, sufrieron robos de cuentas bancarias a través de esta modalidad.
Los primeros reportes sobre estos robos datan de la pandemia, cuando los estafadores se hacían pasar por una institución sanitaria haciendo encuestas sobre el Covid-19, para al final pedir el código de confirmación.
Poco después, la temática cambió, pero la estafa sigue siendo la misma: es un intento de robar cuentas de WhatsApp mediante un engaño.
Las autoridades estatales de seguridad hasta la fecha no han alertado sobre esta nueva modalidad de robo, ni han ofrecido datos acerca de la incidencia, por lo que se desconoce hoy qué tan grave se ha vuelto esta estafa.

Deja un comentario

Your email address will not be published.